Bastones Raidlight Trail

miércoles, 27 de abril de 2011

Como mis orígenes son de corredor, no de montaña, nunca había valorado usar bastones en carreras, hasta que la cosa se fue alargando y alargando. La primera vez que los usé en carrera fue en la Trans 333, también conocido como "Más tonto y nazco botijo", esfuerzo inmenso pero en la que me di cuenta que los bastones podían tener un hueco también en un corredor puro, y es que en carreras largas se anda sí o sí, guste o no.

Por afinidad y por gustos, me atraían los Raidlight, pero entre pitos y flautas diríamos que casi los estrené en esa prueba en Marruecos. Tiempo después, y habiéndolos usado bastante más, tanto los de una pieza como los plegables, ya es hora de opinar.

Aparte de unos pocos gramos de peso, inapreciable en la mano, no te digo en la mochila, la diferencia de poder plegarlos o no tiene para mí dos características añadidas: es evidente que cuando a algo le pones puntos de unión los haces menos rígidos y posiblemente algo más débiles; pero puedes volar con los plegables con mucha más facilidad, algo que no conviene olvidar.

Dos datos: están disponibles en dos longitudes (110 y 123cm, la marca dice que el límite está en 1,72m de altura, aproximadamente) y los pesos según mi báscula son 95,5g los de una pieza (cada uno, 110cm) y 108,8g (plegables, también de 110cm).

¡Primeras impresiones!

¡Ay la hostia! ¿Qué coño es esto? Vivimos en el mundo de la ultraligereza (rozando con el de la ultratontuna), y mira que no es fácil sorprenderse a estas alturas de partido, pero cuando tienes estos bastones por primera vez en la mano alucinas en colores. Lógicamente no eran los primeros bastones que usaba, trekkeando o raqueteando ya había utilizado desde hacía años, y estos sin duda son de otra categoría con lo que yo había probado. Por supuesto que no soy experto en bastones y puede que me pille los dedos, pero quizá son los más ligeros que nunca se han hecho, y evidentemente, es de cajón, no pueden ser los más rígidos.

Primero tuve los de una pieza, aquellos que asomaban como una pararrayos de mi mochila en la 333, y aunque con mi peso necesitan cierta fuerza para doblarse, a la vista está que lo hacen. Algo desconfiado, no voy a negarlo, los empecé a probar en montaña, y tras darles bastante pisotones aguantaron bien; y también la 333. Ya en carrera, donde los usé muchísimas horas, no tuve mayor problema. La primera impresión de desconfianza se fue disipando, y aunque entiendo que pueda parecer endeble, aguantan más de lo que parecen.

¿Pero aguantan lo suficiente?

Entramos en el mundo ingenieril y de resistencia de material. Todo material tiene un punto de rotura, todos, no se salva ni uno, y el aluminio no es una excepción. Desconozco a qué valor "cascan" estos bastones, pero con cuidado, veo que es más que suficiente... si sabes a lo que vas. No puedes pretender tener un bastón de trekking de 100g y que te aguanten escalones de 1,5m si pesas 90kg; y no sólo hay que contar tu peso, sino el "dinámico", el de ir lanzado, por ejemplo al ir andando, caerte o dar un salto, por pequeño que sea, multiplica por mucho tu peso corporal (la fuerza que aplicas, en definitiva). Y no sólo es la fuerza a compresión ("empujando hacia abajo"), cuando más resistente es, sino que depende mucho qué ángulo lleva esa fuerza porque va en su contra y pandea y flecta a la vez. Como digo, si tienes asumido para qué son no creo que tengas problemas, lo que no implica que lo puedas romper, claro. Son para correr, apoyos en marcha, no hacer el borrego, braceo ágil, no ir cojo... y nunca debes olvidar el peso que tienen, no pueden resistirlo todo.

