Oh Meu Deus Lisboa Extreme (1)

lunes, 2 de abril de 2012

El sábado se tendría que haber publicado un previo... de una carrera, porque me he vuelto a poner el dorsal. En bici, para correr no estoy. Pero claro, con los unos y los ceros tengo un relación de amor-odio y a veces ellos me lo devuelven de esta manera.

En un momento de calentón, animado por este psuedoinvierno y la incipiente primavera, me entraron las ganas de hacer algo. El Aquiles sigue sin estar para muchos trotes, así que me encendí un poco y me dije 'vamos a pedalear unos kilómetros', concretamente 150 de mountain bike. Que no está mal. Quien haga bici sabrá que es una distancia respetable pero tampoco para morirse... quien haga bici. Porque el calentón y la decisión de hacer la carrera se remontan al lejano... 7 de marzo. Sí, tres semanas antes, con previsión. Teniendo en cuenta que mi base de bici era de unas 8h sumando diciembre, enero y febrero, y que no tengo el remanente de correr largo dado que no entreno duro a pie, se intuye una temeridad rozando la estupidez. En mi línea. En este tiempo he podido hacer, como entrenamientos estelares, dos días de 3h, uno de 5h y tres o cuatro "garbanzos" en el culo, por aquello de no estar acostumbrado al sillín. Siempre más o menos llano (la carrera tiene +4000m positivos) y sin prisas. Ir corto de entreno (por llamarlo algo), desnivel, poquísima montaña, hacían un cóctel curioso, pero faltaban ingredientes...

05h03, a levantarse, tiempo estimado de carrera 12h, o 13. Tiempo máximo dado por la organización, 15h. Sabíamos que era un terreno cachondo, con pocas subidas largas (cota máxima a unos 370m), pero se intuían muchas, cortas y duras. 10km/h de media es una media de mountain bike duro, pero creo que estaba en condiciones de hacerlo, pero no sabía si para 150km, distancia que no alcanzaba desde mi última carrera de 24h, también en Portugal, en Viseu.

Hablo en plural porque iba con mi hermano, él sí hace bici, sigue haciendo carreras de 24h (posiblemente sea el español con más carreras de estas) y actual líder del PTOpenXCR, digamos que el campeonato portugués de 24h. Lógicamente la rémora iba a ser yo, se debería adaptar a mi ritmo y él iba a entrenar.

Últimos datos antes de salir: se salía de la misma Lisboa, debajo del famoso puente Vasco da Gama, es decir de la desembocadura del Tajo (Tejo para ellos); autosuficiencia (ni avituallamientos, ni controles de paso, ni agua ni hostias, o comprabas algo por el camino, o rellenabas fuentes o te buscabas la vida); se llegaba al Atlántico, es decir, cruzabas toda esa península donde está Lisboa, Cascais, Sintra y demás, y de vuelta a Lisboa; y la orientación era por GPS, no estaba marcada.

Salida en solitario


A las 07h00 salimos, neutralizados, por alguna calle, carreterita, un par de paradas para reagruparnos. En la segunda y dado que llevo la horquilla sin aire, sacamos la bomba y la inflamos, a ver si vuelve a la vida, momento que se da la salida. En unos 30", quizá un minuto, estamos en marcha, otros dos han tenido algún problema y tampoco han salido con el grupo, vamos a por el pelotón y van lanzados. Entre que nos saltamos un cruce, me parece verlos a lo lejos en un valle, ya nos meten 2-3' mínimo, pero como llevamos GPS no hay problema, vamos a por ellos, sin mucha prisa pero solos. Yo llevo mi 401 apagado, mi hermano lleva dos GPS (305 y Vista), vamos sobrados de orientación. Pero hace mucho que no la practicamos, todo requiere una costumbre o un aprendizaje previo, y nos vamos saltando muchos cruces, perdiendo más tiempo, a este paso no alcanzamos al último, pero no pasa nada, apenas estamos empezando, ya vendrá Paco con las rebajas y alguno petará. Bastante barro (el día anterior ha llovido fuerte, para el día de la carrera hay previsión de algo de lluvia), charcos, la cadena que ya va sin aceite, y vamos entrando en carrera.

Tras 15km, en una zona de duda, nos alcanzan los dos que habían salido tarde como nosotros, vamos juntos los cuatro un momento, y llega la sorpresa... ¡vamos al revés! me grita mi hermano. ¿¿¿¿Qué???? Cuando quieres seguir un track llevas el zoom muy cerca para ver los desvíos y cruces con claridad, con la escala entre 80 y 300m, y así llevábamos el GPS (yo ya lo había encendido), pero al alejar el zoom vimos con estupor que íbamos en sentido horario, no antihorario. Intentamos avisar a los otros dos corredores pero estábamos en una bajada y no nos oyeron; hicimos lo que se llama un Kaburaki...

