Generaciones Trail

miércoles, 14 de junio de 2017

Los que vivimos estos años de trail estamos disfrutando de un cambio generacional, no necesariamente por edades, sino por estilos, que a poco que te guste más el deporte en sí que los nombres que todos recordamos, estarás disfrutando. Raramente estos cambios son bruscos, no suele haber un antes y un después sino que hay una transición, y estamos en una de ellas. Personalmente lo estoy gozando aunque suponga que corredores europeos y españoles tengan las de perder, en mi opinión. Que dé qué hablo.

Primera generación: US Ultrarunning y Scott Jurek

La generación de los 90 fue la gran explosión de las ultras al otro lado del Atlántico (tradicionalmente sólo se han llamado ultras en Estados Unidos a las carreras de 100 millas). De esta época son las grandes carreras que ahora viven en cierta medida de aquella fama, entre ellas Leadville y Western States, o el Grand Slam. Pero también carreras como Pike's Peak. Hubo algo de dinero que dio para llenarles el buche a los primeros profesionales de este deporte y posiblemente la figura más destacada de aquella generación sea Scott Jurek. Pero de aquí vienen también los Tim Twietmeyer, Dean Karnazes, Karl Meltzer, Ann Trason o Matt Carpenter.

Lo más parecido en Europa sería el germen del skyrunning, pero nunca alcanzó una gran popularidad como sí lo hizo lo ultra en los Estados Unidos. El apoyo de Fila, y en algún caso puntual de la marca relojera Sector si no recuerdo mal, permitió el desarrollo de algunas carreras que se mantienen en el calendario 'sky' y dio para la realización de algunos retos míticos como aquel del Aconcagua (Jean Pellissier, Fabio Meraldi y Bruno Brunod, aún vigente) o el intento de este último en el Everest. Pero este blog va sobre ultras, con lo que excepto casos contados, el tema sky de estas fechas no tiene cabida aquí. La Marathon des Sables existía, también de finales de los noventa es el feto del UTMB, la vuelta al Tour del Mont-Blanc pero en tres etapas, ¿alguien lo recuerda? Sólo a finales de esa década en España se disputaban poco más que la ya desaparecida prueba de Galarleiz, el Maratón Alpino Madrileño y muy al final la mítica Aneto Xtreme Running Marathon, ninguna de las tres eran/son ultras. Pero por lo general el trail en Europa prácticamente no existía, era de cuatro pioneros, y mucho menos en larga distancia.

Segunda generación: UTMB y Marco Olmo


Mientras se desarrollaba el deporte lentamente, un matrimonio francés y un avispado americano unieron fuerzas para crear el evento más importante que ha dado este deporte: el The North Face Ultra Trail du Mont-Blanc. La primera edición data de 2004, los vencedores fueron Vincent Delebarre y Colette Bocard Dawa Sherpa y Kristin Moehl (apunte de Samuel Arroyo). En los Estados Unidos lo ultra había entrado en crisis, no acabó de despegar y patrocinadores fuertes se marcharon, incluso aquellos del mundillo outdoor (como el mítico Montrail-Patagonia, lo que viene a ser el Salomon actual) desinvirtieron, y la crisis les llega hasta anteayer, y aunque han dado algún corredor de prestigio (más corredoras) ni carreras ni marcas ni elite han sido, excepto pinceladas, referencia, especialmente en el tema de carreras hay una importante brecha entre los dos lados del Atlántico.


Poco después un desgarbado y entrañable abuelete italiano (confírmese con la foto), Marco Olmo, ganaba pruebas desérticas (Sables y Desert Cup) así como dos ediciones del UTMB. Esta es la generación del trantrán, de los desniveles europeos -tan diferentes de los americanos- y del nacimiento y consolidación del trail en Europa. Consolidación y explosión, porque de aquí, y de una forma ininterrumpida, el trail no ha hecho más que crecer y siempre con la referencia de Europa. Aquí causaba shock que se pudiesen correr semejantes distancias con tremendos desniveles, rozaba el imposible, pero acabó calando en el popular y se convirtieron en los retos de toda una vida deportiva. Muchos de los corredores venían de raids, Emma Roca, Arnau Julià o Mónica Aguilera entre ellos, con cuerpos pero sobre todo actitud para acometer tamañas empresas. Y es que los 160 km -que no 100 millas aún- del UTMB eran muchos, muy duros, al alcance de cuerpos muy entrenados, y por la diferente concepción del deporte los corredores -que no corredoras- estadounidenses nunca rindieron bien en Europa (primer podio masculino, 2012, Mike Foote, Topher Gaylord en la edición inaugural, también el tercero lo fue, pero desde entonces sequía hasta 2012). Los entrenamientos eran de larga distancia y ritmo ramplón, la batuta en cuanto a material empezaba a ser claramente europea (los Raidlight y después Salomon barrían del mapa a todos niveles a las Montrail, y sólo una lejana GoLite podía haber sido relevante en el mercado de trail light) y germinaban carreras de caché por varios países del viejo continente.