Ambas parejas, plegables y de una pieza, en mi caso están rectitos ellos, sólo una vez uno dobló ligeramente, pero una parte buena del aluminio (el Zicral es una aleación de aluminio, 7075 para ser más exactos; también se conoce como Ergal)) es que es bastante elástico, y hasta llegar al punto donde se producen deformaciones irreversibles, dobla muchísimo. Ni que decir tiene que no voy a probar hasta donde doblan...

No todo es el "palo"

Puedes hacer el "palitroque" muy ligero pero el resto debe acompañar. El puño es un ejercicio de minimalismo, una gomaespuma con cierta memoria con un rejilla envolviéndola, más sencillo no puede ser. Pero funciona.

La punta no es tal, es casi roma (ligeramente cóncava) y no debe darte problema en viajar como equipaje de mano en aviones, a mí no me supuso problema, y lo he hecho dos veces (cuatro, contando ida y vuelta). El material es "carbono", no fibra de carbono, sino acero más aleado con carbono, para una mayor resistencia.

También llevan "dragonera", la cinta por la que introduces la mano, que sirva tanto para que no se te caiga como para traccionar con el pulgar: parece mentira, pero bien puesta te ayudas muchísimo del pulgar y puedes relajar la muñeca, conviene invertir un poco de tu tiempo en saber cómo ponerte la cinta y ver lo bien que va. No es ajustable, cosas de la ligereza extrema.

Los plegables llevan además una goma con un clip para cerrarlos y que no se abran, ligero y sencillo.


Y ahora los plegables

Nueva falta de desconfianza. Porque al tener varias piezas -cuatro tramos por cada bastón- no puede ser igual de rígido por muy bien hechas que estén las juntas, siempre tienen un pelín de holgura que hace que pierda rigidez. No es mucha menos, pero es apreciable. Me reitero, son bastones de ataque, no para pasear por el campo, para correr ultras potentes, llevarlos varias horas en la mochila y que no nos penalice el peso, usarlos con agilidad y fluidez. Si tu mochila pesa 14kp o vas a usarlo muchas horas en un trekking de días, no pasa nada por llevar 100g más, hay otros bastones mejores para esos usos; lo mismo si crees que se puede hacer esquí de montaña con ellos, pues no; pero si vas encebollado con el peso, con cargar poco, con usarlos sólo unas horas, deberías tenerlos en cuenta.


Como digo, no soy experto en bastones, pero no sé si hay otros que llevasen el original sistema de unión entre tramos: una simple cuerda interior como el de las tiendas de campaña, y un nudo final que hace de tope en una muesca del puño. Increíblemente sencillo. Desde entonces, que yo sepa, al menos dos marcas han "innovado" usando este mismo sistema de tramos a-lo-tienda-de-campaña en una inspiración que roza el plagio, me parece a mí. Siempre han sido telescópicos, con sus ventajas e inconvenientes (por ejemplo, si se te dobla un pelín un tramo no vuelve a entrar... o a salir), y ver un sistema tan sencillo que se monta en cinco segundos hace replantearnos lo de que "está todo inventado".


Concluyendo: no son unos bastones de todo uso, son para flipaos del peso -como la mayoría de nosotros- que saben lo que se compran, sus limitaciones, pero también sus ventajas, para usarlos en esas largas subidas que tanto gustirrinín nos dan, y para el resto del tiempo meterlos en la mochila y ni acordarnos de ellos.
s

© Sergio Fernández - http://ser13gio.blogspot.com

+: Bastones Raidlight Trail, Bastones Raidlight Trail Plegables, Protector de Bastón Raidlight

+s13: Index: Material, Index: Pruebas de material

18 comentarios:

Dani dijo...

La verdad es que impresionan, al igual que su precio.........

Próxima visita: Decartón. Estamos en crisis.

JAUME TERES Y XESC TERES dijo...

a mi me gustan mucho los plegables de Camp, de un peso parecido , pero quizas de mayor rigidez.

ser13gio dijo...

Dani... es Raidlight, no verás demasiadas cosas baratas de la marca; es distinto a que sea costoso, que cueste más de lo que valga.

No los he probado, ni los he visto en directo, no opino, pero tienen buena pinta, sí, Camp hace cosas muy majas.
s

DIEGO dijo...

