'Soft flasks' Raidlight 350 y 600 ml

martes, 14 de julio de 2015

Desconozco quién creo por primera vez los pequeños 'soft flasks' o bidones blandos, yo los vi hace bastantes años en un catálogo profesional y dije "esto es el futuro". Nadie me hizo caso. Tiempo después Hydrapak se los servía, entre otros, a Salomon, y supusieron una (exitosa) alternativa en el mundo del trail. Y sin embargo, yo no acababa de decantarme por ellos.

He usado bidones de tamaño ciclista con y sin tubito, bolsas de hidratación de varias marcas, botellas de agua mineral recicladas, y varios tipos de soft flasks. He cambiado de unos a otros sin que ninguno me enamorase, a todos les faltaba algo para ser el sistema perfecto.

Pros. Las botellas tipo ciclista se rellenan fácil, se sacan y meten muy bien, entran hielos, se lavan en lavavajillas, son baratos, universales. Si además lleva tubito o pipeta, sólo apretándolos un poco ya tienes ahí el agua, sin sorber, bebes con más frecuencia. Las bolsas de hidratación te permiten una gran autonomía, las hay de 2,5 y 3 litros, se adaptan bien a la espalda y mantienen mejor la temperatura al ir en la mochila. Las botellas de agua mineral son baratas, desechables cada cierto tiempo y con buen cierre (Powerade) van muy bien, blandas para pechos finos. Y los soft flasks son muy cómodos y amoldables, ocupan menos según se vacían y pesan muy poco.

Cons. Yo no necesito dos bidones tamaño bici de 750 ml porque bebo poco, también tengo las costillas bastante al aire y en ocasiones me pueden molestar algo. Las bolsas de hidratación fueron y son un gran invento, pero más para mountain bike por aquello de no tener manos libres, dejan algo de sabor, el tubito se calienta en verano (y se puede congelar en invierno) y son algo pesadas para correr, algo que todos miramos con demasiado interés a falta de otras medidas objetivas. Sacarlas es fácil, pero a veces necesitas usar casi la violencia para meter algún soft flask, con riesgo de cargártelo, y la pereza de pelear con ellas (o cargarte el bolsillo de la mochila) hacen que bebas menos, o al menos eso me pasa a mí. Y las botellas de agua mineral no se ajustan a todos los bolsillos y como le ocurre a todo bidón rígido, no pierde volumen cuando pierden líquido.

Depende de lo que vaya a hacer puede ser un sistema mejor, como si tienes dudas de si vas a tener avituallamientos, mejor usar una bolsa que te permite llevar mucha cantidad de agua, a costa de que te pese la mochila un riñón. O si vas a usar potingue, mejor una de agua mineral porque no es un drama que te coja sabor dado que son muy económicas. Como digo, por lo general tenía varias opciones, por épocas usaba más un sistema que otro, pero sin estar enamorado de ninguno realmente.

Y llegaron los soft flasks con pipeta. Tampoco sé quién fue el primero, pero sí que la mayor empresa en servir a otras lo tenía en catálogo. Esa gran empresa se llama Hydrapak, y nunca he buscado el tamaño de la misma o la facturación comparada con Camelbak, pero creo que le está ganando la partida gracias precisamente a vender a terceras empresas. Y a ellos se encaminó Raidlight cuando quiso hacer sus primeros soft flasks.

Alguna marca ya los comercializaba, pero la verdad es que es de las pocas combinaciones que no había probado aún, si conocía el soft flasks a pelo, y la botella con tubo. ¿Sería el soft flask con tubo el híbrido perfecto? Estaba ansioso por probarlo, también por confirmar o desmentir mi hipótesis de si el tubo debería ir hasta el fondo o no, como sí ocurre en los bidones rígidos Raid de Raidlight.

Recibidos, lo primero es echarle un vistazo a la calidad percibida. Creo que no hace falta presentar ni a Hydrapak ni a Raidlight, el producto está excelentemente producido y acabado, en dos tamaños que me parecen muy lógicos (350 y 600 ml) y con detalles interesantes, como el tapón que cierra muy bien, el fondo cerrado con suavidad, "sin costuras", o la excelente boquilla blanda antigoteo. Añádase el tubito con un pequeño aislante térmico que, como curiosidad, no lo trae de serie, sino que es desmontado uno a uno y puesto manualmente en Francia a cargo de, creo no equivocarme, una asociación de disminuidos psíquicos, una forma interesante de que ellos consigan ingresos y que Raidlight tenga el producto con una pequeña funcionalidad extra y más personalizado.