Tercera generación: UTMB (Kilian's Quest) y Kilian Jornet

2008 fue el año del regicidio, el autor del "atentado" un imberbe español llamado Kilian Jornet Burgada. Curtido en las rápidas y empinadas carreras de sky running, en el esquí de montaña y con algún pinito en larga distancia (récord de Cavalls del Vent), se presentó en Chamonix como 'outsider' pero con pocas probabilidades reales de victoria. O eso se creía. No sólo ganó, sino que lideró casi toda la prueba y fue "perseguido" por la organización porque rozaba la penalización al no emplear mochila (desde entonces existe la "ley Kilian" que obliga su porteo), usar un material obligatorio muy al límite del reglamento... y porque la organización aún era demasiado francesa. Aunque Marco ya tenía edad para jubilarse, el catalán le firmó los papeles del finiquito y lo mandó a acariciar gatitos a su casa. Porque sencillamente Kilian había cambiado este deporte para siempre.

Por supuesto que los lentos y resistentes seguirían ganando carreras, hay una generación intermedia (un Chaigneau, un Chorier, por ejemplo) que ganarían varias y prestigiosas pruebas, pero en el campeonato del mundo oficioso no había rival. De esta época viene también la leyenda del esquí de montaña, por supuesto que es una gran base para practicar trail a gran nivel, pero ni es la panacea ni la solución para quien le falte esa marcha que otros sí tenían.

Pero de esta época también son los Kilian´s Quest, una serie de retos del corredor -ya convirtiéndose en mito- y su patrocinador Salomon, que supieron explotar esa parte no competitiva que era prácticamente desconocida en Europa. Y eso que no comenzó bien, con el intento de récord de Kilómetro Vertical en Cerdeña y que tuvo que cancelar por motivos médicos. Pero quién no recuerda aquella Transpirenaica donde casi "muere", ese 'coitus interruptus' del John Muir Trail y ese posterior "excesivo" Lake Tahoe Rim Trail (nunca más se ha vuelto a acercar a esa distancia). Imágenes míticas, excelente producto y un retorno de inversión brutal. Hasta que casi matan a la gallina de los huevos de oro. Kilian ha sido el primer deportista de trail que ha trascendido el ámbito del deporte, le guste o no a él o al resto, es el Fernando Alonso, el Rafael Nadal o el Pau Gasol del correteo montañeril. Lo que tocaba lo convertía en oro, ni Perry conocía la Western States cuando él corrió (y mediopetó), por cierto, yo eché lotería ese mismo año; cualquier cosa que hacía o decía suponía un pico en las Analytics que los medios supieron explotar; y "chorradas" -especialmente ahora vistas con perspectiva- como la penalización en la Speedgoat 50M de Karl Meltzer, las polémicas del UTMB y las modificaciones de recorrido, o el desnudo en la cima del Mont Blanc se convertían en virales, cuando aún no existía la palabra para referirse a la estúpida viralidad de las redes sociales.


España tiene una generación heroica de corredores (por ejemplo, Miguel Heras e Iker Karrera, quién no recuerda aquellas míticas imágenes en el UTMB del trío 'blanco nuclear' de Salomon, que no es por jubilarlos, pero están en su fase final de dar lo mejor de sí mismos, desgraciadamente; surgen algunas de las carreras más importantes de este deporte, donde también cambian de marcha algunas y se convierten en referentes mundiales (Transgrancanaria, Zegama, Transvulcania, Cavalls del Vent); y las marcas de montaña (y alguna de atletismo) muestran interés por todo esto.

Los americanos seguían rindiendo en su país pero eran vapuleados año tras año en Europa. Cuando (especialmente) Salomon exportó a sus corredores y ganaron la gran mayoría de sus carreras (Kilian, Miguel, Sandes, Chaigneau, Frost; Western, San Francisco 50M, Leadville, Pike's Peak, Hardrock) se constató que el dominio europeo era mundial, definitivamente el deporte había cambiado.

