Pulka Acapulka Scandic Tour 100

martes, 29 de octubre de 2013

Pulka. Se llama pulka, no trineo. Y si no existe la palabra, o usamos la apropiada de otro idioma o la adaptamos.

Posiblemente sea la parte del equipo más peculiar de todo lo que llevaba, el que casi no podía probar, y uno de los más costosos. De la Rock & Ice me traje la mala experiencia de arrastrar estas mierdas de chismes, sentía que me frenaba muchísimo el avance y acabé odiándolos. Mis caderas y yo. Pero para temas polares y sucedáneos, es la mejor alternativa para cargar la gran cantidad de equipo que necesitas. O la única, más bien, porque llevas mucho peso, la mochila no es una alternativa excepto en terreno muy roto y pocos días.

Aunque tras una sencilla búsqueda encuentras pulkas con facilidad, fuera de España, se entiende, la oferta se suele reducir a dos modelos, a cada cual más simplón, uno azul y otro naranja. Sé que uno se llama Paris, el otro ni me digno a buscar su nombre. Yo llevé el naranja, prestado en la Rock & Ice, muy plano, apoyando toda la panza, deformable, buenos plásticos para bajas temperaturas, pero nadie serio debería llevar algo así, y sin embargo se ven en algunas expediciones cachondas. Tras unas cuantas búsquedas por esas redes maravillosas di con La marca. Cuando leí que era el pulka de Borge Ousland, Mike Horn o Göran Kropp me convencí (quien haya leído y seguido a estos tipos sabrá de qué hablo), pero cuando vi las tarifas se me pusieron los ojos blancos: los pulkas buenos son caros. Ni aparece en el lista de precios pero sí había uno nuevo, el más pequeño, de apenas un metro de longitud, lo que yo quería para, en un principio, no cargar con material para más de una semana (recuerdo, iba a una carrera donde tendría reavituallamiento intermedio). Es el más barato con diferencia, el “Quechua” dentro de la marca, de turismo -de ahí lo de Tour-, no de expedición. El precio, unos 400 €, razonable dentro de la pasta que es, y lo mejor, unos baratísimos portes (algo así como 25 € desde Alemania, a pesar de que la marca sea noruega). Una vez recibido aluciné, con la calidad de fabricación, rigidez, buenos acabados y seriedad del producto.
Algo a tener en cuenta es el peso, primero porque es “peso muerto”, inútil, pero también por temas aéreos. Sin sistema de arrastre no llega a los tres kilos, y eso que está fabricado en una “barata” fibra de vidrio, podría ser tranquilamente un 30-40 % más ligero en carbono-kevlar, como esos modelos de expediciones polares potentes, amarillitos ellos de las fibras de aramida. Pero costaría entre 500 y 800 € más: me dejo los riñones si es preciso arrastrando, ni que decir tiene.


Otra interesante característica son los patines, no apoya todo el cuerpo en el suelo, sino sobre dos “esquíes”, piezas plásticas de poliuretano que pueden cambiarse si las desgastas. Pero sobre todo, aunque en nieve blanda se hundirá, en terreno duro mantiene el cuerpo del pulka al aire y roza menos, deslizando mejor, lo que era mi caso en un terreno como hielo, donde si estaba limpio de nieve iba de maravilla, y de hecho por algo de viento lateral o del propio gesto de correr iba de lado a lado, haciendo drifting que ya quisiera Ken Block.

Un tercer elemento a destacar es que incluye bolsa, en realidad solo es una funda superior, cosa que otros no incluyen y tienes que comprar aparte, no lleva cierre ninguno, como las bolsas estancas, le das unas vueltas al borde, cierras tres tridentes plásticos largos y manipulables con manoplas, y un elástico superior para que la carga quede lo más compacta posible, y listo. El material de esta funda es Cordura tratada, completamente impermeable, y está remachada a los bordes del pulka y protegida con una lámina de aluminio. Los remaches son, en mi opinión, el pequeño punto flojo de todo el pulka, porque los bordes interiores de los remaches pueden dañar material: tan sencillo como protegerlos con alguna cinta (yo usé de carrocero) para no dejar aristas vivas.

Y, finalmente, el anclaje del tiro se hace por sendas pletinas de acero, resistentes y sólidamente ancladas a la fibra.