Me sorprendió en la mano el peso, apenas 38,5 g para el "pequeño cabezón" y 40,5 para el de 600 ml: está claro que lo que pesa es el tapón. Son pesos ridículos, y el plástico contenedor es finísimo. Para aligerarlo ya se sabe de dónde se puede hacer, de la tapa, simplemente con hacerla más pequeña se conseguiría una rebaja sustancia, pero no creo que compense, y su generoso diámetro (41 mm), bastante mayor que muchas de la competencia, es una ayuda para meter hielos, polvitos para brebajes o simplemente rellenar en un arroyo cuando vas petado en una posición mala, comparable al pulso de un octogenario con la enfermedad del alemán ese.

Pero la gran diferencia con la inmensa mayoría de los soft flasks del mercado es el tubito o pipeta. Y desde entonces estoy enamorado. Se puede cortar, a mí me viene bien para la mochila Responsiv -muy pronto larga prueba-, hay que cogerle el truco porque según se va vaciando va de lado a lado, pero es cuestión, ya digo, de cogerle el truquillo, pero es una maravilla beber sin esfuerzo, no tener que sacarlo más que para rellenar (1/20 de las veces, digamos), que pierda volumen según se vacíe, y que rellenes con celeridad. Algún día esto cambiará, pero a día de hoy, y de lo que conozco y he probado, es, sin ninguna de las dudas, el mejor sistema de hidratación para trail. La única pega es tener el tubito a buen recaudo, que dependiendo de la mochila puede tener varias soluciones, desde soplar y dejarlo empalmado, a tunear ligeramente la mochila, pero es más fácil, empujar hacia abajo y que asome poco el tubo, pero ya digo, que es probar, y en cada mochila tendrá un truquillo y cada uno le irá mejor uno u otro. Pero creo que reúne todo lo bueno y pocas de las desventajas de otros sistemas. Me parece un producto francamente redondo (ya digo, se mejorará algún día). Algunas características más del sistema y de este producto en concreto: reduce su volumen cuando va reduciendo su contenido, lo sacas poco, boquilla girada 45º dejándola muy bien situada, sin PVC ni BPA por si te preocupa, bebes más al tenerlo tan a mano (¿a boca?), tubo corto para que se caliente menos, apenas (o nada) sabe el plástico, bajísimo peso, boquilla que no hay que mover ni desbloquear sino simplemente morder, plegado no ocupa casi nada, permite meter hielos y rellenar fácilmente. En fin, hasta que alguien invente algo mejor, algo que ocurrirá, por ahora yo voy más que feliz de la vida, aunque siempre diré que el sistema de hidratación es algo bastante personal y que requiere que lo pruebes en ti.


Ah, por cierto, como es un bidón blando, y en contra de mi idea inicial no pensada demasiado, todo hay que decirlo, no necesita tubo interior, la depresión que creas bebiendo la acompaña la pérdida de volumen del bidón, se deforma y permite salir el líquido sin esfuerzo.

Y, redoble de tambores, ¡no suena nada! Una vez le quitas el aire, cosa que ocurre en la primera o como mucho dos primeras veces que bebes; el tipo de plástico ayuda a que no suene también, y el "vacío" hace el resto. Una maravilla.

P.D.: para una completa comparativa (pero sin haber probado aún estos de Raidlight), en este blog comparan varios soft flasks. Ummm, este tipo me ha robado las fotos, voy a ir llamando a un picapleitos...

+: Soft flask 'Press to Drink Raidlight 600 ml, Soft flask 'Press to Drink Raidlight 350 ml

26 comentarios:

Mapatxe dijo...

Se te ha olvidado comentar lo difícil que es conseguirlos..............dios!!! que exito!!!!

ser13gio dijo...

Je je, esa es otra película, de terror, sin duda. No sé cuántos se habrán dejado de vender por ello, pero bueno, es lo que hay, si se prevé mal se complica todo, porque no es levantar el teléfono y decir 'oye, que me mandes mil más que me lo quitan de las manos', todo lleva meses y mientras tanto te llueve la mierda. Pero así es esto.

Saludos,
s

Mr. Burns dijo...

Duda dudosa: ¿Sirve de algo aislar el tubito si el recipiente no va aislado?.

ser13gio dijo...

Buena duda, de escéptico, me gusta.

El soft va siempre guardado, no le da el sol directamente, mientras que al tubo sí, con lo que punto para el aislante. Aparte, el tubo contiene el agua (no cae porque la boquilla hace "vacío"), y a menor grosor, más rápido se calienta (y enfría) el líquido, esto no me lo invento yo, es física, además de que es lo que te bebes primero y seguro, punto para el aislante. Y, finalmente, es distintivo, mola y pones la marca, punto para el de marketing.

