Garmin Forerunner 405: por qué

miércoles, 3 de diciembre de 2008

No me considero un friki de la tecnología, pero me gustan los cacharrillos electrónicos como al que más; afortunadamente soy lo suficientemente rácano o cerebral para no caer en aparatos superfluos.

Para comprarme un GPS me pregunté en repetidas ocasiones qué quería para mí. Consulté catálogos, foros, páginas porno y demás información de utilidad para ayudarme a decidir.

La principal pregunta es ¿para qué lo quiero? O dicho de otro modo, ¿qué espero de mi GPS?

¿Lo quiero para seguir rutas para la montaña? ¿Para ir con el coche? ¿Para vacilar a los colegas? ¿Para entrenar? ¿Para competir? ¿Para correr y para bici? ¿Sólo para correr?

Tengo un Garmin eTrex Vista de hace un buen número de años; fue adquirido por un servidor y su hermano gracias a que el que esto escribe revendió una entradas del triunfito Bustamante: es por ello que cariñosamente lo llamamos Vistamante. Eran las primeras galas de 'Operación Truño', con lo que te puedes imaginar que el susodicho GPS tiene un buen número de años a sus espaldas. Aunque han salido al mercado infinitas mejoras, tarjetas de memoria, pantallas en color, pantallas táctiles, mapas en 3D, etc., al final este tipo de GPS sé que sólo los voy a utilizar días muy contados, sólo para montaña y para carreras donde se me exija por reglamento. Creo que cada vez va a crecer su uso en competiciones y creo que por nuestra seguridad todos tendríamos que tener un GPS de esta clase, de ‘outdoor’, de mano o de montaña, como quieras llamarlo. Pero no quería eso ahora, quería un ‘ordenador portátil’ en mi muñeca, que me dé datos básicos mientras entreno y avanzados para analizar después. El 99% de las veces entreno por sitios conocidos, no me voy a perder (…espero), quiero que la tecnología GPS mida la distancia (y con ello velocidad, medias, alturas…) pero no estoy interesado en un GPS “en sí”, quiero usar la tecnología GPS, no sé si me entiendes.

Además de tener en mi poder todos los datos para analizarlos, soy un tanto ‘adicto’ a apuntarlos con buena precisión, lo hago desde hace muchos años y me ha gustado siempre llevar un control bastante exhaustivo, lo que me ayuda años después para ver si mejoro, a qué ritmos hacía circuitos, qué pulsos llevaba, cómo estaba de forma a dos meses de la carrera, etc. Es una información muy muy útil y que conviene tener archivada, aparte de que sea parte de tu vida, deportiva y personal, que me gusta recordar a veces.

Finalmente, existe una tercera razón para usar un GPS en el día a día. Tengo muchos circuitos alrededor de casa, más o menos medidos con la bici y que siempre uso como campo de entrenamiento. Los clasifico como A3, A4, A5, A6… según las decenas de minutos a ritmo normal que tardo en hacerlos (30', 40’, 50’, 1h…); debo de tener unos quince circuitos, todos basados en recorridos parecidos que he ido ampliando, creo que hasta el A15, de 2h30’. Llevo una década corriendo por los mismos sitios. Estoy hasta las pelotas de lo mismo, me empezaba a quemar, y en temporada alta a veces se me hacía muy pesado. Sólo la tecnología GPS me permite tener la libertad -y la fiabilidad- de inventarme circuitos sobre la marcha, variarlos, unir unos con otros, hacer lo que me plazca en el momento, sin tener que ir luego a medirlo con la bici. Mi plan es “lo hago, lo registro y si quiero lo puedo repetir otro día”. Me sentía como un tren, por raíles, que no podía salir de ellos; y me gustan más los coches. En parte sé que es mi culpa el querer tenerlo todo controlado, pero sé que también es bueno saber qué haces y cómo lo haces, necesito de vez en cuando mirar los entrenamientos del año pasado y ver que voy por el buen camino, y eso ‘sólo’ te lo dan las medias de velocidad o los kilómetros totales combinado con la variable del pulso.

En su día casi sólo existían Garmin y Magellan en el mercado de GPS. Hoy otras se han apuntado al carro (Nike, Suunto, Polar…) con más o menos éxito. Tardé bastante en saber qué quería y relativamente poco en encontrarlo: los tres párrafos “gordos” anteriores no me salen así como así, son meses de ir pensando las cosas a ratos, de no cegarme por las tecnologías y de saber si estoy complicándome la vida o no.

Como buen consumidor de la web 2.0, me he fiado de blogs, foros y demás información “en primera persona”, tanto o más que de la información oficial: ambas, si las sabes diseccionar, son muy útiles.

Mis puntos de partida han sido el tema del Garmin Forerunner 405 en el foro de elatleta.com; el foromtb.com comparando el 305 y el 405; la aplicación para comparar de los Garmin Fitness; y la tarifa de precios de Trepat.

Empecé a consultar con demasiada frecuencia la página del 405, lo vi un día en Ranning (por cierto, con un 10% ahora), y...
s

P.D.: en realidad quería éste pero me queda un poco grande para mis finas muñecas...

+s13: Index: Material, Index: Pruebas de material

3 comentarios:

Almasy dijo...

Cómo te entiendo Sergio!
Yo era asfaltero 100% totalmente quemado de los mismos circuitos cada día o cansado de medirlos al llegar a casa en el google earth. Pero todo cambió el día que me regalaron el 205.
Hoy me voy hasta aquella torreta, mañana sigo por ese campo que queda a la derecha, y luego subo ese cerro... y al llegar a casa saber cuánto he corrido, cuánto he subido y qué caña me he metido

Furacán dijo...

Pues aunque ahora mismo no me lo puedo comprar ya estoy empezando a ver de que va el rollo este y de momento no es que me aclare mucho. Yo lo único que quiero es un gadget que le puedas meter tu el track y luego más o menos te puedas orientar en el monte (vale no hace falta que hable como el de los coches)bien sea con la bici o corriendo. Trazarte en tu casita tu ruta via mapa topográfico o google earth y listo. Se podrá hacer digo yo, no?
De momento por lo que estoy viendo todos tienen mogollón de funciones que si pulsómetro, velocidad, etc etc que tampoco me interesa demasiado... Vamos en resumen que me parece que busco lo contrario que tu.
Alguna sugerencia?
De momento voy empezar a mirar también en las páginas porno que no había yo caído en eso, gracias por comentarlo :-D

ser13gio dijo...

Yo estoy flipado. El aparato en sí está bien, pero es que luego descargas los datos y se me ponen los ojos del revés, por ahora, encantado. Le he tenido que quitar el ritmo porque me estaba picando demasiado, y no es plan de vovler a casa reventado por intentar hacer unos ritmos que no debes.

Furacán, este GPS quizá no es para ti, éste es más bien para entrenar y tenerlo todo controlado. Si quieres de los de llevar en la mano, los buenos outdoor, échale un vistazo a los acojonantes Garmin Colorado o los Oregon; y si el presupuesto no te llega, aunque estén un poco anticuados, los eTrex están bien, y han bajado muchísimo de precio (mi Vista me costó, sin posibilidad de meterle tarjetas SD, ni en color ni ná) más de 100.000 pelas.s

Related Posts with Thumbnails