Yo gasto unos rigidos de Leki para entrenar y los Raidlight para las carreras, efectivamente los rigidos te dan una confianza que no la puedes buscar en los telescopicos, pero estos ultimos tienen un peso y unas dimensiones que se agradecen, y si los usas con cabeza te sirven y mucho

chelis dijo...

Gracias de nuevo Ser13gio por una nueva clase sobre material técnico.
A este paso tu blog será como el libro gordo de Petete.
Me rio yo de wikipedia.
Volviendo al artículo del que hablas en esta ocasión, yo también tengo los plegables de Raidlight y valen lo que cuestan.
Nunca he sido partidario de los bastones, sobre todo de los clásicos telescópicos, pero utilice los de raidlight en una carrera por etapas (La GoreTex Transalpinen run 2010) y puedo certificar que son la bomba.
Los puedes llevar en la mano, bien abiertos o cerrados, ya que ni pesan ni molestan. Plegados caben en cualquier lado y se abren y cierran en cuestión de segundos.
El sistema de apertura y cierre es de lo más básico y funcional, con lo que nunca dará problemas.
Y además aguantan lo que les echen.
Eso sí, yo solo los he utilizado para subir.
Absolutamente recomendables.
Como dices Raidlight puede parecer caro, pero es sinónimo de calidad y sobre todo ligereza.
he visto unos sospechosamente iguales de Ferrino. Desconozco quien ha plagiado a quien

ser13gio dijo...

Diego, buena idea, tener unos de batalla y otros de 'competi'.

Chelis, me alegro de que coincidamos, no me resulta nada fácil opinar, porque esto queda escrito y siempre alguno por privado -o no- me echa en cara cosas, es cuestión de tiempo. Por eso estos comentarios reafirman un poco, tanto al que esto escribe como la "línea editorial", intento mojarme con tacto. Afortunadamente también hay gente a los que mis consejos le vienen bien.

Con los años me he ido dando cuenta de que no hay producto malo (casi ninguno), sino compras inadecuadas, y este es un claro ejemplo, si piensas hacer un trekking con ellos y apoyarte fuerte en desniveles importantes, no son para ti, hay otros productos excelentes en el mercado.

(Aunque lo desconozco, me da que los Raidlight son anteriores, estoy casi seguro, pero no afirmo, por eso -y por otras razones- no lo he puesto en el texto)

Saludos a ambos,
Petete13

Llanis dijo...

Puedes explicar lo de traccionar con el dedo pulgar ¿¿?? Se entiende que la tracción que permite no apretar la mano a la empuñadura (no se debería en casi ningún caso) es colocando la dragonera por la parte posterior de la muñeca para que el peso recaiga sobre ella y la palma de la mano. De esta manera solo se usa el pulgar y el índice como mera sujeción flotante a la empuñadura. Para que nos entendamos es el mismo sistema que se usa en esquí de fondo. Cuanto más se aprietan las manos a las empuñaduras más se cansan los brazos, por eso es imprescindible meter la mano en la dragonera de abajo a arriba dejando caer el peso en los laterales de la palma de la mano. También conviene acompasar bien el paso, una vez puestos en marcha, y en el ángulo adecuado. A la hora de subir el apoyo del bastón nunca por delante del talón que queda atrás (píe lado opuesto) si vamos alternado 1,2,1,2,1,2… En caso de que el desnivel sea muy fuerte mejor usarlos en paralelo y lanzarlos unos palmos por delante del pecho para poder colgarnos bien de ellos (de las dragoneras) y palanquear a tope. El modelo plegable del que nos hablas está diseñado solo para subidas (buenos por su ligereza), no sirve para apoyarse en bajadas técnicas (demasiado endebles). Técnicamente unos bastones bien usados son de gran ayuda por la palanca que se consigue y por lo que descargan a espalda y piernas. Ahora bien, si no se utiliza con ellos la técnica correcta terminan siendo un incordio para el que los usa y para los que van a su lado más aún. Lógicamente cuando se llevan los palos de la mano sin plegar, en algún tramo de carrera, las puntas deben de ir hacia arriba, así no apuñalaremos a los que van detrás mientras braceamos. Cuestión de sentido común que a veces cuesta que algunos entiendan... En cuanto al precio, por supuesto, está sobredimensionado, como todo últimamente, lástima que los bancos ya no regalen el dinero y nos hayan convertido en pobres de un día a otro. Sergio, esperamos con impaciencia tu siguiente Gadget… ¡Saludos majete!

ser13gio dijo...