La verdad, me parece un beneficio marginal (dicho esto, no he probado a quitarlos, que lo mismo se nota, en los 'camel' de tubo largo sí se nota y "bastante" -aunque a 40 ºC bebes caldo sí o sí, milagros en Lourdes) pero tampoco le veo inconvenientes.

Tampoco lo he probado con frío muy severo, cuando se llegan a congelar los tubos de las bolsas, no sé si este siendo tan corto lo hará, la gotita que quede en la boquilla es posible que sí e impida la salida de agua o incluso la dañes.

Saludos,
s

Rodador dijo...

¿Estos soft flask con pipeta no son bolsas de hidratación en miniatura?. Es flexible, tiene tubo para beber y una apertura grande para meter hielos o brebaje. La única diferencia es que los soft flask los levas en el pecho y el camelbak en la espalda, que para mi siempre es más cómodo. Donde si creo que marca la diferencia un soft flask es en esos entrenos cortos que sólo necesitas llevar un poco de hidratación en la mano, aunque yo soy más de usar cinturón para llevar las manos libres en los tramos técnicos.

Respecto al aislante de las pipetas, es un detalle Premium que se agradece, pero el truco de perro viejo es soplar por el tubo del camelbak cuando termines de beber para que el agua vuelva a la bolsa y no se caliente en el tubo.

ser13gio dijo...

En efecto, Rodador, los soft flasks (todos) son 'camel' en miniatura, los hacen las mismas marcas, están hechos con los mismos materiales, etc. La diferencia es que el camel original, en mi opinión, era de bici (o casi) y corriendo va muy bien pero la actividad en sí da para otras alternativas, como bidones o soft flasks delanteros, cosa que en bici a priori sería una aberración por posición, pero sí, los soft flasks no son más que bolsas de hidratación reposicionadas y miniaturizadas.

Ahora mismo, en carreras, donde hay avituallamientos cada 10-15 km, por lo general 2 de 600 ml, o uno de cada, permiten ir sin problema, rellenar rápidamente y creo que es un sistema más que adecuado para correr. El coñazo del camel ha sido siempre rellenar, a pesar de algunos sistemas inteligentes (Raidlight las posicionaba en el pasado en la parte más exterior para no tener que sacar toda la carga, o el asa exterior para sujetar+tirar de una vez), sigue siendo uno de sus talones de Aquiles más, actualmente, el peso comparado con los soft flasks. El camel corriendo creo que está en desuso, pero vamos, es un sistema perfectamente válido, por supuesto, esto tiene mucho de gustos y por mucho que nos digan, tenemos que encontrar lo adecuado a nosotros y las circunstancias, y punto.

Yo en camel uso lo de soplar, sí, es un truco viejo, tanto para calor como para frío intenso, y funciona muy bien, cero tecnología y sin inconvenientes.

Saludos,
s

Manuelobe dijo...

Y del ruido no dices nada? Yo no uso bidones en la parte delantera porque me jode .el ruido de las.botellas.medio vacías. Como se portan estas bolsas?

ser13gio dijo...

¡Hostiaputa, el ruido! Con lo que he rebuznado yo por ello en bidones delanteros. No, no suenan. Repito, ¡no suenan! Al succionar, te llevas el aire y al no tener aire no suenan, no ocurre con todos los soft flasks, sólo si los estrujas bien y esto es algo que no puedes hacer en los que no son de material 'camel', ese tipo de plástico.

Ahora edito para ponerlo.

Saludos,
s

Mr. Burns dijo...

@Rodador:

¿Detalle premium?. Si empezamos a usar este tipo de palabros odiosos, que no son más que inventos de los comerciales del automovil, para que la gente pague más por algo que nadie sabe a ciencia cierta lo que es, apaga y vámonos.

¿Que carajo es "premium" y por qué es más caro?. Que alguien me lo explique.

ser13gio dijo...

Ja ja ja, uno con la sensibilidad herida :) Que conste que es un término que en general aborrezco, pero que en este caso no me parece inadecuado por lo que es, una forma de darle un toque personal, de darle alguna funcionalidad extra, de marcar la diferencia de un producto hecho en serie.

¿Detalle distintivo? ¿Detalle de calidad?

Saludos,
s

Alejandro dijo...

En Lavaredo Ultra los estrene durante 120 kilometros.
Solo puedo ponerles una pega, cuando bebes la pipeta baila y es un poco coñazo ya que la mochila responsiv8 de Raidlight no tiene un pequeño velcro o cinta para sujetarlos.
No hacen ruido, rellenas rápido en avituallamientos, el agua no tiene nada de sabor y sobre todos evitas el riesgo de clavarte un bidón en las costillas si te caes.
Un softlask muy logrado..

ser13gio dijo...