Media vuelta. Llévabamos casi 20km... Cabreados y sin comprender lo que había pasado, tratamos de pillar el track en su sentido lo antes posible sin hacer grandes atajos. A grandes rasgos hay dos formas de volver a la senda buena, o por carretera (quizá des vuelta pero avanzas rápido) o por el mismo camino que llevabas (ya sabes lo que hay y digamos que no había pérdida, pero tenía barro y era lento a tramos). La tercera opción es la que nunca debes hacer: tratar de pegar atajos al track original sin conocer la zona. Es la Segunda ley de la orientación (la primera es reconocer que te has perdido). Cada uno queríamos hacer una cosa (es el problema de ir "por equipos"), discutimos un poco y al final seguimos el track que habíamos cogido al principio, teníamos que cruzar un río o canal y retomar la senda correcta. Pero no pudimos cruzar ese canal hasta la misma Lisboa de nuevo. 40km y 2h40' perdidos. Y algo más cansados. Al coger el camino bueno pillamos un potente barrizal y comprendimos qué había pasado.

Antes de salir nos dijeron que había una zona con mucho barro que tratarían de que evitásemos, ahora sabíamos que era esa zona y por eso nos neutralizaron al principio y nos sacaron más o menos por el track de vuelta, con un poco de asfalto y ahí, tras el coche de la organización, se cogería un camino y llevaría a los primeros kilómetros de la ida saltándose ese tramo de barro. Luego vas hilando y claro, no habíamos visto apenas huellas -cien bicis delante dejan un huella clara-, teníamos subidas demasiado pronto -el principio sabíamos que era llano-, pero en el momento y siguiendo el track fielmente no caes en eso.

Solo unos segundos tuve dudas de qué hacer: si veía muy muy justo hacer 150km, 190 se me hacía excesivo; si 15h de tiempo total era razonable para según que circuito, con casi 3h de pérdida estábamos fuera de clasificación; y lo más importante era que podía ser casi peligroso agotarme al extremo y que mi hermano tuviese que intentar buscar ayuda si reventaba de verdad, nadie sabría dónde estábamos al ir tan lejos del último, y podría complicarse la cosa. Pero fueron unos segundos, y rápidamente se me olvidaron esos pensamientos, empezamos a darle y en los primeros kilómetros contando la pérdida seguíamos con una buena media de casi 15km/h.

Empieza la fiesta

Lo que no quería era ir contra el crono, es cruel y da lugar a errores, pero teníamos que ir alegres de ritmo. Tras 20km cómodos, empezaron las subidas, primero moderadas, y cada vez más duras, con subidas empujando y metiendo todo el desarrollo en casi todas ellas. Los llanos se reducían a cruzar un pueblo... del que salían en un cuestón del 20% con planto pequeño y corona grande ¡todo el desarrollo por asfalto! Personalmente iba un poco alucinado de las rampas que nos estaban metiendo, muy al límite de desarrollo y técnica, una tras otra; no es que estuviera fuerte ni que yo precisamente la técnica del gran Nicolas Vouilloz, pero torpe tampoco soy, íbamos fluidos pero la media estaba cayendo mucho. Sin calor, con meteo estable, sin perder tiempo apenas, orientando un poco mejor, al menos íbamos avanzando.


Se subía todo lo que se podía subir, todas eran de plato pequeño (para mí), y de 5-6km/h, las bajadas, de frenar mucho y pedregosas a ratos, moderadamente técnicas para quien monte en bici, muchísimos cruces, muy ratonera, nada nada rápida, y sin llanos o terreno suave para avanzar. Tras unas horas, primer pequeño percance, pinchazo. Muy poco después, segundo, se cae mi hermano parado (no le suelta el pedal), y rompe un cierre de la zapatilla, podemos. Vamos comiendo, rellenamos en un par de fuentes, no vemos el Atlántico ni de coña. Más subidas de empujar de las de 2km/h, a las 14h00 (hora tope estimada de empezar la vuelta) habíamos pasado los 75km totales, estaríamos en tiempo de no ser por los 40km perdidos.

Como decía, el recorrido es bonito en el sentido de que cruzar una península y vuelves. Algo excesivo para mi gusto al subir todo lo subible, sin descanso, a veces me parecía algo artificial, como queriendo endurecerlo en exceso, sin zonas intermedias para recuperar y rodar un poco más tranquilo, bastante técnico tanto en subida como en bajada para ser una prueba tan larga, y con el tiempo ajustado.


El ritmo es algo cansino por mi culpa, hay que ir con tacto, no quiero reventarme tan pronto, pero sé que vamos algo lentos; me jode no poder subir la media en algún terreno agradecido -¡si es que no hay!- pero al menos vamos aún en torno a 12-13km/h de media. Estoy muy sorprendido con mi rendimiento, 5-7-8-10h de carrera y en ningún momento me siento cansado, ni necesito parar apenas, voy comiendo bien y sin hacer esfuerzos tontos, no me estoy quemando las piernas y aeróbicamente voy bien, en cualquier momento puedo pegar una explosión tremenda, pero contando que mi último esfuerzo de más de 2h -sin contar los pseudoentrenamientos de esta tres semanas- fue en abril (Tenerife), no voy nada mal.

