2017...

lunes, 1 de enero de 2018

Recordaré el año ido por un neuroma y un viaje deportivo-turístico a México. Con muchos problemas cumplí el objetivo planeado, pero el precio a pagar fue alto durante la preparación y a posteriori. Porque desde finales de abril no entreno, hago deporte. Entrenar implica practicar una actividad física de una forma planificada con un objetivo específico. Y no ha sido el caso. El único objetivo serán mis Reyes Magos, pues el próximo 5 de enero me operaré del neuroma y espero, tras unas horas que no minutos de recuperación, volver a ser capaz de plantearme algún reto relativamente pronto. Porque aunque deseo más que pocas cosas en la vida vaguear tras una temporada intensa, a partir de ciertos meses empieza a crecer dentro de uno esa mezcla de mala leche, ansiaviva y ganas de apretarse las tuercas que llevo conteniendo unos meses por falta de incapacidad física, porque aunque uno es en general de poco pensar, a veces, sólo a veces, se toma las cosas en serio y no quería para mí otra temporada de dudas y dolores, y hasta que no tenga bastante claro que tengo el pie recuperado no volveré a entrenar, a pensar en grande y a tener algo sólo mío en la cabeza.

El objetivo fue, como hago desde hace décadas, más allá de lo deportivo, y no puedo estar más contento por ello, por guiar mi vida deportiva hacia estos derroteros y ver más allá de poner un pie delante del otro, no podemos encajar mejor esta visión y yo, no es casual, por supuesto. Tras mi aventura azteca no he dejado de hacer algo, un poco de esto y un poco de aquello, y me ha inquietado un poco que no me he sentido tan miserable como esperaba con tantos meses de inactividad forzada, inactividad entiéndase un máximo de 24 km corriendo ocasionalmente, bici y nadar. Lo que recientemente me ha llevado a cuestionarme si podría vivir sin retos a la vista. Creo que es la primera vez que me lo planteo.

El caso es que sí me he buscado/encontrado algún reto intermedio, un par de rutas en bici de montaña de en torno a los 200 km, una de tarde-y-mañana vivaqueando, y otra non-stop que me llevó 23 horas con un calentón considerable, con algunos minutos de vivaqueo pero esta vez no planeado. Y recientemente un 5k con dorsal -repito, ¡un 5k con dorsal!, ¡¡¡yo!!!- que me tuvo entretenido unas semanas. Hice un par de test a 3'35" -fuerte, sin morir- y 3'33"/km -a morir, muerto- para saber a cuánto salir, y confiaba en el efecto dorsal y el asfalto para bajar algo la media. Al final fue de 3'23"/km aunque no era asfalto e iba con zapatillas de montaña no ligeras. Y una tontería así me dejó la mar de satisfecho. Creo que es por volver a sentirme atleta, curiosa sensación que no esperaba volver a experimentar nunca más en mi vida.

Un año raro en lo laboral, malo en lo personal, complicado en lo deportivo, me hacen mandar el 2017 a tomar por culo con todas mis ganas y desde lo más profundo de mi corazón. No me quito la sensación agridulce, y aunque sé que todo es susceptible de empeorar, también puede mejorar.

Mis mejores deseos para el que lea esto. Vamos.
 
s

15 comentarios:

Diego Lezcano López dijo...

Pasaba yo por aquí para meterme contigo y faltarte el respeto, pero me ha gustado el vídeo así que solo me queda desearte que tus males sanen pronto y toda esa mierda de que tus deseos se cumplan y tal. Un fuerte abrazo y disfruta el 2018

ser13gio dijo...

Me alegro de que tu mensaje sea el primero, ni mejor que ni peor que otros, pero me gusta. Intentaremos que se cumplan. Lo mismo digo. Cuidarse.
s

Alejandro dijo...

Seguro que 2018 será más propicio porque 2017 ha sido aciago para muchos de nosotros ...Mucha suerte Sergio con esa operación. Salud y kilómetros

michel dijo...

Ánimo con la operación, al video le falta la cara de entrada en el 5k

santi castella dijo...

Lo mejor del vídeo es la media vuelta que das en el 1´12 y empiezas otra serie en subida jajaja. Un saludo

ser13gio dijo...

Gracias Alejandro, será mejor y la operación espero que me deje correr muy pronto y a tope. Porque si no funciona la otra operación es abrir el pie como un melón y quitar el nervio, esos son muchos meses parado. Ánimo para ti también y esperemos que vaya todo mejor.

Pues no llegué muy mal, Michel, de hecho a 300 m de meta pensé que me quedaba un kilómetro, lo hubiese hecho pero justillo. Tengo vídeo, pero hay que saber bien quién era. Y no, no voy muy mal, no fue al 100 %, ni muy lejos claro.

Santi, esa media vuelta con salero mezclado con aversiseacabaestesuplicio, porque desde hace dos años mis cuesta son cortas y pocas pero a morir. Y me cojo unas toñas considerables. 10x110 m, acabo a tope tope, durísimo. 1 km de caja y me falta camino de vuelta a casa, de lado a lado.

Saludos,
s

ser13gio dijo...