Cuarta generación: UTMB y los 'Nike Boys'

A pesar de grandes corredores como Geoff Roes, Anton Krupicka e incluso las fallidas tentativas de Jurek en el UTMB, Estados Unidos (no en categoría femenina, Kimball, Moehl y más tarde Bosio) jugaban en segunda división, no salían de su país y aunque eran invitados por exotismo y mercadotecnia, en cuanto a resultados, dejaron de ser relevantes. Hasta se les veía con material que parecía vintage cuando la realidad es que sus marcas estaban a una década de las europeas.

Puede que Dakota Jones o Sage Canaday parecieran la nueva generación americana que se intuía que iba a devolverles la gloria. No fue así a pesar de sus demostradas cualidades atléticas dejando destellos de calidad. Pero sí fueron la punta de lanza de la generación que ahora sí están demostrando que Estados Unidos puede ser el país dominante en la próxima década. Para mí la victoria de Zach Miller en la CCC en 2015 y la de la Madeira Ultra-Trail un año después fueron la demostración de que esta nueva generación llamaba a la puerta del trail mundial porque ya ganaban en Europa y en carreras de prestigio. Y sobre todo con un estilo propio. Para muchos el "ruido" del mismo Miller en el UTMB 2016 han empañado las mejores actuaciones de sus compatriotas Laney, Swanson o Tollefson, estaba claro que no era un corredor de generación espontánea sino un grupo de gente que empezaba el asalto al trono del UTMB, lo tenían todo, calidad, velocidad, experiencia, un gran patrocinador detrás...

Mientras, un obús llamado Jim Walmsley casi bate el récord de Western States, arrasaba en Tarawera este mismo año y en una carrera de montaña de corte europeo como Alto Sil apuntaba maneras. Recientemente Freriks ganaba en Transvulcania, aunque es de las "menos europeas" porque no es muy técnica (tampoco el UTMB) pero tiene un desnivel serio y una bajada final de reventar bien patas. No son uno ni dos, y aunque la espantada de Nike ha sido recogida con agrado por Hoka, entre otros, esta nueva generación es el equivalente al turbo de un motor atmosférico. Si tienen presupuesto/invitaciones y ganas de viajar -no tan común en la cultura yanqui-, la velocidad de estos corredores americanos no tiene réplica en Europa, así de sencillo. No la tiene.


Cuando ya tenía todo esto escrito (de hace semanas) y pensado (de hace muchos meses) ayer mismo leí que la fallida Western de Walmsley 2016 fue la primera ultra (100 miles) realmente competida de principio a fin. Y no puedo estar más de acuerdo. Salió a por el récord, centrado, con una técnica de atletismo... y hasta la milla 93 iba igual. Esta es la gran diferencia. Nunca he visto a nadie competir así unas cien millas, ni Kilian que siempre ha sido más reservón y estratega. Esa carrera puede que sea un hito de este deporte, ver a un tío con exquisita técnica de carrera con 150 kilómetros en las piernas es el mejor y mayor indicio de la increíble progresión de este deporte en unos pocos años. Todo esto a pesar de sus pintas de indigente del trail...

Es alucinante cómo unas 100 millas se han convertido en la nueva maratón, cómo se han acortado tiempos en avituallamientos, a qué ritmos se está corriendo desde la salida, y en qué se está convirtiendo este deporte. Las ultras son (también) pura velocidad. Y esto requiere otro tipo de corredor. No vale descubrir las series o el tartán porque pasabas por allí, no, necesitas ser un casisub30' en 10000 m; un, como mucho, 2h20' en maratón (ya tenemos a gente de trials de 2h13' en trail); y a la vez desenvolverse bien en ultras de montaña, con lo que ello conlleva (no llevar ritmos uniformes, comer, cambios de temperatura, diferentes pisadas, impredecibilidad, soltura subiendo y bajando, etc.). Pero esto, que parecía lejos para los americanos, ya han llegado a controlarlo, y sólo queda la guinda, la victoria en el UTMB. Desgraciadamente Zach Miller va a perder el tiempo en la "romería" de Hardrock y Walmsley está demasiado verde en una primera edición para ganar a un, nada más y nada menos, que Kilian Jornet (o François D'Haene), pero esa victoria llegará, no es un corredor aislado el que tiene opciones, es una generación de corredores cuyo origen es el atletismo puro y duro y que se han reciclado en trail runners con una increíble solvencia.

Nos guste o no, con algún apoyo de sus marcas o invitaciones de carreras, pueden ganarlo casi todo, también en Europa y, repito, no existen corredores europeos que tengan ese turbo que sólo lo da tener una brutal base de atletismo y correr a unos ritmos increíbles. ¿Exagero? No lo creo, y si no lo ganan casi casi todo es porque no viven aquí y aún no hay dinero para que estén cruzando el Atlántico cada mes y cuarto. Sorprendentemente Nike se retira del trail cuando estaban muy cerca de rematar la faena y marcar un hito de este deporte. Parece que el premio lo recogerá Hoka (o The North Face).