Estoy de acuerdo en que baila, ya hablaré en su día con la Responsiv, y cada mochila tendrá su truco. En mi caso, cuando está 100 % llena, no hace falta hacer nada, se quedan empalmados de maravilla, cuando bebes un par de veces ya se caen, pero como todavía ocupan mucho (versión 600 ml), lo engancho con el tejido superior (por el que aguanta el tubo del 'camel'), y cuando sigues bebiendo, lo hundo un poco. Sólo hay un punto intermedio que a veces da más la coña, pero en general haciendo esto me va muy bien y, sobre todo, lo de tenerlo tan a mano sin sacarlo me parece una gran ventaja, yo he constatado que bebo más que de ninguna otra forma.

Sí, realmente creo que es un gran producto, para mí y a día de hoy, el mejor sistema de hidratación.

Saludos,
s

spanjaard dijo...

Los soflás.

Empecé a usar estos chismes por motivos conocidos de algunos y la primera fue su escasa capacidad. Eran de la marca esa de los salmonetes y tienen 500 en lugar de 600. Reticencias, una tras otra. El asunto es que eran más cómodos a la pechera que los rígidos. Bien por la idea de la adaptabilidad.

¿Y 'lo otro'?
La cuestión es que yo llevo tiempo intentando deshacerme de peso en la espalda. Probé con 750 rígidos para pavor de los diseñadores y tenderos de los salmones. ¡Que vas a joder las rejillas! ¡Que eres muy burro y que no caben!. Veo que RL ha espabilado y entendido que 2 x 500 no dan para esos 10-12km de montaña. Que no son 1h40 como tardan algunos, sino de 2 a 3 horas en la parte más cómoda del pelotón. Pero siguen siendo 1.2l y el 70% del calendario está basado en el calor. Extremo, incluso. Es poco líquido para ir con garantías. Suficiente para un ingreso hospitalario, claro. Esto va en gustos.

Mi solución ha sido la de adaptar la 'choricez' de los soflás estos. Su anatomía y maleabilidad los hace perfectos para ser un tercer bidón tumbado en la parte trasera-exterior de la mochila. Así sumas 1.5l (en caso de mis 500cl) y un muy potente 1.8l si usase estos que amablemente nos brinda Sergio.

De todos modos se corre mucho mejor en invierno. XD

SPJ

ser13gio dijo...

En invierno se te congela la neurona, y se puede comprobar empíricamente porque no escribes aquí.

A lo que vamos, si el tema es cantidad porque eres un flojeras, usa 'camel' y listo, con el hándicap de rellenar. Si no, dos flasks podrían/deberían ser suficientes, hablamos de 1,2 litros (1,5 litros la mayoría de bolsas), es una cantidad respetable, pero dejarte, si es necesario, un tercero a mano, no es mala opción pata que no pase como a las almas en pena de los tranvulcánicos que casi la diña alguno. Cunado se vacíe uno de los delanteros, haces un ágil cambio en un tris y listo. Y/o llevar un tercero vacío y 'aspirado' en la mochila no es mala idea, pesan un cagarro, y si ves que vas llegando justo a los avituallamientos y aún te da la cosa para pensar, empiezas a usarlo (así hice en la Iznik Ultra, llevaba un tercero por reglamento pero también 'por si...').

Deberías de probar estos con pitorrín, si controlas el meneíto del tubo (incluso tú lo lograrías), es un paso adelante importante.

Saludos y viva el verano forever,
s

jose manuel lozano dijo...

Una preguntita un tanto "tonta" para algunos pero ....Normalmente las medidas de sales para el agua se hacen para 500 ml, porque hacer este producto con capacidad de 300 y 600? Entiendo que para que para dar más autonomía al llevar un poco más de agua, pero...¿no resulta un poco engorroso el tener que estar haciendo mediciones raras para hechar sales,....

nota: cuento esto porque yo bebo mucha agua, y para las ultras normalmente llevo la mochila con agua y los hidrapack con bebida isotónica (por aquello que de que no quede sabor en la bolsa de la mochila)

ser13gio dijo...

Si fuese de 500 ml justos... no entraría nada más, ¿no? Es decir, estás haciendo la mezcla con 480, no con 500, porque algún volumen ocupa el isotónico o el gel, ¿no? De todas formas, nadie te obliga a llenar el soft a tope, si quieres mantener la proporción, usa sólo 500. Y, una cosa más, que se licue más no es problema, puede serlo (comillas) el que vaya más concentrado algo, pero más disuelto, no.

Haces bien en mantener la bolsa sin sales ni nada.

