24 Heures du Mans 2015

domingo, 5 de julio de 2015

Entrada sólo para auténticos petrolheads.

Hay tres grandes eventos del automovilismo en circuitos, GP de Mónaco, 500 Millas de Indianápolis y 24 h de Le Mans. No creo que nunca vea el primero, no me importaría ver el segundo aunque no me gustan nada el concepto de las carreras americanas y Le Mans... está sí es La carrera. Este año, por la victoria de Nico Hulkenberg, ha sonado mucho en el pasado GP de Austria, todos (excepto Hamilton) vieron algo y están deseando correrla, de hecho Alonso hubiese sido compañero de Hulkenberg, pero su equipo no le dejó participar. Es una carrera para pilotos con ganas de disfrutar, con coches rapidísimos, con rivales de nivel y mítica.

El reglamento actual es complejo y abierto. El de Formula 1 se queda en lo primero. En muy poco tiempo se ha conseguido atraer a cuatro fabricantes, Audi, Toyota, Porsche y Nissan en la máxima categoría, otras cinco -Ferrari, Porsche, Aston Martin, Chevrolet, Chrysler- en GT (más Ford en 2016), algo realmente difícil por el importante desembolso que supone y el jugárselo todo en un día. Pero a las marcas les gustan los desafíos, se les ha hecho un reglamento para que atraer a los valientes, y que con diferentes propuestas puedan rendir al máximo nivel. Así se han hecho coches tremendamente rápidos que no tienen que envidiar nada a Formula 1, con unos neumáticos de carreras de verdad (no de espectáculo con degradación programada) -que incluso permiten correr con slicks con lluvia moderada, algo que escapa de toda lógica-, se permite hacer ensayos e ir con problemas resueltos al Día D, y unido a la competitividad surgida, las marcas, incluso no ganando, están más que satisfechas con participar. Es una carrera para marcas y coches, lo que quieren las marcas de verdad, poder apretar la tecnología al máximo, que sirva en un futuro para coches de calle, incentivar a sus ingenieros con retos mayúsculos y hacerles un examen de un día de duración. Todo reunido en la pista con más historia (83ª edición), donde todo pasa y nadie puede relajarse nunca. Las marcas que participan oficialmente no sé cuánto invierten, pero tanto o más que la F1, con un despliegue increíble, no sólo en coches, sino en asistencia a VIP, hospitalities varios y eventos que promueven.

265500 personas asistieron, en un inmenso circuito (13 km), repleto de zonas de acampada, sin precios abusivos, con muchas actividades paralelas y buen ambiente (a pesar de la ingente cantidad de ingleses alcoholizados que esta carrera atrae). Por supuesto no hay rivalidades insanas ni chorradas futboleras, se puede ir en familia, se puede ir con amigos, se puede ir solo, hay mil formas de plantearse el viaje, cosas que hacer y mucho por ver y degustar. Es una carrera para el aficionado.

Honestamente, si quieres enterarte de la carrera, quédate en casa, paga Eurosport por tener los mejores comentarios en español y listo. Pero al menos una vez en la vida -o dos- todo aficionado serio al motor debería de ir. La carrera mola, te enteras de bastante poco si no te pilla una pantalla gigante a mano, el ambiente es la leche, y los coches atronan (menos el Audi), ¿como deberían ser los coches de competición? Sólo por ver cómo los Audi y Porsche trazaban las curvas Porsche a una velocidad irreal, jamás he visto algo parecido, ya mereció la pena, pero ya digo, que si te interesa la carrera en sí, quédate en casa.

Eso sí, te perderías la Parada de los Pilotos, paseo ceremonial por las calles de Le Mans, donde ves a pasados (y actual, en el caso de Hulkenberg) pilotos de F1 motivados y felices de la vida, cómo la gente les pide selfies, se tiran del coche en marcha y se los hacen tan gustosamente. Realmente se les ve como personas, muy alejados de la imagen glamurosa y distante que quiere vender la F1. También te perderás el show de Patrick Dempsey -que yo no conocía hasta hace un par de años y al parecer es el protagonista de Anatomía de Grey-, firmando autógrafos como una metralleta pero también viviendo el momento, como una especie de Paul Newman o Steve McQueen de estos años, pero que tras conseguir quedar segundo en la categoría inferior para amateurs soltó unas cuantas lagrimillas en el podio, realmente lo vive el tío. Te pierdes también lo mejor para mí, el paseo por boxes, poder tener coches increíbles bien cerca e incluso que alguno de algún equipo te diga si quieres que se haga una foto tu churumbel pasando casi hasta la cocina. Pero sobre todo te pierdes el gran ambiente, los cochazos que aparcan en un prado y cuyos dueños estoy convencido que es la primera vez que duermen en tienda de campaña, o las muchas tiendas por si quieres gastarte el dinerito. Y, finalmente, con tu silla de camping, escuchando Radio Le Mans para tratar de enterarte de algo, con el paraguas siempre a mano, abrigado por la noche, y viendo pasar una y otra vez coches. Bandera roja, a comer algo. Que vuelven a rugir, a ver de nuevo qué tal. A la zona de niños con la mejor melodía de fondo. Y así 24 horas de carrera y alguna más de entrenamientos.