El sistema de tiro puede ser de dos maneras, por cuerdas o por varillas rígidas; las segundas se usan en terreno irregular tipo Polo Norte, para grietas y ondulaciones fuertes. Las primeras, más sencillas, para el resto de usos. Usé el tiro rígido en Canadá -con palos de bambú, curioso- y me harté de que me empujara constantemente -tiras y te empuja, continuamente- así que tenía claro que usaría cuerdas. También en esto hay posibilidades, dos a los lados, cruzadas o una centrada, mi opción. Y todo el sistema de tiro era tunning total, unas pletinas agujereadas adaptadas a golpe de maza; un tiro central de fibra de carbono de un kayak de 7000 € fabricado por Lola Cars (antiguo equipo de F1) que me encontré una vez destrozado de haber volado de una baca y adaptado con la Dremel y taladradora; cuerda de escalada con nudos intermedios para tirar en grietas; y una mochila Raidlight Endurance 14L con un tercio inferior de otra mochila de la marca cosida en la parte baja para bajar el punto de tiro. Queda muy mal que lo diga yo pero me funcionó francamente bien, con solo cuatro días de test (y gracias) y acabándolo todo a última hora. Desgraciadamente la pieza de carbono me la cargué en la tarde del último día, improvisé un apaño con bridas pero si alguna vez lo vuelvo a usar, necesitaré buscarme la vida y hacerme otra pieza para arrastrar.
El pulka es excelente y si vas a hacer algo de más de tres días, merece la pena, es compacto, resistente y sólido. Evidentemente no soy un experto en pulkas, he usado dos y punto, pero la experiencia del fabricante, el cuidado en los detalles, las trabajadas curvas para mejor el rozamiento sin comprometer la estructura denotan un producto de altísima calidad, y si te fijas en expediciones polares, se usa hasta decir basta, no creo que sea casualidad, y aunque la web no se encuentra precisamente a la primera si no se comparte el link como un servidor hace, me parece que todos los que leemos con cierto interés de estos temas acabamos con lo mismo. Lógicamente no es poco dinero, pero si lo comparas con los de plasticorro, le sumas la bolsa, una plancha de madera que hay que ponerles, los cierres y los portes, no queda tan lejos del precio. Por calidad no te arrepentirás, y si tienes un patrocinador o tienes el dinero, pide que te lo hagan en kevlar que lo mismo luego te vale de decoración en el salón de lo bonito que puede ser.

Sólo le he encontrado un pequeño problema que con los de plástico no tendrías: de estar días y días húmedo y siendo el acabado interior algo rugoso, medró algo de vida y tiene una tonalidad grisácea en algunos puntos, síntoma de moho. No pasa nada, pero nunca te quedará completamente amarillo (el color de las resinas que se mezclan con la fibra de vidrio) otra vez. La parte exterior está pintada para que deslice mejor, y algunos desconchones tiene, no afectan en nada y son ley de vida, si no los tuviera es que no se ha usado de verdad.


Una gran compra para un producto de máxima calidad.
s

+: Acapulka

+s13: Index: MaterialIndex: Pruebas de material

20 comentarios:

Almasy dijo...

¿Se hace muy pesado arrastrar el trineo?

Quiero decir, cuando se va por hielo vale porque el trineo patina. Pero cuando hay nieve? ¿Se hunde el trineo?

Mapatxe dijo...

Por tu pulka, por tu pulka, por tu grandisimo pulka.........

Bob el del Bobsleigh dijo...

Mola el trineo

ser13gio dijo...

Depende totalmente del terreno, puedes ir haciendo trinchera y costar muchísimo o en hielo bueno puede ir de maravilla, que incluso el viento te lo lleve de lado. Lógicamente la otra variable es el peso, yo llevaría unos 30 kp, es razonable, pero los de 100-150 kp de polos es un tormento, así les salen las medias de kilómetros que les salen. Se hunde, obviamente, dependiendo del peso y el terreno, es una fórmula muy sencilla F/S, dependiendo de si el terreno soporta la presión se hundirá más o menos, comprimes más o menos nieve.

Mapatxe, mal, mal.

Bob, ignorante.
s

marKitu$ dijo...

Acapulka, que gran nombre para una marca!!!