Saludos,
s

erre que erre, corre que corre. dijo...

Pero si yo no te he dado permiso para enlazar mi blog....Creo que es un producto bueno sobre todo por su capacidad y por su medida de boquilla.
Creo que te dí las gracias por las fotos no? si no lo hice es que tengo la enfermedad esa alemana. Gracias por facilitarmelas, porque comprarlos era imposible.

ser13gio dijo...

Yo no pido permiso, qué coño es esto, ¿un ministerio? Paso. Para mí, aparte de lo que dices, la clave es la pipeta, es el gran descubrimiento por mi parte (sin desmerecer el resto).

Ya te puedes comprar una docena.

Saludos,
s

Luciano dijo...

En junio corrí la Zugspitz Ultra en Alemania. Con la bolsa del corredor (la más completa que recuerde) nos dieron un soft flask de Salomon de 500. Pero como al día siguiente de la carrera me encontré otro tirado en el parking, me volví con dos :)
No creo que sustituya a los bidones en la parte delantera de la mochila (siempre he corrido con ellos y estoy más que acostumbrado), pero es buena la opción de llevar uno vacío en la mochila por si las moscas.

ser13gio dijo...

Joder, buen regalo, porque vale a PVPR 19,00 €, y útil. A mí los bidones nunca me apasionaron, dentro de que los he usado sin problema, los soft hasta la fecha tampoco, al no ser rígidos son un coñazo meter y acabas dando de sí la tela que los contiene, pero estos con el tubo sí me parecen un gran acierto y el mejor conjunto hasta la fecha. Y sí, llevar uno vacío es buena idea, yo he llevado muchas veces uno, de esos de plasticorro, malillos, pero tienes el contenedor por reglamento y/o para una necesidad, y no pesan nada.

Saludos,
s

Kepa Koldo dijo...

Buenos días, he adquirido una pareja de estos bidones y al sacar el tubo del tapón no lo consigo meter hasta la posición que estaba, mi pregunta es si el tubo sobrante por la parte inferior del tapón hay que cortarlo, porque en la imagen veo que los pliegas hasta el tapón y los míos traen un tubo interior de unos 5cm de longitud, que impedirían plegarlo de esta forma.

Muchas Gracias
Un Saludo

ser13gio dijo...

La nueva versión (azul) es diferente, porque el de este post (transparente, digamos) no asoma el tubo por debajo, por eso se puede plegar completo. Pero en el otro -que entiendo es el que tienes- sí asoma esos pocos centímetros. Desconozco el porqué, porque no aprovecha más (creo) el soft, en los de este post, los ya antiguos, se aprovecha hasta la última gota. Posiblemente la parte final, la que se cae cuando está flácido, se mantenga un poco mejor, pero desconozco si es por este motivo o es un beneficio colateral. Mientras no coja aire la unión tubo-tapón, no creo que le afecte en nada que baje o no ese trocito de tubo, quizá sí sea mejor para la opción no-pipeta, pero no te lo puedo confirmar, te mentiría.

Saludos,
s

ser13gio dijo...

No he caído antes, creo que es para poner el 'chupete' del sistema no-pipeta. Es que todavía no tengo uno para afirmártelo seguro.
s

Kepa Koldo dijo...

Te pongo el enlace de la imagen para que veas la diferencia de como venia, yo creo que trae ese sobrante por si le quieres dar mas longitud al tubo, pero es tan justo por la parte inferior del tapón que no entra. A lo mejor tirando con unos alicates se puede poner como venia, pero no veo que sea práctico.

http://i64.tinypic.com/28k61de.jpg

Meter ese poco me ha costado muchísimo porque el tubo o se deforma o se dobla pero no se consigue meter más.

Un Saludo

Kepa Koldo dijo...

Desde la Web de Raidlight me han contestado que tirando con una pinza si lo conseguiré llevar hasta su sitio, pero que esta duro. Al final ya lo he conseguido.

Muchas gracias

Lo que todavia no se es porque esta versión tiene ese trozo sobrante de tubo ademas uno es como un cm más largo que el otro, imagino que sera para regular la longitud en función de la mochila en la que lo utilices y el sobrante se queda dentro, lo que me faltaría probar si se puede aprovechas hasta la última gota con el tubo y no quede agua en el bidón.

ser13gio dijo...

En cuanto vengan más voy a pedir uno y quiero ver cómo va, los vi hace tiempo, pero no probé a meterlo, sí lo saqué y puse el 'chupete', sin tubo.

Sin tubo ya te digo que se aprovecha todo el agua, en los antiguos no dejabas una gota.

Saludos,
s

Related Posts with Thumbnails