No quiero ponerme pesimista, pero no sólo los nombres conocidos van a pelear delante, es que cada quincena sale un americano que vuela como si le fuera la vida en ello, como si estuviera arruinado y sólo pudiera alimentar a su familia ganando; curtidos en crosses universitarios y maratones de asfalto, hinchados a hacer intervalos de todos los colores y que además no se les da nada mal subir y bajar, imponen mucho respeto los cabrones. Y lo peor es que no le tienen miedo a nada ni nadie.

Estamos justo aquí, a días de las Western y a menos de tres meses de una excitante edición del UTMB que puede ser una match race al estilo de la America's Cup (la de verdad). No me digas que no somos unos afortunados por estar viviéndolo.

Quinta generación: ¿Escola de Trail Runners de Berguedà?


Para mí puede que el otro cambio de marcha lo marcará el trail runner puro. Me explico: actualmente todos vienen/venimos rebotados de otro deporte. Igual que en el triatlón, por ejemplo. El día que se consiga un talento y que venga del trail desde sus inicios, "no sepa" hacer otra cosa y tenga la calidad requerida, será un monstruo de proporciones inabarcables. ¿De dónde puede salir ese espécimen? Pues quizá de España o de Francia, los primeros porque están creando una base sólida, y los segundos porque son muy buenos organizándose. Una clave: Escola de Trail Runners de Berguedà. No muy lejos de por aquí irán los tiros. Quizá.

Sexta generación: ¿Juegos Olímpicos?

Y, finalmente, si algún día esto da dinero (y/o medallas, ya sabes a qué me refiero) puede que se pase de la cuarta a la sexta generación matando a la quinta casi antes de que le haya salido la pelusilla en el bigote. Y es que si hay medallas en juego el salto puede ser otra vez exponencial, medicina mediante o no. Si tres keniatas o eritreos consiguen ganar musculatura en las patas, si algún nepalí consigue una beca para entrenar y no sólo pensar en sobrevivir, o un colombiano, ecuatoriano o rarámuri se centra unos años en esto del correr por el monte, abróchense los cinturones porque le van a dar un revolcón al trail de no te menees.

Estas dos generaciones son pura especulación, ponte un recordatorio en el correo de aquí a diez años -no en el móvil porque habrás pasado por cinco más- y relees, a ver si he fallado por mucho.
s

26 comentarios:

Mapatxe dijo...

Segun lo leia estaba pensando en los etiopes......pensaba en la vuelta que le pueden dar a esto si se meten de lleno en ello.
Buen articulo......

ser13gio dijo...

Gracias. No tienen por qué volar también en montaña, pero puede que sí. No sé si es imperativo que ganen masa muscular -una de sus ventajas en el llano son sus ligeras piernas-, pero no veo imposible que vuelen con su masa actual o que la ganen. Son tantos y son tan tan buenos que madre mía que la que pueden liar. No sé si lo veremos pero a medio o largo plazo entiendo que es más que posible, sí.

Saludos,
s

untrailrunnerdelmonton dijo...

Amen. Este tipo de entradas deberian de imprimirse y guardarse en alguna cajita de lata de esas de los cromos para leerlas cuando vayamos con muletas.

Mr. Burns dijo...

Genial Sergio, me encanta.

Dani Sanabria dijo...

Leyéndote, incluso parece que sabes de lo que hablas.... Jejeje. Me he divertido bastante leyendo el artículo, con muchos datos que ya sabía, otros que intuía y también algunos que no conocía.

También destaco el tema de los africanos. Hice un reportaje hace muy poco, hablando con especialistas en esto, y todos coinciden: como llegue la pasta... ni españoles, ni europeos, ni yanquis, ni ostias.

Buena entrada.

ser13gio dijo...

Tampoco te pases, untrail. Sobre todo por lo de imprimir, los pobres arbolicos no tienen la culpa.

Gracias, Mister.

Pero como me conoces, Dani, sabes que no tengo ni zorra. Supongo que tendrán razón tus especialistas, pero a veces la transferencia no es tan fácil. Por cierto, siempre he sospechado que una de las razones por las que algunos alentaban la tecnicidad del trail era precisamente por los africanos, pero no animarles a entrar.

Saludos y gracias a los tres.
s

Nacho Martínez Navarro dijo...

Muy buena entrada, como siempre!! Un saludo Sergio! Estará muy bonito el UTMB de este año!

