Crónica de una tendinosis aquílea (3): poniendo parches

jueves, 17 de enero de 2013


Día 35. 04/10/2010. Papiloma en el pie... no menos de tres meses de tratamiento. Nada contento con el tendón, me molesta casi lo mismo corriendo, pero más después. No me gusta, no lo acepto de "coco". 56'05"


El papiloma, que vete tú a saber dónde me lo he pillado (es un virus, generalmente lo coges en zonas húmedas y no convenientemente limpias) y desde cuándo lo tengo, lo confundí durante meses con una dureza, me la limaba como otras y tan tranquilo. Cierto día me di cuenta de que no tenía la misma textura y que siempre crecía, no como las durezas, que si bajas los entrenos también bajan. Finalmente llegué a la conclusión de que no se iba a ir así como así, así que fui al médico (...muchos meses después). Dado su tamaño ya no se podía atacar con crioterapia, con lo que el tratamiento era mucho más largo. Diariamente me tenía que cortar la dureza lo que podía con un bisturí y aplicarme unas "tiritas" que quemaban químicamente el virus. Esto que parece así resumido un rato, me llevaba unos 30'-45' diarios, que me quitaba de descanso, me pegué decenas y decena de cortes en los pies con los putos bisturís y algunas noches el parche me quemaba, porque arrasaba con lo bueno y lo malo. Sólo tras tres meses de tratamiento diario y cuando apenas quedaba 0,5 cm2 me aplicaron el nitrógeno líquido y desapareció lo poco que quedaba, pero las decenas de horas, el daño que me hice, etc., fueron míos, en parte por habérmelos dejado tanto y haber crecido hasta tener cierto tamaño. Lo importante, y lo relacionado con el Aquiles, es que me quitaron descanso.

Hielos, automasajes, más estiramientos, bici. Tratar de correr poco y con tacto. No tengo aún prisa, tengo un mes por delante antes de empezar lo que supongo que será la temporada, aunque no la tengo decidida. El año pasado se me quedó la Libyan clavada, el imbécil de Gadafi y su ego nos impidió pisar el desierto unos pocos días antes, y quiero volver. Me tengo que recuperar en este mes o iré de culo. Estoy calmado, un mes es bastante tiempo, no quiero agobiarme, las prisas nunca son buenas. No me doy masajes, no voy al fisio, entiendo que no es grave y no quiero preocuparme, no quiero que la bola de nieve crezca.

Como curiosidad, un día me puse hielo (no el de todos los días, no el de casa) y molestaba, estaban comiendo y me revolvía, mucho frío, pero lo aguantaba. Al quitármelo el talón estaba completamente blanco, congelado, me quedé con una cara de alucine importante, ¡me había congelado todo el talón! Ay cuando empezó a descongelar... vaya risa. Importantísimo dolor y quemadura de varios días en el Aquiles, lo que me impidió darme cremas, ponerme hielo o automasajearme.


Durante octubre me va saliendo poco a poco un bulto, visible desde detrás. Tiempo después sé que es una bursitis (posterior), una medida de protección ante un esfuerzo intenso, como casi todo lo -itis. No me gusta verme un "chichón" en el tendón de Aquiles. Nada.


Día 37. 06/10/2010. Primer día de descanso total desde finales de 2001.

Día 45. 14/10/2010. Francamente sólo me he acordado un par de veces del Aquiles; más bien iba petadillo y con malas sensaciones. Me gusta porque voy pensando en otras cosas. Molesto de pie (papiloma, un poco quemado). Vuelvo a las pesas. 1h16'50"

Día 51. 20/10/2010. Hoy es un buen día. Descanso bien, otro humor, hace muy buen día (chubasquero, pero sobraba) y las sensaciones son decentes. Sigo sin fiarme del Aquiles y no quiero recaer, pero me vuelvo a olvidar. 1h12'37"

Día 57. 26/10/2010. Salgo un poco decepcionado porque me molesta el Aquiles, ¿recaida?, ¿semana pasada un poco intensa?, ¿fruto del abandono? Estiro bien, 10' suaves y entrenando no voy mal, pero después lo noto. No me gusta. Hoy me baja el pulso. 1h15'31"

Día 62. 31/10/2010. Media maratón Dunas de Corralejo. ¡Divertidísimo! Salgo animadillo, Top25, cuento y voy el 22º al entrar en la arena; recupero algo pero la gente va rápido y he desyunado algo tarde, cuando paso de 155ppm noto que no voy suelto y amenaza la alarma de petar. Poco a poco voy soltándome, haciendo "trucos" en la arena y progresando bien, poco en puestos. Me divierto, poco sufrir y cada vez mejor. Adelanto a un cuarteto cerca del primer avituallamiento, donde paro a beber, iba algo seco. Desde ahí hasta pasado el segundo, dunas suaves, sin hundirnos, un tío pegado todo el rato detrás de mí, pero sin calor y viento moderado en contra. En la pista final se queda mi acompañante 'rémora', y le pego algún cambio y corro bastante bien en el cemento-asfalto... y me dicen que soy ¡séptimo! cuando yo creía que era 12º, de lujo, muy contento, a 12' de Roger Roca y sin dolores ni sensación de haber sufrido ni nada. Fantástico. Muy contento.


