Quixote Legend 2014 - Etapa 2: Villaverde de Guadalimar-Yeste. Etapa reina

miércoles, 4 de junio de 2014

Me levanto con un trancazo considerable. Al rato nos dicen que hay 100 % de probabilidad de lluvia. Y por delante 57,5 km y +3300 m, más la paliza de ayer. El espíritu no era el mejor del mundo pero digamos que nos lo jugábamos casi todo a esta carta, porque si llegas, y aunque quedasen otros cincuenta kilometrazos por delante, ya olería a meta. Pero hoy no, olía a dureza seria.

Tras ciertas dudas de material por el tema de la lluvia y elegir modelito, me marcho a la salida. David es un plasta y veo que no llegamos a la salida. A 20 m de la misma me doy cuenta de que no llevo chip, coño, dónde está. Sé dónde lo dejé, pero ni idea de dónde puede estar porque dejé la tienda limpia. Lo digo y me dejan salir, anotando manualmente. Durante la carrera rompería el dorsal, así que casi tengo que llevar el DNI en los dientes, en fin, cosas que pasan.

Otro vez piano, con cabeza. Se sale por pista de nuevo, esta vez bastante menos, vamos en pequeños grupos y de cháchara, supongo que para descargar la presión de lo que nos espera. En un cruce nos pasamos, no fuimos los únicos a los que nos ocurrió, pero la prueba está excelentemente marcada, nada fácil en una zona de tan pocos caminos, alejada del "mundo" y más en condiciones malas de visibilidad, como tendríamos más adelante. La primera subida la hacemos a ritmo correcto, es durilla a ratos, pero razonable. Andar, por supuesto, manos en rodillas, buen tiempo, todo correcto. Vamos con Mónica Aguilera y Marc Ráfols, excelente y experimentado dúo, que al vernos bajar en el primer tramillo, entienden nuestras debilidades y en la segunda nos humillan pasando uno por cada lado. Posiblemente fue uno de los tramos más lentos que hicimos, pero vamos, merecida la pasada. Luego vino una zona un poco pestosa, de mucha piedra, pradera, lenta, ventosa y donde no estuvimos especialmente sueltos, para luego enlazar con un largo descenso cachondo que nos llevaría al primer avituallamiento, donde estaban de nuevo Pablo Criado y su compañero italiano reventado (ya le vimos el primero, con el pobre espagueti más muerto que vivo). Comimos bien, estábamos enteros, por mi parte los cuádriceps me empezaban a avisar de fiesta, 24 km en las patas y aún más de 30 por delante pero motivados.


Fue salir del avituallamiento y pisar el cable de los aspersores, empezó a chispear, nada serio. En un pliegue espacio-temporal muy frecuente en esta carrera, sentíamos que estábamos en Asturias o Galicia, todo verde, humedad, vegetación, piedras a espuertas. Jamás me hubiera imaginado que esto es Albacete y su microclima, sin duda una isla en La Mancha, es una sensación que creo que tuvimos todos, de novedad y sorpresa mayúsculas, y gracias a esta prueba y nuestra voluntad por hacerla las estamos viviendo, uno de los valores de este deporte, descubrir un poco el país o el mundo a golpe de riñón.


Tras alguna subida y descanso divisamos la siguiente trepada, olía que había que subir hasta allá, y no nos equivocamos. Al poco de empezar la trepada empieza a llover de verdad, chaqueta puesta y a por ello. Poco más adelante entra la niebla y coronando un fuerte viento que hacían que la sensación térmica fuese bajísima. Hubo un largo momento de seriedad, piedras mojadas, algún que otro "patio" como para mejor no tropezar, viento fuerte, niebla cerrada y encima lidero un pequeño grupito enlazando cinta a cinta de balizamiento con intuición y atención, perderse o dudar podía tener consecuencias. Fue un momento un tanto tenso, había que perder cota lo antes posible, con cabeza y cierta velocidad, pero sobre todo no fallar, no era una opción. Si todo iba bien era una situación curiosa, pero si algo pasaba se podía complicar. Después nos enteraríamos de habían cortado a gente en el primer avituallamiento, diez kilómetros atrás, y a otros no les dejaron subir a este pico. Me parecen decisiones acertadas porque ya digo que la situación era seria, es de los momentos en los que no se puede fallar y conviene tener cierta experiencia. 