Anónimo dijo...

Hablé con un 2:08 recientemente, keniano, sobre el famoso 'último punto'. Resumiendo, que estoy tecleando en el puto móvil, es cosa de presupuestos. Ningún africano se mueve por menos de x,000$ (seré discreto en manrener la cifra) y sus agentes no han recibido noticias de invitaciones del trail. La ruta mueve en un 1/2 maratón de renombre internacional fijos de salida inalcanzables para el trail.
Y este prenda estuvo estudiando ir a Interlaken al 42k.

Spanjaard

Anónimo dijo...

Genial Sergio, me ha encantado leerlo. Felicidades

Caño

ser13gio dijo...

Gracias Nacho. Sí, a priori parece que será interesante, esperemos que Kilian no la aburra...

Spanjaard, estoy de acuerdo en que el dinero atraerá los talentos africanos, pero alguna medalla puede que también. No hay que recibir invitaciones, hay que ir a por ellas. ¿Cuánto vale una victoria en el UTMB con un logo asíííííín de grande? ¿50000 €? ¿100000 €? Pues que se muevan los agentes porque puede que haya gente dispuesta a pagarlo.

¡Caño! Muchas gracias, tío.

Saludos,
s

Angel dijo...

Muy buena entrada, y muy de acuerdo en lo que comentas.
Muchas ganas de ver este UTMB para verlo porque tiene muy muy buena pinta. A ver si llegan todos en condiciones...

Y a ver al cohete Walmsey en la Western.

David Jiménez dijo...

Magnífico, Sergio. Totalmente instructivo para los que conocemos el trail mediático desde la época Kilian y pateábamos años antes por la media montaña sin ser conscientes que en un futuro eso se iba a convertir en un, hasta cierto punto, fenómeno social.

ser13gio dijo...

Gracias David. No pretendía "iluminar" nadie, pero si vale un poco para dar a conocer esto, pues bien.

Nota: gracias a la aportación de Samuel Arroyo, edito el post, hubo edición 2003 del UTMB, había consultado en Wikipedia (española) y venía desde 2004 -ya lo he editado-, los ganadores son otros y los primeros podios americanos son de ese año también, segundo fue Topher Gaylord, el americano "avispado" que, siendo responsable de The North Face EMEA, apoyó la carrera con su marca con decisión... y como corría lo suyo también el tipo, se cascó un segundo (y varias veces más en Top 10).

Saludos,
s

ser13gio dijo...

Buenas Ángel, cierto, tienen que llegar en condiciones, sin lesiones y a tope. Creo que los favoritos hoy son Kilian, François y Jim, pero un Heras a tope y sin lesiones... Veremos veremos, todo pinta bien. Ganas también de Western, a priori parece que no tiene rival si está como el año pasado.

Gracias y saludos,
s

Javier dijo...

Un gran articulo.
Gracias.

Pablo Villalobos dijo...

Gracias por esta entrada Sergio, a los que somos nuevos por el lugar del Trail, nos viene bien un poco de historia, más que nada porque los documentales de YouTube raramente son de más atrás de 2010 y es de dónde uno se alimenta por ahora.

Lo que comentas me parece muy interesante y me gustaría buscar un símil en una España en la que cada vez cuesta más despuntar en pruebas de fondo en pista e incluso campo a través.

Creo que hay una generación de chavales que conocen a Kilian y lo admiran están empezando a descubrir a los Luis Alberto Hernando y compañía y eso creo que ya está atrayendo talento a estas pruebas. Ya veo chavales que desde edades tempranas compatibilizan pruebas de montaña, orientación, pista, campo a través, ruta, falta que en la especialización, con diecimuchos-veintipocos, se decanten por el trail y por la media/larga distancia.

No me pongo como ejemplo porque yo soy ahora más un 2h20 en maratón que un 2h13, y además vengo requeterebotado, pero está claro que el Trail es correr y no se si daré el salto al ultra, pero estamos hablando de UTMBs que se corren a promedios de 7-8km/h para conseguir la victoria. Zach salió el año pasado el primer parcial de 50km a 11km/h y luego reventó, pero creo que con el tiempo y generaciones más rápidas que apuesten y se adapten a las largas distancias, un UTMB cerca de 10km/h, o sea, en 17-18h, será posible.

Como dices de la escuela de Bergueda, en Francia lo tienen también muy claro, el potencial físico óptimo está entre los 25-30 años así que están buscando el camino para que un chaval llegue a esas edades al tope de su rendimiento, pero también con la experiencia y adaptaciones para un ultra. Es lo que han conseguido con el amigo Thevenard que con 29 años ya es doble campeón del UTMB, y detrás viene una generación de corredores que con 24-25 años están corriendo ya bien en pruebas de 80-120km y que seguro que con 26-30 años serán rivales muy muy duros en 100 millas.