Empiezo la temporada al día siguiente, el 01/11/2010... tras una competición. Raro, pero fue así, no pasa nada. Ni siquiera anoto este primer día que es el comienzo de la temporada porque no sabía si empezaba ahí o no, porque ni siquiera tenía el objetivo fijado. Se me había pasado el mes que me había dado para recuperar y estaba indeciso, sin saber si las molestias eran algo pasajero o había algo serio. Fui subiendo entrenamiento a una velocidad importante, lo que hago siempre desde hace unos pocos años, dado que cojo forma demasiado rápido tengo que concentrar la temporada en tres o cuatro meses porque si no me paso de forma con mucha facilidad. Eso sí, cuando la empiezo no hay margen para el error, tengo que subir entrenos fuerte y eso me lleva con el gancho, y siempre cojo la forma muy al final, justito. Psicológicamente es bastante estresante porque van pasando las semanas, el objetivo se acerca y tú sigues flojo para semejante evento, pero es la única forma que he conseguido para no sobreentrenarme, me pasaba con mucha facilidad en el pasado y es algo que detesto. Recuérdese la tabla del anterior post, subes de entrenamiento, la forma (y músculos, tendones...) mejoran por la presión del entreno; y otra vez a apretarle las tuercas, y otra vez lo fuerzas a mejorar.


Día 67. 05/11/2010. Duermo poco y mal, y no estiro durante la mañana. El Aquiles lo noto mucho, voy mal, cansado, lento. Mal porque la mayoría era previsible, y mañana toca largo. 1h31'21"


Desde el 6 de octubre el descanso no ha sido bueno, no hay día que duerma del tirón, ni al principio, ni en el medio ni al final, si no me despierto tres veces lo hago quince, soy de dormir poco profundo y me afecta. Sin duda es otro factor a tener en cuenta y no lo tuve. En una espiral de cansancio, unas veces mejor y otras peor, pero siempre cansado de más. El problema no es tanto estar cansado, sino el haberlo ignorado. Es un error fundamental, pero una vez más creo que sólo con esfuerzo y voluntad lo soluciono todo. Gran error. Da lo mismo cómo me levante, voy a entrenar lo planeado, soy muy poco flexible porque sólo con esfuerzo y negándome alternativas "fáciles" voy a progresar. Además, me forma, como deportista y persona, las privaciones y la dureza me vienen bien, aunque duelan y me agoten, pero es la forma que mejor me ha ido en mucho tiempo. Más duro es mejor... El error es mayúsculo, pero en el momento no podía cortar entrenamientos por un "simple cansancio". El simple cansancio era un agotamiento crónico porque cierta personajilla me despertaba una docena de veces al día. En dos años dormí cuatro días del tirón. Despertarme todos los días doblado, todos, no solo los de entrenos fuertes ni de lunes a viernes, el 100% de los días se me hizo extremadamente duro y afectaba a mi recuperación, tanto entre entrenamientos como al respecto del Aquiles.

Consejo #3: necesitas descanso, sin él nunca recuperarás una lesión. Y tranquilidad en tu entorno. Ambos factores pueden estresarte aún más de lo que ya estresa de por sí una lesión y evitar o ralentizar una recuperación. Sin descanso no te recuperarás, nunca, porque tu cuerpo no está a eso, está a "sobrevivir". Lo mismo para tu entorno, necesitas paz y tranquilidad, no más estrés.
s

13 comentarios:

Antonio Morales dijo...

Lo del descanso se puede conseguir...lo del entorno a veces es complicado, entre otras cosas porque no todos viven con tu afición y no es ético anteponerlo a otras prioridades familiares... Es duro esto de ser deportista popular.

Charli dijo...

Tremenda verdad la última reflexión, la tranquilidad en el entorno es fundamental, ya me tocó una lesión larga sumada a situación personal complicada y ni te cuento, de hecho estoy convencido que empezó a mejorar en cuanto desapareció el problema "no deportivo"...

ser13gio dijo...