Si nunca necesito uno, ya se que marca, no la olvidare facilmente!!

Saludos!

ser13gio dijo...

Pues a mí me parece un nombre sacado de una noche de juerga, la verdad. Pero bueno, lo importante no es esto.
s

Suso dijo...

Creo que se ha investigado poco el tema. Funcionarían muy bien un par de esquíes de travesía con un depósito de carga lo suficientemente elevado como para que nunca arrastrara la panza sobre la nieve. La anchura sería la misma que la huella que deja la persona que tira.

Suso dijo...

Y los esquíes con una pequeña cuchilla longitudinal para evitar el efecto del viento sobre el hielo puro.

ser13gio dijo...

Hombre, lleva investigándose un siglo, y por gente que sabe del tema bastante y vive en nieves perpetuas. Los primeros pulkas tirados por renos o perros son como dices, esquíes sobre los que van personas o carga, se sigue usando. Pero si los de ahora, para arrastre humano son así, seguro que hay razones. Ten en cuenta que con carga, o los haces muy muy largos para que disminuya la presión, o la nieve cede y tocaría siempre la panza. Habrá razones para que sean como son, seguro. No solo es el rozamiento, es el peso de una estructura biapoyada, que no siempre va por superficies estables. No es tan sencillo.
s

Suso dijo...

Los trineos que se siguen usando hoy en los países nórdicos (y se usaron en las primeras expediciones de la Antártida)son muy eficientes, quizás más que una pulka, por eso los paisanos del norte no los han modificado durante miles de años. Otra cosa es su estabilidad. Para tiro de perros y para que tire la gente de ellos. Por ello no es cuestión de razonamiento, sino de experiencia. Me da grima ver una pulka con 100 kilos o más sobre la nieve y en cambio, visualmente, es una gozada ver los patines de un trineo nórdico deslizándose sobre la nieve y no digamos el hielo. En el lago Inari tuve ocasión de probar ambas cosas, y me quedo antes con el trineo que con la pulka, simplemente por cuestión de resistencia al avance.Por supuesto que sobre hielo no tienen problema ninguno de los dos. Andan ellos solos.

ser13gio dijo...

Dependiendo del uso y la nieve (o terreno) sobre el que se vaya a ir va mejor uno u otro. Un trineo arrastrado por perros va rápido, tiene muchísima más potencia un tiro de seis o doce perros que un tío, aunque sea el más fuerte del mundo, Para nieve poco o nada pisadas y frío moderado, también es mejor el trineo. Para más frío, estabilidad, poder hacer giros más cerrados, tiro con poca potencia, etc. etc., mejor el pulka, que se sigue usando en el norte. Repito, no es tan fácil como trasplantar un trineo o pulka de un sitio a otro y me quedo tan pancho, si los mejores del mundo en todo esto saben para qué es cada uno es por algo.
s

Suso dijo...

Sergio: los mejores del mundo usan lo que tienen los fabricantes... pero las expediciones polares son enfermedades raras que no compensa mucho investigar.
En el Polo Norte, pulka... pero si tuviera que ir al Polo Sur yo no la usaría.
Larramendi le dio muchas vueltas a su trineo eólico buscando flexibilidad y poco rozamiento. Y no construyó una pulka gigante sino que mantuvo la estructura de cuatro grandes esquíes enlazadaos.
Las empresas que abastecen por tierra a las estaciones del Polo Sur, tienen que transportar grandes cargas (combustible, alimentos, equipos...) con tractores orugas que gastan una barbaridad y las transportan sobre grandes "trineos" porque son más eficientes que las "embarcaciones" (pulkas) que apoyan toda la panza sobre el suelo. Y eso es apolicable a cualquier tipo de tiro, sea hombre o máquina el que arrastra.
Yo mismo y un amigo construimos un "velero" para andar sobre el hielo en el golfo de botnia. Nos lo llevamos desmontado en el avión. Pero nunca pensamos en una "barca" que se "arrastrara" sobre la nieve o el hielo sino en una especie de araña con tres patines o esquíes para que deslizara mejor.
Cuando quiero saber qué cosa es más eficiente, me guío de la economía, y en el Polo Sur, las empresas de logísitica no "arrastran" las cargas, sino que las deslizan sobre patines. Otra cosa es que ello se aplique o no a la industria de la aventura. Ellos sí lo hacen por la cuenta que les tiene.

ser13gio dijo...