La otra pregunta, el desembarco africano? Ciertamente dependerá de muchos factores, pero, sobre todo, el económico, cuando vean que en el maratón no hay salida, que esté saturado o bajen los premios y prueben con el trail, los veremos. Pero eso dependerá de la conjunción de managers y organizadores, los keniatas y etíopes por si solos no van a pillarse un billete a probar en el UTMB, eso seguro.



Un saludo y nos vemos por el UTMB, este año no me pierdo yo ese duelo :-P

Y si quieres Sergio, para tener otro post de esos de guardar en una lata, montamos una porra sobre qué año correré yo el UTMB, porque no se si alguna vez haré unas 100 Millas, porque te aseguro que si algún año lo hago será allí :-P

Charles Soleve dijo...

La chavalería (sobre todo yanki)corre mucho, sí, pero revienta que da gusto. Aún los que consiguen ganar alguna carrera parece que se desvanecen en un par de años. De estos locos kamikazes solo Canaday parece irreductible en su intento anual en Chamonix y se le ve temporada tras temporada en yocorrolejos.
Desconozco si será cosas de la vida, que a los veintipocos uno no debería apostar por nada en su futuro, o que petan físicamente o que sé yo, pero parece que hay mucho juego artificial y pocas carreras deportivas sólidas y duraderas.

Chulo post, la verdad.

Daniel Hernando Calleja dijo...

Enhorabuena por el post, luego hay gente que dice que los blogs están acabados, jejeje. Vete a buscar esto en twitter o el caralibro....

Pues si, los americanos están ahí. Varios. Algunos viven de esto. Entrenan juntos en algunos casos (grupos de entrenamiento elite?), viven en entornos muy válidos para entrenar, vienen del asfalto o son muy buenos en el y se están adaptando rápidamente. Es verdad que ellos quieren, sobretodo, el UTMB. No va a ser fácil que vengan de manera global (varios con opciones) a otras carreras europeas, a día de hoy. Sobretodo si son técnicas, creo yo. Otra cosa es que llegase el dinero. Y lo de Europeos que vayan por allí a mojarles la oreja en su terreno (WS100) no creo que vaya a dar con facilidad otra vez. Les va como anillo al dedo esa carrera y otras muchas de su corte que por allí se estilan. A mi me encanta que esto se esté produciendo, la verdad. Mayor calidad, mayor espectáculo. Es verdad que son parecidos en su manera de entender este deporte, la forma de correr (y de reventar, jejeje), es su estilo, quizás derivado de donde vienen. También es cierto que se queman rápido, por lo menos hasta ahora. Pero es una diversidad que me gusta y que da nuevas opciones, otro perfil de corredor con opciones serias.

No creo que se propague a carreras técnicas, creo que es lógico, cada cual busca su máximo rendimiento allí donde es bueno y hay opciones de ganar. Ahora, quien dice que uno de estos no puede rendir a las 1000 maravillas en un UTMB, Lavaredo, Transgrancanaria... Si me apuras, ultra pirineu. Arrasar? No lo creo. Son muchos factores a controlar y mucho factor de incertidumbre. Creo que esto, mientras no hubiese mucho dinero, también frenará un posible desembarco africano. Quien arriesga por ganar en un tipo de prueba cuando puedes ganar en otra sin ese riesgo? Es una de las cosas que mas me gustan de la ultra distancia, no siempre gana el mas fuerte, simplemente gana el mejor ese día y no todos los días es el mismo (salvo Kilian hasta ahora, jejeje)

Cuanto pueden mejorar los tiempos este tipo de corredor? Pues hay señales contradictorias. Si miras la Tarawera del amigo Jimy.... 7:23 en llano ya es un tiempo muy decente para 100km, así que no te digo nada. Salvajada. Pero los tiempos marcados actualmente ya no son de ningunos cojos, quien dude que cualquier corredor puntero actual de ultra no baja de 2:30 en maraton creo que está fuera de la realidad. Y sin prepararlo practicamente. Hablando de maraton es un mundo frente a los punteros en esa distancia, pero si ponemos que en el ultra son 4 maratones seguidos y la cantidad de factores que hay, las progresiones aritméticas que se puedan extrapolar de esa diferencia son cuentas de la lechera. Creo que las grandes mejoras en los cronos pueden venir mas de la combinación estilo-calidad (tío rapidísimo que salgo a reventar a ver si cuela y si me retiro en el 50 me quedo mas ancho que largo) que solamente de la diferencia calidad-ritmo en llano. En cualquier caso está claro que solo su presencia ya va afectar a los corredores punteros europeos que tendrán que dar una respuesta a esta forma de correr y creo que se veran tiempos mejores, pero sin bestialidades, pues ya se corre muy rápido.