Despejada la niebla nos encontramos con tramos francamente técnicos. Ya desde el día anterior tenía los antebrazos cargados y las palmas algo magulladas, sin duda una de las características de la prueba es la variedad de terrenos, desde pistas corredoras a tramos con técnica y donde poner el pie correctamente o no supone dejarte los piños o conservarlos. La mayoría de la técnica se soluciona yendo despacio, pero a pesar de las limitaciones del que esto escribe, creo que he hecho algunos de los mejores descensos en años, en parte por la confianza en mis tobillos (más bien las zapatillas que me los evitan), en parte por ir relajado, en parte porque nunca me sentí fuera de control ni seguí ritmos que no eran míos. Soy y seguiré siendo un pobrísimo descender, pero me defendí mucho mejor de lo que estilo/estilaba en mí, llegando a disfrutar algunos de ellos mucho. Y los hubo, algunos senderos eran increíbles, decía que una de las características era la variedad de terreno, otra la cantidad de kilómetros de sendero y "fuera pista", senderos con vistas espectaculares que parecía que los habían tallado para ser disfrutados.

Por cierto, no paró de llover hasta meta (esos son 30 km de agua), incluido un chaparrón brutal en una pista que parecía de hielo del barrizal. Fue desagradable, hubo momentos de frío, nos desgastó, pero se hizo. Aún no puedo entender cómo, con una previsión del 100 %, había gente con cortavientos, no sé si roza el desprecio a la vida o la imbecilidad, pero es irresponsable, por ti y los demás ir así. Yo fui seco, apenas pesa 40 g la diferencia de material y abriga más. Dónde está el problema de llevar una membrana de verdad.

El segundo avituallamiento lo habían movido unos metros para estar a resguardo, en una construcción abandonada. Comimos, bebimos, y nos lanzamos a la pestilente lluvia de nuevo, con más voluntad que ganas... y sobre todo sin saber lo que nos esperaba... Tras alguna subida corta y dura, corretear siempre que el terreno lo permitía, llegamos al muro. Hay que buscarle nombre, tipo Calvario, Rompehuevos, Matatrailers o algo así. Ibas por un caminito deseando llegar a meta cuando de repente giras a la izquierda y ves la madre de todas las subidas. 300 m de desnivel en cuatro. Madre del amor hermoso. A quién coño se le ocurrió meter ese rampón. Por supuesto que en meta preguntamos, y nos dijeron que el año pasado se quejaron por la pista final, pero no fui yo, ¿no?, pues no me metáis semejante escalada. Con más de 50 kilómetros en las patas te meten un 7a+, gemelos en el cogote. Pero bruta bruta. Varias veces comentamos que a qué se parecía esta carrera, David y yo sólo tenemos en común el MAM ("posiblemente la maratón bla bla bla"), Maratón Alpino Madrileño, vamos, que el MAM es un calentamiento, y la Rompepelotas esta, tipo Cabezas, pero con ocho horas -en nuestro caso- dándole zapatilla. Como todo, se acabó la puta subida, pero nos dejó tocados, aunque a cinco kilómetros de meta. Me sorprendió descolgar a David en la bajada, ¿yo? No en serio, ¿yo descolgando a alguien bajando? La Rompecrismas le estaba pasando factura, iba cieguito perdido. Desde el primer día, y si uno de los dos no fallecía, íbamos a hacer la carrera juntos, no estaba planeado y ni siquiera nos inscribimos como equipo, pero lo disfruté mucho, nos complementamos muy bien, y nos lo pasamos bien, íbamos haciendo coñas, motivándonos y apretándonos el culo (entiéndase), sin sacarnos los ojos nunca, es la segunda vez en mi vida que hago una carrera completa con alguien y me ha gustado mucho, aunque esto no cambia que siga pensando que este es un deporte individual y que ir acompañado lo simplifica todo bastante, pero bueno, de vez en cuando no hace daño. Por esto ni se me pasó por la cabeza tirar e irme solo.