Espero que no compares llevar dos toneladas de material a 100 kp, que tire el viento o perros, a que lo haga una persona. Repito, cada cosa tiene un porqué, perdona pero ni tú ni yo somos expertos en esto, si un tío que ha hecho 30 expediciones polares lleva trineo o pulka, es por algo, y en expediciones polares tiradas por personas y medias y altas cargas -para ser arrastradas por una persona- se lleva, siempre, pulka. El 100 % de las veces. Como no iba a inventar la rueda, acudí al mejor fabricante del mundo de pulkas, y creo que adquirí un gran producto, no podía fallar en algo así, ya arriesgaba en demasiadas cosas.
s

Suso dijo...

Has usado lo mejor que existe en el mercado en este momento y yo estoy opinando y aportando cosas. Fíjate incluso que las ruedas, cuanto más anchas, peor se mueven sobre la nieve, de la misma manera que lo hace un esquí. Creo que por ahí deberían ir los tiros en un futuro y no te doy más la lata, y, perdona una vez más.

ser13gio dijo...

Nooooo, las ruedas más estrechas se hunden más... pero clavan mejor si hay suelo firme debajo. Ejemplo, mundial de rallyes, o los coches en países escandinavos, porque debajo hay suelo firme, compacto y/o comprimido. Mira los coches que se usan en expediciones polares para abastecimiento o en otros entornos parecidos con nieve, ruedas muy anchas, enormes y con muy baja presión u orugas, porque si no ni se mueven. Presión=Fuerza/Superficie.
s

Suso dijo...

Jeje... Me refiero a los coches sobre nieve blanda y asfalto... El dos caballos y el cuatro latas no se paraban... E incluso 4x4 se mueven peor con anchas... Land Rover es un ejemplo de estrecha.

Suso dijo...

En polo sur, Surly de rueda ancha.
Pero si la bici tira de pulka, con nieve blanda, mejor dos esquís con cofre ligeramente elevado.
La pulka con nieve blanda hace como un coche cuando la nieve tropieza contra el paracoches.
Con hielo o nieve dura todo es coser y cantar.

Suso dijo...

Perdón, parachoques.

Mundsocks dijo...

La verdad es que no tenía ni idea de que la palabra apropiada fuera pulka... Siempre se aprende algo nuevo!! Un saludo desde Burgos

ser13gio dijo...

No, es lo contrario, los neumáticos finos son para que se hundan las ruedas y enganchen en el fondo, en el terreno firme, así se ha hecho siempre en barro y nieve, es lo mejor, y por eso los Land Rover de serie han ido tradicionalmente con ruedas finas (mira el Discovery 4, y verás como ya no, y los fantasmas que no pisan barro van con rodillos, ejemplo BMW X6)... pero si no hay terreno firme, eso hará que el vehículo se empance, entonces lo que tienes es que usar neumáticos muy anchos y posiblemente de gran diámetro. Busca Toyota Hilux Antartica, de un preparador islandés, son los mejores preparadores y vehículos para nieve del mundo.

La fórmula que te he puesto antes P=F/S vale para todo. Si el terreno es firme puede que unos esquíes se hundan en exceso y si no llevas velocidad ahí te quedes, por eso con perros o con vela unos esquíes y la carga encima puede ser bueno. Cuando por longitud y anchura de trineo o pulka es inviable que dé una presión muy baja (sería quizá de cuatro metros de largo), todo se hundirá, queda hacerle patines para que en terreno duro deslice mejor, y en blando que sea lo más deslizante posible porque todo se hundirá. En zonas muy frías y/o con muy poca precipitación (de nieve), como la Antártida -el sitio con menos precipitaciones del planeta-, el pulka es lo mejor, pero para una tonelada de carga (Larramendi) no. En zonas de nieve muy suelta, primavera, tiros rápidos, etc. etc. el trineo es mejor por lo general y con un pulka harías trinchera.

Mund, si no me equivoco sobre quién eres, tú te apuntas a un bombardeo, así que no me extrañaría que un día arrastrases uno de estos como tu vecino Aubeso.

Saludos,
s

Related Posts with Thumbnails