Iznik Ultra: Nicea, la puerta del lago Iznik

miércoles, 29 de abril de 2015

Como conté en el previo, Iznik -o Nicea, en "cristiano", o Nicaea o Nikaea, antiguamente- es una pequeña localidad fundada el 316 antes de Cristo por un general de Alejandro Magno. Tuvo un pasado esplendoroso por dos motivos, uno, porque llegó a ser capital provisional cuando los cruzados ocuparon Constantinopla, antigua Bizancio, actual Estambul, y el gobierno se tuvo que trasladar. Y dos, por su industria de azulejo decorado, que ha engalanado las principales mezquitas del país o los palacios más suntuosos, como el de Topkapi, el de los sultanes. Todas las glorias son de naturaleza efímera por definición, y para Iznik o Nicea, no fue una excepción. Actualmente 23000 almas viven en este pequeño pueblo, en el que sólo unas pocas calles están asfaltadas y hay más tractores que coches. La zona es muy agrícola, especialmente olivos, pero tiene un potencial turístico importante por el lago del mismo nombre, casi un pequeño mar interior, que confiere al pueblo una característica personalidad.


Decía potencial turístico, aunque es cierto que algo se ha desarrollado, pero con pasta y medios se podría convertir en la Riviera turca, cosa que posiblemente no ocurra, pero actualmente tiene suficientes alojamientos para tener unas cuantas opciones, aunque el fin de semana de la carrera se completa, así que es de lo poco que tienes que reservar con antelación.

El pueblo es pequeño -¡ni siquiera ha pasado el coche de Google Street View por allí!- y sin un gran encanto, pero para un paseíto sí da, un par de mezquitas, una muralla bastante (y sorprendentemente) completa, pero sobre todo valen las vistas al lago, que son realmente bonitas, especialmente los atardeceres. Destaco dos cosas: una chorradilla, nunca había visto tantos scooters eléctricos, realmente curioso encontrarlo en casacristo; y dos, qué barato y bien se come. Iznik es el centro neurálgico de la carrera, en el mismo paseo junto al lago, donde empiezas a ver a gente paseando con buenas patas, o muchos colorines en el hotel, y la localidad que ha apostado por la prueba que, entiendo, apoya -ella, o la provincia de Bursa- como una forma de desarrollo. Creo que es un excelente campo base de la prueba, por tamaño, localización, porque la zona expo, recogida de dorsales, salida y meta está en una zona bonita junto al lago, y creo que la población empieza a ser partícipe del evento, siendo una de las razones la internacionalidad que le han intentado dar los organizadores a la prueba y también que al día siguiente, el domingo, se celebra una prueba popular de diez kilómetros, con más de 700 participantes, y hace que el pueblo, los chavales y la gente normal que ni sueña correr una ultra pueda participar también en todo el montaje que se hace en torno a las hermanas mayores.

· Hotel Belekoma: es uno de los que aparece recomendados por la organización, equivalente a un tres estrellas en España, digamos, todo correcto. A unos 500 metros de la salida, a ojo. Unos 60 € la noche, habitación doble con desayuno. Su principal desventaja es que la carrera pasa a 50 metros... para luego alejarte 500. Da rabia.

· Dos sitios recomendados para comer: Seyir Cafe (creo que es este), y Yusuf, una cadena de casi comida rápida pero también bien. En el primero comimos cinco personas por 25 €. Cuando luego llegas a Estambul y pagas 20 € por dos personas te crees que te están atracando, pero no, es lo contrario, en Iznik comimos mucho, bien y barato.


Pero la auténtica atracción es el lago, con unas puestas de sol espectaculares... eso sí, véase la primera foto, como pegue viento, se puede poner cachondo (diferencia de un día entre primera y las otras, alucinante, ¿eh?).


+: Iznik Ultra

Related Posts with Thumbnails