Yeste se fue acercando poco a poco, teníamos la etapa larga en el bolsillo y tras una rampilla final, nueve horas después, nos ganábamos la ansiada meta, muy currada. Iba con las patas bastante perjudicadas, ni idea de cómo iba a correr/intentar correr 50 km al día siguiente (50, que no era un paseo), pero contentos de pasar este escollo tan duro, con lluvia, fresco, niebla, no fue fácil y costó lo suyo. Seguimos rindiendo muy bien, cierto que en esta etapa se nos fueron unos cuantos minutos no sé dónde, pero me sigue gustando mucho cómo estamos corriendo, raramente estoy satisfecho con mis carreras, pero esta vez entre buen ritmo, buen rollo, ánimo positivo y comer regularmente estaban dando sus frutos. Eso sí, tostado es poco, el esfuerzo fue intenso. Me noto muy cansado al rato de llegar y hay menos horas de recuperación. Si digo que estaba cansado no es un decir:

s

+: Quixote Legend

Fotos: Quixote Legend, Alfonso 'Almasy', cabronazo inmisericorde

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Awesome!
Somal

Ramon Casals dijo...

Mucha envidia por la aventura vivida, y me descojono con tu crónica, de 10. Saludos.

Carmen dijo...

Me alegro mucho por ti Sergio, a nosotros nos cortaron la carrera en el km 41, por miedo a que volviera a llover, Jajaja!!!!!!, curioso , despues de haver pasado el calvario en el mentiras, enhorabona CAMPEON!!!!!!!!! Carmen.

ser13gio dijo...

Mala persona, te ríes del mal ajeno. A hacer series al rampón ese te mandaba yo :)

Carmen, no sabía en qué kilómetro, pero sí que habían cortado en un segundo punto. Ahí el peligro había pasado, la verdad, pero antes lo vi delicado, lo de siempre, si va todo bien, no pasa nada, pero si te pierdes, con la rasca que hacía, lloviznando, con esa niebla, se podía complicar. Estaba fuera de tus manos, así que es lo que hay, yo pensé que también nos podían haber cortado, lo fui pensando un rato, se te debe quedar un poco cara de circunstancias, pero así es la vida, y prefiero un corte a tiempo aunque no siempre estaría de acuerdo, que un susto.

Saludos,
s

CorriendoporelCampo dijo...

Al comenzar a leer no sabía si esto era una blog de ultras o de relatos calientes. "Me levanto con un trancazo considerable"
Sé que este comentario no sirve para nada... o sí.
Algunos tenemos la mente sucia.
Enhorabuena por las dos primeras etapas (ya sé que terminaste la tercera y que terminaste bien, pero no me adelante)
El año que viene no me la pierdo.
Por cierto, entiendo que las zapas que te "aseguran" los tobillos son las raidligh ¿no?.
Quique

Irazu dijo...

Que entrada más guapa para leerla mientras ceno :-)

Ánimo, que ya está en el bote!!!

PD: respecto al tema de cortavientos, membranas y tal, os paso un enlace donde se explican los tejidos que hay en el mercado

http://www.landher.net/es/aula_formacion/cursos/material/todo-sobre-fibras-tejidos-y-membranas/45

Un saludo.

Anónimo dijo...

Bueno, no voy a entrar en temas subvenciones, pero si que pienso que la inscripcion es cara por lo que ofrecen, en la primera edicion fue bastante mas economica, sino recuerdo mal sobre los 160e. Y ni te cuento si la comparamos con otra carrera en formato etapas como UT les Fonts, de 120km +6000, en 3 etapas por solo 65e, y que yo sepa sin subvenciones.
Jordi.

ser13gio dijo...

Corriendo, sucio sucio, madre mía cómo estamos. Sí, las Raidlight, nunca pensé que unas zapatillas marcasen tanto la diferencia, la verdad, pero sí, me salvan los tobillos y el culo. Nunca les estaré lo suficientemente agradecido. Eso sí, cuando las quiten me matan.

Irazu, ya lo está (ya está la tercera entrega). Gracias por el enlace, ¡pero falta em MP+! (el de Raidlight), va francamente bien. No puedo entender cómo se va con cortavientos en lluvia, vas empapado, te hace viento y tienes un problemón. Para qué, si con una membrana lo solucionas en buena parte. Yo fui completamente seco y nos llovió con ganas.

Jordi, no sé cómo es Fonts, pero créeme que esta no es cara, hay que montar campamento en cada carrera, te montan y desmontan la tienda llevando todas tus pertenencias, comidas, duchas, vuelta a la salida, aparte de lo normal en una carrera (marcaje, cronometraje, avituallamientos, etc., que lo damos por supuesto). No es cara, en serio, aunque sí es dinero, claro, la zona está bastante aislada y requiere que la organización lleve todo, lo que lo encarece. Pero por supuesto una cosa no quita a la otra, cuantas más opciones tengamos, mejor.

Saludos,
s

Related Posts with Thumbnails