Bienvenidos sean y ojala lleguen esos otros que especulas de siguientes generaciones. Los aficionados a esto seguro que lo disfrutamos.

Anónimo dijo...

No flipemos tanto, si en un par de años llega alguien y baja 2 horas el récord de UTMB, será por dos razones, o la buena medicina ha llegado o que los que ha habido hasta ahora eran unos "paquetes"

Javi

ser13gio dijo...

Gracias Javier.

Pablo, siempre lo he sido, pero ahora soy aún más ignorante del atletismo puro, asfalto, pista y demás, pero no veo que mucha gente )a nivel elite) compatibilice asfalto con trail, hay casos, como Castán "padre" o Tófol Castanyer, pero es raro. En Europa algo se ve, pero no demasiado, se ve que se ve mal, no sé, pero sí que es muy frecuente en los States. No creo que sea mejor ni peor, quizá el asfalto te pueda dar chispa, pero el caso es que ocurre poco. Entre populares creo que es bastante más frecuente si vienes de correr, no de la montaña.

Los promedios -más en el UTMB- son un tanto engañosos, se sale fortísimo y eso les pasa factura a muchos. Recuerdo un tipo que me dijo una vez que salió a 3'30"/km durante diez kilómetros, telita. Las medias se desploman con los subidacos y las paradas, por muy breves que sean, no sé qué decirte, Kilian tiene en las piernas una hora menos (qué fácil es hacerlo con los demás, je je) pero 17-18, hosti tú. Zach reventó, bastante, pero tampoco murió, casi casi tiene ese ritmo él, y no creo que sea el mejor. Quizá sí tengas razón, lo veremos, pero tú bien sabes que para hacer tiempos o sales desde el kilómetro uno a por ello o tienes una "liebre" (rival, cabrón, como se le quiera llamar) que te arrastra a ritmos que solo o buscando la victoria no llevarías. Así que, Kilian, si lees esto, a morir, cojones, nada de ganar solamente ;)

Creo que Kilian tiene 30, ¿no? Pues eso, más razón, que se te pasa el arroz :))

Precisamente el mencionado destrozó todo atisbo de lógica ganando a los 20 o así, una carrera de muy larga distancia, fue y es un shock, muy ilógico. Lo achaco, me perdonen, un poco a falta de nivel -esto en maratón no ocurre- pero el 75 % son dotes y adaptación al medio.

Cuidado, que el holandés y tú os quedáis con lo que queréis: desembarco africano, puede, sí, se moverán por dinero y tal; ¿pero y si es desembarco nepalí o tarahumara? (el cual ya ocurrió). O boliviano o ecuatoriano, tenemos el ejemplo de un gran corredor que ha batido unos cuantos récords.

Pásate por el stand del UTMB con los tíos más buenos y nos tomamos algo.

2019. Muchas vueltas le estás dando, de ahí no pasas.

Charles, de acuerdo contigo, cuando son dos, vale, fuegos artificiales, pero cuando han hecho podio en el UTMB o ganado la CCC que no es un paseo, eso es fuego real. No hablo sólo de los jovenzuelos, hablo de los Tollefson, Miller -especialmente en esta país, desconozco el porqué- ha eclipsado al resto, hay corredores tan o más (más en mi opinión) capaces que él en 100 millas. Esos ejemplos creo que son para "preocupar" a la armada europea. Y me alegro, le añade competitividad a esto.

ser13gio dijo...

Dani, están muertos, sólo quien tiene interés personal y/o pecuniario sigue escribiendo.

Hombre, vendrán a Europa si hay incentivos (invitaciones o fijos de salida). Y lo de las carreras técnicas, creo que Madeira no es precisamente pistera, ¿no? Miller no ganó, arrasó, y a su estilo, gallina sin cabeza. Cierto que no tenemos aún más referencias pero si llega el día veremos cómo se desenvuelven en ese tipo de pruebas, al igual que los europeos, que parece que sólo saben subir y de técnica, les hemos ganado en Western, Leadville o San Francisco, y aunque no las he corrido me da que tienen tanta técnica como una Madrid-Segovia.

