Ís13land - La ruta

jueves, 14 de agosto de 2014

Con una naturaleza tan desbordante, donde hay desde un desierto interior, a altos acantilados, de ríos caudalosos a glaciares, creo que cualquiera con un mínimo de inquietudes y practique el deporte que practique, tiene una posible aventura de la dureza y compromiso que quiera a poco que le eche imaginación. Hay bastantes agencias que te ofrecen aventurillas más o menos enlatadas, pero es también terreno de algunas potentes. Siempre había pensado visitar Islandia a golpe de pedal, es un destino bastante frecuente de ciclistas inquietos, y es bastante normal encontrarlos por la mitad sur, doblados por el viento y hasta arriba de carga en las alforjas. Lo dicho, échale imaginación, si quieres, y ve a por ello con cierta cautela y tratando de saber dónde te metes.

La verdad es que un servidor leyó poco, demasiado poco del país, falta de tiempo, la fecha que se acercaba, y aunque la ruta me la diseñé en mi cabeza en dos patadas me informé muy poco, lo que no es lo más inteligente. Esta es, a grandes rasgos, la pequeña historia de cómo me diseñé la ruta, una mezcla de intuición, gusto personal, información cogida con alfileres y algún giro del destino.

La ruta ciclista más típica es darle la vuelta a la isla por la carretera principal, la 1, la Ring Road, deben de ser unos 1500 km a ojo. La verdad, no me parece la mejor opción porque lo de 'principal' puedes imaginar que sea sinónimo de tráfico. Tampoco tiene arcén, sólo en la parte oriental, y cerca de Reikjavík y Selfoss, y aunque la gente es muy respetuosa al volante, casi mejor ir por la costa. Tampoco tiene apenas tráfico pesado, es raro ver camiones y las furgos de reparto que siembran el terror a los ciclistas de nuestro país, allí ni existen; aún así, lo que puedas evitar de la 1, mejor. Así que una de las prioridades era cogerla lo mínimo posible.

Otra característica mi pliego de condiciones era pasar por el interior, deshabitado, hostil... pero nunca pensé que fuera tan tan desierto. Excepto por los ríos y el clima, perfectamente comparable a las hamadas (llanuras pedregosas) que conozco de los límites del Sahara -Libia, Argelia, Marruecos-, una sorpresa casi en el Círculo Polar Ártico.

Y otra, más o menos inevitable premisa, era pasar por Reikjavík, adonde llegaría en avión.

Rutas hay mil posibles pero lo más importante es que te diga a ti algo. Las rutas (y las carreras) me deben despertar alguna chispa, algo, no sé cómo salta, pero deben de tener un atractivo. Por ejemplo me gustan las rutas históricas. Pero también las lógicas (muchas veces coinciden, no es casual). O las que unen accidentes geográficos. O las de los que los delimitan. Una frontera es una línea imaginaria de un tiempo concreto. Es artificial. Una isla, un lago, el pico más alto de la zona, no. Un 8000 es "artificial", ligado a la medida del metro, el Everest, el K2 no lo son. No sé si me explico. No rechazo tajantemente la "artificialidad", pero hay otras posibilidades que me suelen gustar más. Simplemente viendo el mapa de Islandia pensé en una ruta oeste-este. Es lo que me salió en los primeros diez segundos. No le di más vueltas hasta meses después. En el segundo vistazo vi que había que ir haciendo zig zag, la geografía no está "distribuida" de esa forma tan simple, hay accidentes que interrumpen esa línea, glaciares, ríos. Descubrí una diagonal. Buena parte del interior se distribuye en una diagonal noreste-suroeste, ríos paralelos siguiéndola. Lógicamente los caminos no luchan contra la geografía, sino que tratan de apoyarse en ella, de doblegarla con cuidado. Ese era el camino lógico, el que estaba buscando. Saltó la chispa.