Atántico, y de vuelta

No sé qué hora era, pero mucho más tarde de lo deseado, llegamos al Atlántico, de postal, absolutamente precioso el sitio donde llegamos, por un sendero costero. Foz do Lizandro. Unos tipos haciendo surf, otros pescando, nosotros alucinando. Me gusta el mar, creo que si hubiese nacido en costa me hubiese dedicado a la vela y mi sueño sería la Volvo Ocean Race o la Vendée Globe.


Tocar y volver. Digo: "en siete horas estamos en el coche". Premonitorio, oiga.
s

P.D.: Oh meu Deus significa Oh, Dios mío, o como el Oh my God en inglés...

+: Oh Meu Deus

15 comentarios:

Nacho Cembellín dijo...

Je, la de vveces q he vivido algo similar en Raid de aventura. Una muy buena fue en la sierra de la Estela, en Portugal. Estuvimos cinco horas perdidos... un buen marron. Y pero fue en Chile, un dia entero... me da q me voy a liar otra vvez con los Raid. Buenos recuerdos.

CorriendoporelCampo dijo...

Enhorabuena por lo de ponerte un dorsal de nuevo y por lo bien que te encontraste (y no lo digo con segundas por lo del track)! Quién tuvo, retuvo... Ya sabes!
Quique

ser13gio dijo...

Me recordó a eso, sí, a los raids, los dos solos, haciendo nuestra carrera sin nadie más. Curioso, me gustó. La segunda parte no fue tan bueno. Quiero convencer a un colega para hacer un par de raids de los de Antoño, en plan muuuy tranqui, a ver si lo consigo, aunque es un poco gaylord...

La segunda parte no fue bien, pero bueno, el recuerdo ya es bueno, y para eso lo hice.
s

davidiego dijo...

Ay pobrecito...!

Anónimo dijo...

Me partooooooooooooooo aún, jejeje.
Somal.
Tipos duros que sois joder!

Mapatxe dijo...

Ni uno,ni dos......si no tres GPSses y perderse.
Acabo de borrarte de mi lista de asesores en material de orientación.Lo sepas.je,je

F. Fernández dijo...

Tanta tecnología para al final mirarlo al revés, jeje. Esperamos la segunda parte del relato.

PD: Tu hermano también debe hacer las suyas, ¿tiene algún blog?

Jaume Tolosa dijo...

Ademas de feo te pierdes con una facilidad que asusta. En el parchís encontrabas la subidita de tu color?

spanjaard dijo...

Esto es lo que se llama que se te desmorone un mito.
Claro que este, hace tiempo que ya, ni mito.
Esperemos festival del humor en la segunda parte.

Ay deus meus, qué desgarramantas.

SPJ

ser13gio dijo...

Y lo que os reís a mi costa, pandilla de desgraciados. Os suban el IRPF, os caiga un rayo y entre una cagalera.
s

DavidP dijo...

Suscribirme a todo lo dicho referente al número de GPS´ y aún así perderse.... En fín, semos asín!!!.

Muy buena pinta la "carrerita" y me alegro ENORMEMENTE de que vuelvas a ponerte un dorsal, sea a pie o sobre ruedas. Vuelta a los ruedos, si señor!!!.

Welcome back!!!

Por supuesto "ansiando" la segunda parte.

Saludos.

DavidP.

davidiego dijo...

s,
el IRPF ya me lo subieron, la cagalera la tuve en pleno intento de rebajar mi marca en media y ojalá pudiera almacenar el rayo para poder tener electricidad gratis.

ser13gio dijo...

F., que se me había pasado: marathonbiker.com

Somos unos desastres, unos más que otros, David P. Segundo parte en breve instantes.

DVD, entonces tú ya tienes tu parte, el resto que coja la suya de deseos malignos de parte de un servidor.
s

MarathonBiker dijo...

Buena batalla. Lo que pasa es que ya me la sabía, me suena, porque... allí estaba con mi hermano. Las sensaciones, las hablamos por el camino: las de un raid. También me gustaron. Menos mal que nuestros padres no van a tener más hijos, pero sería bueno un estudio para saber si lo transmitiremos a los nuestros (el trastorno mental).
Sólo un fallo en el relato, estoy muy lejos de Jaume Ribosa en carreras de 24h, que tendrá unas 30; yo ando por 15-16 (no me acuerdo y no me apetece hacer memoria).
Saludos

ser13gio dijo...

Vale, el segundo español, no sabía que Ribi llevaba tantas, vaya angelito.

Nuestros hijos tendrán consolas y dinero para irse de fiesta y que no se conviertan en los pobres estúpidos que son sus padres. Plometido.
s

Related Posts with Thumbnails