Hostia, vaya lección de bastones, se ve que controlas un huevo.

Lo de traccionar con el pulgar es más o menos como en la foto - no se ve muy allá- (y entiendo, como dices), no apretar como un besugo la empuñadura, sino hacerlo de la dragonera más bien y con el pulgar y el índice poco más que equilibrar y mover el bastón. Como bien dices, aprietas mejor y se cansan menos los brazos. En mi caso, eso sí, en la Trans 333 me costó una pequeña tendinitis del extensor de los pulgares, porque nunca había hecho ese gesto antes y menos miles de veces de una tacada, pero vamos, sin problema.

Para bajadas, como también dices, apoyos ligeros, guiarte, digamos, pero algo liviano, ayudarte en algunos puntos, pero no quedarte suspendido en ellos porque los cascas.

Yo prefiero ensartar a los rivales, que se jodan, por capullos, je je.

Ya lo comenté en el post del material de la Transgrancanaria (lo edité días después) que por reglamento no se podían usar los 10 primeros kilómetros, medida inteligente cuando vas seguro que corriendo, algunos con ellos en la mano, mucha gente junta y braceando; y con las puntas protegidas. Alguno se ha tenido que quedar tuerto en alguna carrera seguro.

Miraré la próxima vez que los use dónde apoyo, eso que dices de antes de la altura del talón, no me había fijado; ya digo que no controlo el tema y aunque leí algo de ello está visto que tiene mucha más chicha de la que parece.

Gracias y saludos,
s

Llanis dijo...

Para evitar la tendinitis del extensor de los pulgares coloca la mano dentro de la dragonera (una vez metida de abajo a arriba) como si fueses a dar un golpe de karate y así el peso recaerá principalmente sobre el canto de la palma de la mano y dejará al gordito libre de tanta presión. Unos guantes de bici vienen bien para evitar rozaduras si la dragonera no es acolchadita. ¡Feliz día de los Trabajadores!

Somal dijo...

Joder Llanis, qué nivel!!!
Gracias por la info!
Sergio, algunos de tus lectores aportan cosas, jejeje.
Lástima que otros seamos bultos
;-)

ser13gio dijo...

Gracias Llanis, prometo probarlo.

Nivelazo, eh, vaya lujo. Tú también puedes aportar, Somal, en cuanto te saques el Graduado verás cómo se te abre la mente como en Matrix. Feo.
s

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.

Anónimo dijo...

hola, que diferencias veis con los ferrino?

ser13gio dijo...

¡Que son una copia!

No los he probado, no puedo opinar.
s

Chapi dijo...

Son caros, pero merecen la pena.

Yo los acabo de estrenar en los 101Km de Ronda y me han ido de maravillas.

Con dos cinchas, los llevaba enganchados en un portabidón trasero. Ni los nota que los lleva encima.

Es una gozada como se pliegan y despliegan en un momento.

Se lo recomiendo a todo el mundo que haga carreras de trail

ser13gio dijo...

Caros no, costosos, que es diferente...

Me alegro de que te gusten. Tienen su aquel, son para lo que son, pero creo que es un producto interesante. Por cierto, ya están los nuevos de carbono disponibles, por si piensas cambiar... http://es.raidlight.com/boutique/stpi/1722-bastones-trail-plegables-carbono.html

Saludos,
s

Chapi dijo...

Sergio, los compre hace un par de semanas así que todavía le quedan un poco de campo que tragar

Nos vemos

Related Posts with Thumbnails