En Google Earth se llama F26 y un nombre raro, impronunciable, como casi todo en islandés, idioma que se caracteriza por poner letras sin ton ni son. La F26 además pasa entre glaciares, cruzas ríos y es dura. Qué más se puede pedir. Otra chispa que saltaba. Ahora había que llegar y salir de esa diagonal, porque tenía claro que me apetecía salir y llegar de la costa, cruzar el país, la isla, si no de punta a punta geográficamente puras, sí de extremo a extremo, del Atlántico Norte al Atlántico Requetenorte. Aquí entran en juego las infraestructuras, porque debe ser razonablemente cómodo llegar o volver de. Costes, tiempo, saber que voy solo, etc. Y en qué condiciones vas a ir. A la batidora todas las variables.


Localicé la compañía aérea doméstica. Y llegaba hasta casa cristo. Thórshöfn (Þórshöfn), me mola. Vale. Por el otro extremo lo fácil era la capital, lo cual no me apasionaba por el tráfico. Pero no había otro remedio. Piensa que es plantearte una ruta en un país que no conoces, no sabes cómo te puedes mover ni si te vas a hacer entender. Añade que iba muy cargado, con un carro, con lo que mi movilidad era muy reducida, un factor a tener en cuenta.

Y entró en escena la "suerte". Sabía que Carlos García, Ultrarun, había estado en Islandia, trazando y dirigiendo una de las carreras de la empresa con la que trabaja, Racing The Planet. De hecho me trajo unos mapas, porque no siempre son fáciles de conseguir, ni siquiera por internet. Un buen día le llamé para que me asesorara, y que me diese su opinión de lo que tenía en mente. Me propuso otra localidad en vez de la capital, Thorlakshöfn (Þorlákshöfn), el el sur, donde se alojó en una guest house y era un pueblo tranquilo. Me gustó la idea. Me quitaba el truño de la capital y el tráfico. Además me sugirió hacerlo de norte a sur, cuando yo siempre había pensado hacerlo de sur a norte por facilidad, mejor empezar por un lugar habitado, donde tengas oportunidad de abortar la aventurilla y no sea muy traumático para volver o buscar cierta ayuda. Y es que el norte está muy deshabitado y las distancias entre localidades son de días. La parte buena de salir del norte es que podía enlazar vuelos, mientras que yendo de sur a norte no tendría el vuelo de vuelta y a dos o tres días de acabar, alguien me lo reservaría desde casa... si había vuelo. A la batidora de nuevo, nuevo punto de partida (o llegada) y ruta al revés de lo que tenía pensado.

Otra consulta a internet, vuelos internacionales y locales. "Anda, puedo hacer un pequeño malabar. Si vuelo con WOW me deja a las 03h30 -mejor que a medianoche, cuando suelen llegar la gran mayoría-, me ahorro una noche de hotel y traslados, y al mediodía puedo coger los vuelos locales y estar por la tarde en Thórshöfn, dormir allí y salir a la mañana siguiente."

Acepté ambas sugerencias, partiría del norte, de una pequeña localidad pesquera bastante aislada; pasaría por el centro, agreste y hostil, haciendo parte de la costa norte para llegar a la F26; y acabaría en otro pueblo pequeño pesquero en la costa sur. Uniría norte y sur, pasando por el centro, usando una diagonal lógica que algo después descubrí que también tenía su historia. La parte mala era que tenía bastante asfalto, pero es lo lógico que un país así, con una densidad de población bajísima, donde los caminos se usan cuando no hay otra opción, y donde el asfalto es una necesidad buena parte del año. Consultando el tráfico vi que la mayoría de las carreteras tenían cuatro coches mal contados. No es que me apasione el asfalto precisamente, pero al principio no me importaba, para tener algún día tranquilo y para ir haciéndome al día a día, y al final iba a ser casi deseado por avanzar más rápido. La verdad, con Google Earth como guía no puedes explorar demasiado, porque lo que te puede parecer un camino majo, allí puede ser un infierno (me ocurrió). O una valla se puede interponer en tu camino (me ocurrió). O ser una propiedad privada (posiblemente me ocurrió).