Autocomentario: para hacer este vídeo tengo 34 Gb de archivos ya recortados y he usado 233 miniclips. Me llevó unas 8-10 h hacerlo (tras perder toda la parte de mountain bike una gloria noche). Conclusión: no os compréis una cámara de estas. De nada.
s

Fran CasalF dijo...

Buenas,

Mola lo de que los retos trasciendan lo deportivo, y desde luego el camino que has abierto es super-interesante, aunque obviamente requiera mucha preparación, entreno, logística, economía, compromiso,... Y por lo que veo puedes compatibilizarlo con alguna cosilla en bici, con alguna prueba explosiva, y con lo más difícil de todo (y más importante): curro y familia. Mi enhorabuena.

Y yo creo que todos pasamos por las fases subidón y bajón, la depres post-proyecto, y la fase "ansiaviva" como tu la llamas. Tenemos que saber gestionarlo. Así que ánimo.

Suerte con ese neuroma, yo también "lo sufro", aunque el mío es chiquitín y no suele dar la lata y me recomendaron non operar (lleva 5 o 6 años conmigo, y convivimos bien). Seguro que en breve estás dando candela.

Bueno, que me lío: buen 2018 para el autor y los asiduos de este blog! Saludos.

ser13gio dijo...

Siempre diré que es muchísimo más difícil hacerlo a tu bola que organizado, pero mucho, y más si eres un cabra loca como el que esto escribe y no lleva un plan trazado. De verdad que no creo que mucha gente lo pudiera hacer así, no digo que precisamente esté bien hecho, pero tela cómo voy a veces.

La bici siempre está ahí, más tendría que hacer, que mola tanto y ves tanto por las kilometradas que te puedes meter que es la caña. Y la explosividad ha sido la novedad de este año, y no tengo pensado repetir, pero mira, ahí queda.

Sí, conozco perfectamente la sensación de bajón post-coital, lo llevo más o menos bien desde que me la reconocí, y normalmente no tengo fase de descompresión, es aterrizar y ya estoy con el curro y las niñas a tope, tardo dos semanas en deshacer la maleta, puta locura. Este año he cogido unos 28 vuelos, más de 60000 km, lo que no sé es cómo coño entreno aún.

Mi operación pretende ser leve, con camarita y tal, endoscopia, si no sería de muchos meses parado. Lo malo es que no funcione, ahí sí tienen que abrir pero bien y quitar el nervio directamente, es una operación que no tiene nada pero el post es muy largo, me daría un bajón serio si no me funcionase esto.

Igualmente, buen año.
s

Arantza Ugalde dijo...

Tengo un amigo que siempre ha dicho que el número 7 es una mierda. Y casi voy a estar de acuerdo. Aunque, si mirando hacia atrás en el año que hemos dejado, podemos encontrar algo emocionante, es que hemos vivido. Y desde luego tu video no deja lugar a dudas. Mucha suerte con tu operación y ánimo, que el 8 es un número precioso.

ser13gio dijo...

Por supuesto que ha habido grandes momentos, muchos, algunos los recordaré toda la vida, pero hay un poso amarguillo que no me acaba de apasionar... Pero bueno, así ha sido. El 8 me gusta más aunque me dé lo mismo el número en sí, a ver si la cosa va mejor.

Gracias y saludos.
s

Alfonso García Territorio Trail Media dijo...

Parece que este 2017 ha sido un año de mierda para muchos. Espero que este que empieza sea mejor para todos.

Me están poniendo los dientes largos esos retos sin dorsal. Me estoy planteando algo así para este año pero ni de lejos como los tuyos, algo cerca de Jasa.

Buen 2018.

ser13gio dijo...

Confío en que vaya mejor, la mitad está dentro de nosotros, cómo afrontas los problemas, porque ellos vienen solitos y sin invitación ni nada, se presentan en casa por sus santos cojones. No tengo problema en cagarme en la santísima trinidad y desesperarme, me preocupa cuando lo arrastro un tiempo y es cuando me deja el poso agridulce. No tengo razón para pensar que vaya a ir mal o peor en 2018, así que haré lo que buenamente pueda para que sea un buen año, inténtalo por tu parte y tendremos más posibilidades.

El sin dorsal es otro rollo, tan o más exigente a muchos niveles, sabiendo que todo te lo curras tú, que no habrá palmaditas en meta y que debes ir con algo más de margen de seguridad. Pero puede ser tan duro como la carrera más exigente del mundo y tan satisfactorio como la más concurrida de las metas o la camiseta de finisher más preciada. Este año me gustaría hacer alguna carrera, si se cuadra querría hacer algo que me atraiga por alguna razón, veré, pero primero el pinrel debe estar sano.

Saludos,
s

Daniel Hernando Calleja dijo...

Espero que los reyes te traigan la recuperación. Es buena práctica hacer mientras lo que el cuerpo te deja hacer, aunque no fuera lo que más te pone. Por cierto, detectó un tufillo a lagrimeo en este resumen, quizás estas teniendo 'influencias', juas, juas.

ser13gio dijo...

Es posible que me haya influenciado esa tendencia 'llorer' tan extendida en el Caralibro. O eres 'epic' o eres 'llorer'. A ver qué me traen los Reyes, por ahora tengo corcho por pie. Por cierto, me han hecho un 2x1, me han dos nervios por el precio de uno, yeah.

Saludos,
s

Related Posts with Thumbnails