Y, por supuesto, el viernes, día en que no hay acción en la pista, rodar por la zona abierta (la mayoría son carreteras públicas), por el asfalto más suave y bien acabado que te puedas imaginar, y haciendo la impresionante recta de Hunaudières en vez de a 340 km/h a 5'/km.


Aunque quien quiera ver buenas fotos, puede acudir aquí. Cierto que el decorado y el evento son de gran intensidad; cierto que con mi cámara este no hace estas fotos, cierto; pero este tío es muy muy bueno.

9 comentarios:

spanjaard dijo...

Cada vez que escribes sobre las '24 Heures' rastreo durante días la interné para buscar esos equivalentes entre hippie y esquizoides que son las pruebas de 24h para corredores o bikers. Pasan los días y cancelo la búsqueda desilusionado viendo de nuevo que lo que existe a mano es poco atractivo, o en pista (CanDragó BCN).

Me ofrezco para relanzar una versión monguer de unas 24h traileras en circuito pequeño, carpas, barbcoas y borrachos.

No sé si has comentado que las 12/24 de Moralzarzal este año ya han sido canceladas. Presupuestos y cuentas mal echadas, me dicen.

Peste de burbuja

SPJ

ser13gio dijo...

Yo me ofrezco a ver el evento, eso sí, con cama cerca que aguanto poco despierto. Porque no me pillas dando vueltas ni loco (lo hice cuatro veces en mountain bike y hasta aquí hemos llegado; a pie, ni borracho).

Las 24/12 estaban sobredimensionadas, con patrocinador y leches, como pasa en otras ocasiones, cuando el patrocinador cae, se lleva la carrera, lo que no me da ninguna pena porque significa que tenía pies de barro. ¿Cuántas veremos caer el trail así en unos años? Puñados.

Las 24 horas a pie y en bici me da que están bastante muertas, o al menos eso me parece.

¡Y que viva el calor!

Saludos,
s

Javier Barrero Gomez dijo...

Por fin una entrada en condiciones en este blog! jeje ya sabes que estoy de broma...asi es...La Carrera.

Si quieres disfrutar de estar en una pista mitica tambien puedes apuntarte a las 8 Horas de Spa Francorchamps en bicicleta...algo es algo;-)

ser13gio dijo...

Donde estén los coches que se quiten los corredores sudorosos...

Si no me equivoco, hay una de 24 horas de carretera en Nurburg, creo que el circuito largo, tiene que ser un pepinazo. Y también versión mountain bike por los bosques.

En Le Mans -circuito Bugatti, el permanente- hay de patines por relevos.

Saludos,
s

Mr. Burns dijo...

Buen ejemplo de una carrera donde saben adaptarse a los cambios que se producen en los coches y los introducen en el reglamento. En 2006 ganó por primera vez un diesel, luego han llegado las victorias de los híbridos. No sería raro que en el futuro veamos ganar un electrico 100% o uno con hidrógeno. Lo bueno de todo es que el reglamento flexible permite la coexistenica de todos.

ser13gio dijo...

Le Mans también ha pasado su travesía por el desierto, pero esta vez, con la complicidad de la FIA y dejándoles manga ancha para organizar todo un campeonato, han dado la tecla. Y así ha ocurrido, ha crecido el interés por todas las partes. No me quiero imaginar el revuelo que se hubiese liado en España si llega a correr Alonso.

Para eléctricos e hidrógenos hay que si no reformar el reglamento, relajarlo. Pero se comenta que BMW está pensando en volver con uno de hidrógeno, así que quizá no esté tan tan lejos. Como dices, la coexistencia de muchos planteamientos es clave en el éxito, porque surgen muy diferentes propuestas y así se pueden justificar ingentes inversiones. Por ejemplo lo de Nissan ha sido un órdago importante, sigan o no por la misma línea, olé sus huevos y cómo ha tenido que molar trabajar en un proyecto revolucionario (igual que en el Zeod 'Deltawing' del año pasado, que estaba expuesto).

Mola mucho, creo que tiene sus atractivos, y creo que puede seguir subiendo, en algunos mercados (este) hasta que no vaya Alonso seguirá siendo una carrera de frikis, cosa que no me importa mucho, pero no todo es atraer a la masa, tiene que seguir habiendo cosas de 'entendidos'.

Saludos,
s

Daniel Hernando Calleja dijo...

Que flipe....

Manuelobe dijo...

Es para pocos. Estas carreras tan largas son tácticas, no es como Motogp, no hay casi cuerpo a cuerpo. A los que nos gusta el motor si, pero no lo veo para el gran público (hasta que partícipe Alonso). Además no puedes comentarlo en el bar, nadie sabe de que hablas, como me pasa con. La Volvo Ocean. .......

ser13gio dijo...

No veo fácil que triunfe en un país con poca tradición automovilística (ni velera), no, pero no tiene porqué ser para nosotros, pero quién sabe, hace unos años decíamos lo mismo de la F1. A buen seguro que cuando corra Alonso todo pichirichi dirá que las seguía desde que Schumacher corrió con Mercedes.

De todas formas, internet es un nido de nichos, da cabida a mucho más que la tele, y puede tener una buena salida por ahí, no todo es el gran público, si los medios especializados hiciesen buena cobertura, se emitiese gratis en streaming o algo así, iría subiendo poco a poco también entre los aficionados.

Saludos,
s

Related Posts with Thumbnails