No es porque la haya hecho yo, pero decidme que la ruta no es bella:



Y es que uno de los grandes condicionantes de cómo hago las cosas es que son al flash (al según la FEDME). Los escaladores llaman escalada al flash a aquella en la que llegas, y desde abajo, le echas un vistazo a la vía, puedes ser informado, pero te pones a ella y a la primera la sacas. Esto es algo parecido, con muy poca información, usando herramientas útiles pero que se quedan muy cortas cuando de verdad te pones en serio a ello, sin poder/querer investigar ni hacer probaturas, vas y te lanzas a una ruta. Iba cargado, con un carro, no me podía meter por donde me salía del pijo. La seguridad es importante y no es el mejor sitio para arriesgar. Iba solo, la meteo es una mierda, quería correr. Los condicionantes era enormes, de mucho peso, y encima no haría pruebas, no iba a alquilarme un coche y ver la ruta antes, nadie me iba a ayudar si fallaba, era llegar y que saliese o no. Ni que decir tiene que ir así es una "temeridad", o más bien tienes muchas papeletas de que las cosas no salgan bien. Pero a veces lo hacen. Y si a eso añades una pobre preparación previa en cuanto a informarme y documentarme, ya es el doble tirabuzón carpado sin saber no si tiene agua la piscina, sino si hay piscina debajo del trampolín.

Cuando digo que fui algo temerario, es que hablé con Carlos a mediados de junio (18 de junio, creo). Compré los billetes una semana después, y dos y pico después estaba en Islandia con mi carro y mis pelotas ahogándome. Es decir, que a mediados de junio no tenía ni bien definida la ruta. Ni vuelos ni leches, claro. Y ni siquiera hice una prueba en condiciones del carro. Corrí exactamente tres días con él, en los últimos seis meses. Vamos a llamarle determinación cuando podría ser inconsciencia perfectamente. Y el colmo fue que la pista central, la que le daba la salsa a la ruta, permaneció cerrada hasta pocos días antes de salir de España, no sé ni qué hubiera hecho si no la llegan a abrirla a tiempo. este es el pantallazo del día que se abrió la F26, daba palmas con las orejas. Fíjense en la fecha, 8 de julio. Volé y salí el 16.


El redoble de tambor era cómo conseguir gas desde esa localidad tan apartada del mundanal ruido, porque no puedes volar con él, está fuertemente penado, puedes pillar pero a base de bien como te pases de listo. Otra vez la "suerte". Contacté con una casa para alojarme el día de mi llegada, y pregunté si había gas en la gasolinera o en el supermercado. No hay más tiendas en ese pueblo. Y sí, había en la gasolinera... pero la casa no tenía habitaciones para el día que llegaría, 16 de julio. A pocos días de volar no tenía alojamiento pero sí gas. Cambio de planes, no duermo, del tirón, más de 36 horas en pie, cuatro vuelos, muchas horas de espera y me meto la primera etapa según aterrice, desde el mismo aeropuerto... y que al final fue aún peor, retrasos en vuelos, ¡compré el último cartucho de gas de la gasolinera! y salida lloviendo. Es la aventura.

· Lyngholt: alojamiento en Thórshöfn. La verdad, le saqué una información vital (gas) a su dueña y al final no dormí en el sitio. Casa con buena pinta, bonita y cuidada, junto al supermercado y gasolinera. Es un pueblo muy pequeño, muy apacible, en el extremo nororiental de Islandia. Si alguien algún día se alojara por allí por esta entrada, se lo agradecería.

· Hjá Jonna: alojamiento en Thorlakshöfn. Regentado por un marino (Jonna) e hijos, es una sencilla pero agradable guest house, donde me alojé un par de días a cuerpo de rey. Pueblo a unos 50 km de Reikjavík y casi la misma distancia de Keflavík (aeropuerto) puede ser un buen punto de partida de rutas ciclistas, te bajas del avión, te metes esta primera por la costa sur y duermes la primera noche. Wifi, buen desayuno, pueblo apacible. Pueblo con supermercado, gasolinera y unos tres o cuatro sitios para comer.