Creo que el descanso no es lo único, y dormir tampoco, se puede dormir y no descansar y descansar "sin dormir"; al igual que porque duermas y descanses puedes no tener esa paz que necesitas para recuperarte. No hablo de estar meditando y con los astros alineados, simplemente que algo no te produzca aún más estrés que la que te aporta una lesión. Veo que ambos me dais la razón, no andaba muy desencaminado.

Saludos,
s

robertin dijo...

Descansando todo se cura !! (bueno, casi todo...), y muchas veces por descansar poco y mal nos ponemos en la cuerda floja.

Dolores y tensiones musculares, muchas veces son reflejo de preocupaciones y tensiones de otro tipo.

Bruto con el hielo !! Yo tb me quemé una vez, y desde entonces mucho más cuidado.

ser13gio dijo...

Disiento, creo que el tiempo y el descanso no lo cura todo. Por ejemplo una tendinosis, la estructura ha quedado tan degradada que o haces algo (excéntricos) o no habrá cambio, ha conseguido el tendón una adaptación para ir tirando y si no le presionas en otra dirección, se quedará como está.

Pero completamente de acuerdo en que muchos temas deportivos pueden salir de situaciones personales o laborales, no podemos independizar cuando queremos.

Sí, se me fue la mano, pero no esperaba que para tanto, creo que nunca olvidaré verme el tendón blanco blanco, me quedé impresionado, si llego a estirarlo lo parto. Y tampoco creo que olvide el dolor mientras se descongelaba, serían diez minutos, pero madre mía qué dolor, acojonante. Mira que los médicos me han dicho que las tendinitis (como empezó esto) son dolorosas, y no recuerdo ni un día más allá de la molestia (el umbral del dolor lo tenemos alto los cenutrios...), pero esa quemadura sí dolió, la leche.

Saludos,
s

David dijo...

Valla experiencias que nos regalas SerGIo, es verdad lo que dices, para descansar de verdad tu cabeza tambien tiene que hacerlo, si estas con presiones laborales o de familia eres un firme candidato a las lesiones, me pasó tal cual.

Saluditos!!!

spanjaard dijo...

Lo siento pero no logro ponerme en tu lugar y evaluar con cabeza qué empezaba a ser desesperante para ti. De todos modos he hecho el esfuerzo. Eres un amigo así que tenía que intentarlo.

Espero que se me tenga en cuenta y un día te invites a un ribera del Duero y un cordero asado o algo.

Yo, por un amigo y una de cordero, mato.

SPJ

Noel dijo...

¡¡¡Qué grima la foto!!!! me imagino la situación, en la mesa comiendo y tú pensando "joder pues pica un poco,eso es que esta haciendo efecto, bien bien.Aguanto hasta el cafe y luego me lo quito"
Importante este diario para tipos como nosotros, de memoria debil en cuanto a dolores y lesiones varias se refiere.

Joan Miquel dijo...

Grandiosas las reflexiones que nos vas regalando e increíble que vayas guardando un diario tan exquisito.

Yo también acabo de ser padre hace muy poquito y ando como un pollo sin cabeza por el mundo. Durmiendo poco y mal. Los primeros días me frustré mucho al no poder seguir mis entrenamientos como solía. Me sentía culpable al ver pasar los días y sentir como se esfumaba lo que había construido los últimos años.
Ahora que ya he asumido que durante los próximos años mis retos son otros, me siento mucho mejor.
Lo poco que entreno lo hago a conciencia y sin remordimientos, no fuerzo el descanso para sacar horas al día y sobre todo priorizo a la recién llegada :)

Un saludo!
JM

Isidro Gilabert dijo...

Lo del talón congelado lo dices entre risas, pero te tuviste que llevar un susto de muerte!!! A mí me pasa eso y me da algo!!! :)

ser13gio dijo...

Los padres -y otros peces- sabéis lo que demandan los hijos, es un cambio radical en la vida, en mi caso no me ayudó el cansancio nada en la recuperación. Aunque anímicamente fue muy bueno, es extrapolable a otras tensiones de la vida, que te salen por un tendón o por donde le plazca a tu cuerpo.

Noel e Isidro, tal cual lo decís, aguanto un poco más que es molesto pero yo que soy muy macho puedo con esto y con más, me lo descubro... ¡aarrrrrggggggggg, qué coño es esto! Susto muy serio, acojonado perdido, pero bueno, no fue a más, pero si llego a andar creo que me podría haber roto el tendón fácilmente. Soy un capullo como otro cualquiera.

Saludos,
s

erre que erre, corre que corre. dijo...

Madre mía las personajillas, el daño que han hecho al deporte.........y lo que las queremos.

ser13gio dijo...

Pues vas a tener razón.
s

Related Posts with Thumbnails