Toñete casi casi gana a Kilian en Cavalls una vez, recordémoslo, a Kilian y en el patio de su casa, se tuvo que emplear a fondo fondo si no me equivoco. Así que, sí, por qué no podrían ganar aquí. Transgrancanaria les pilla a muchos pronto, los que viven en Colorado, que son bastantes, no ven tierra desde hace meses, así no pueden llegar fuertes con la jauría que hay en Las Palmas. Para mí es una cuestión de masa, si vienen dos, "todo el peso del trail americano" están en sus hombros, si hubiera 17 en cada carrera, ojito. En carreras oceánicas, que van a algunas por razones culturales, atizan bien.

Como digo, tienen el problema del número, si todo americano con patas pudiera correr en el UTMB, creo que sería el copón, que fleten un vuelo chárter, pero no va a ser así, entonces sólo vienen los que se lo paga alguien o quieren vivir la aventura (Freriks en Transvulcania), pero culturalmente no son muy de viajar. Igual te digo que en carreras mediotécnicas en EE.UU. fuesen muchos europeos, iba a ser aquello la guerra.

Javi, no lo veo imposible con mucha competitividad. Casi siempre se ha ganado estratégicamente, Kilian, Xavier o François no han dado el 100 %. Si dos de estos grandes a tope coincidiesen no lo veo imposible. No sé si dos horas, pero un bocado bueno, seguro.

Saludos,
s

Anónimo dijo...

Wolf mismo me dijo que había hecho los últimos km llaneando a meta en ek K45 salomonero a 3:00!! Así que lo de las velocidades base en las piernas está a punto -creo- de dar un salto.

Cuidado, S. El asfalto no da velocidad. La pista da velocidad.

Abrazos y arañazos, paquetes míos.

Spj.

Anónimo dijo...

La velocidad se entrena entrenando velocidad, da igual que lo hagas en asfalto que en pista.

Por mucho que se corra esto siempre será un tema aeróbico y los limitantes siempre serán por este orden:

1ºSituacion del umbral láctico o aeróbico.
2ºEconomia de carrera.
3ºVo2max, es importante pero ha estado muy sobrevalorado. Se conoce que hay europeos con mayores o iguales valores de Vo2max que africanos, pero ni por el forro corren la maratón como ellos.

Montapuercos del trail.

Anónimo dijo...

Lo de la gasolina súper yo mantengo que esta en el trail desde el comienzo.

Se dopan los maratonianos, atletismo en general, triatletas pro y grupos de edad, ciclistas, tenistas......y nosotros no, jeje.

la presunción de inocencia esta, ¿pero con que datos de controles antidoping contamos para afirmar que no hay doping?

¿Cuantas carreras ultras lo hacen?

Una persona a la que entreno hizo podio en el campeonato de España de trail del año pasado, no sufrió ningún control. Eso en un campeonato oficial, así que imaginaros lo que ocurre en todo el resto.

Así que no seamos ingenuos.

Montapuercos del trail.

Yerom dijo...

Bien dicho , bien escrito, me encanta llerte . No cambies.

Diego Lezcano López dijo...

- Buen recorrido y buena visión del mundo ultra y su historia, me faltan algunos nombres pero para gustos los colores, eso si mola que metas a Matt Carpenter el rey de Pike´s Pike incluido su record inalcanzable incluso para el nepalí.
- Lo de los africanos por mucho que nos empeñemos o hay pasta buena o no hay nada que hacer, ya podemos ponernos borricos pero esa gente corre para ganar dinero no por la "gloria".
- El empeño de las olimpiadas espero que sea en balde, supongo que la gente pensara que será el espaldarazo definitivo para que entre el dinero, pobres ignorantes, acaso ha entrado el dinero en el triatlón olímpico? quien se lo crea que pregunte a gente top-10 en campeonatos de España, o algunos de los que corren Copas del Mundo y de Europa. También podría nombrar un listado bastante amplio de deportes olímpicos cuyos practicantes se tienen que ganar la vida en otra cosa porque su deporte no da para vivir de el ni aun siendo campeón olímpico.
Supongo que a algunas marcas igual les vendría bien pues seria un gran escaparate, pero olvidémos el pensamiento que esas marcas van a hacer profesionales a sus corredores por ser olímpicos.
Quizas harian bien los "pensadores" del trail en fijarse en un deporte como el surf, que no ha necesitado el olimpismo para profesionalizar a muchos de sus practicantes, algunos de ellos ni siquieran compiten y tan solo se dedican a hacer fotos, reportajes para revistas y videos. Quizas seria el deporte en el que mirarse antes de prostituirse y perder la esencia de esto que ahora llaman treilranin

Related Posts with Thumbnails