· Vegagerdin: la DGT islandesa. Excelente información, actualizada y de fácil acceso. Más info, webcams y demás. Incluso hay un pdf donde te dan los datos de cuándo se han abierto las pistas de las highlands en años pasados. La media de mi F26 era el 22/06 (sur) y 03/07 (norte), buena info para reservar vuelos... pero este 2014 fue el 08/07, si llego a coger los vuelos cuando pensaba (principios de mes) hubiese tenido problemas. Este último enlace lo desconocía cuando estaba haciendo planes.

· Vedur: "Insitituto Meteorológico Islandés", digamos. Buena web. También en aplicaciones Android y iOS. De consulta (o que te lo consulten) diariamente, tiempo muy cambiante, alertas con cierta frecuencia, y alertas con riesgo serio como desbordamiento de ríos, vadeos imposibles o corrimientos de tierras. Y sismología. Por cierto, todos los vientos se dan siempre en metros/segundo, no sé si para no asustar con número demasiado grandes... pero un 10-15 ya es un viento majo y 20 es para salir volando. Importante web.

· Mapas: aquí puedes encontrar una buena selección, los Landshlutakort (Mapa regional, ignorantes, que no tenéis ni idea de idiomas) a escala 1:200000 son excelentes, escala muy buena, con ocho cubres el país.

· Safetravel: web de información de viajes y aventuras. Imprescindible. Además, puedes registrarte y mandar tu plan de viaje, puedes ir mandando tu posición con el móvil y dar alertas. Aplicación Android, Windows y Apple. Al registrarte te tienen más o menos controlado, dices qué material llevas y saben qué vas a hacer, e incluso puedes poner una fecha límite a partir de la cual, si no das señales de vida, van en tu búsqueda. Copón de la baraja. El 112 islandés es de nivelón.
s

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de Landuskholortolssonsvensson se me escapaba. Torpe de mí! :-)
It rocks!
Somal.

DavidP dijo...

Sigue, sigue!!!!!!.

Saludos.

DavidP:

Nacho Cembellín dijo...

Fotos, quiero fotos. Nos tenemos q hacer un día una ruta tu y yo… ;-).

ser13gio dijo...

Somal, idioma initeligible. Tres eses juntas. Eso no es un idioma eso es aporrear teclados sin conocimiento.

Vergüenza me da escribir semejantes chapas y pides más, DavidP. No lo puedo entender, pero bueno... Quedan unas cuantas, claro.

Pues no hay muchas, Nacho, y no de buena calidad la mayoría, no es algo que cuido... porque no lo necesito, no se lo vendo a nadie, es algo mío y que me pago yo, así que la parte mediática-imagen me la tomo muy relajadamente. Me acordé varias veces de ti (y algún amigo fotógrafo más que tengo), en Islandia no tenéis tarjetas ni discos duros para tanto paisaje. Brutal. Qué fotos hubiesen salido con la excusa del viajecito y el muñecote corriendo con glaciares de fondo. Pero bueno, qué se le va a hacer. Cuando quieras esa ruta.

Saludos,
s

FC Fernández dijo...

El 6º párrafo me lo guardo, muy bueno. Yo también creo mucho en esa filosofía de la chispa y el significado, le da un auténtico extra a las rutas/carreretas que hacemos.

Buena aventura, sigo leyendo. Saludos.

ser13gio dijo...

A estas alturas nos movemos por sentimientos, y de eso se trata. Hay fantásticas rutas "artificiales", seguir la Muralla China o canales du Midi tienen que ser la caña, pero las hay naturales con atractivos impresionantes. De ahí el Baikal, de ahí esta islandesa.
s

Related Posts with Thumbnails