Garmin Fénix 2 - Actividades

lunes, 2 de marzo de 2015

El Fénix 2, como dispositivo multideporte que es, tiene varias actividades preprogramadas. Qué significa esto: cuando escoges una actividad a realizar, te saldrán los campos elegidos para la misma, buscará los accesorios asociados a ella y usará las funcionalidades que le demandes. Por ejemplo, si seleccionas natación en piscina cubierta, el GPS quedará desactivado y no buscará cinta de pulsímetro; si usas el de bici medirá en km/h no en min/km y si asociaste pulso y potencia, lo buscará; o si usas es el de trail, tiene por defecto un avisador por cada 100 m de desnivel positivo que ganas y ves datos como desnivel positivo acumulado.

Lo mejor de todo es que no sólo todos los campos son personalizables si no que además puedes crearte perfiles propios para los usos que quieras, por ejemplo un perfil de kayak o uno de ultra-trail con modo Ultratrac -midiendo cada minuto, para economizar batería- ya activado.

Aunque no es un reloj de triatlón y no pasa de una actividad a otra de una forma rápida -para eso está el 920XT- creo que es interesante que se sepa un poco los usos más comunes para los que un deportista más o menos variado podrá emplearlo, me centraré en trail, correr-atletismo, natación y bici, algo que no sólo por entrenamiento cruzado sino por salud mental practicamos muchos.

Trail running

Guste o no, el trail running es, por encima de todo, running a secas. Sí, amigos. Es decir, el 90 % de toma de datos se refiere a running, hay una actividad denominada 'Correr por senderos' (ya podían haber dejado trail running). Obviamente es lo que más nos interesa a muchos si estás leyendo este blog, pero afortunadamente es un reloj no tan específico como un 401. Con 50 horas de batería en modo Ultratrac es más que suficiente para la mayoría de las ultras, pero aún más útil es para el entrenamiento y para seguir tracks. Sobra decir que para competir te metas también el track y en caso de duda siempre irás bien, unos segundos de consulta no van a ningún lado, perderte sí.

Y es que los GPS para muchos se reducen a toma de datos, el cual es uno de sus usos, claro, pero ni el GPS ni Garmin tienen su origen ahí, con lo que me parece un tanto absurdo perder/no utilizar la funcionalidad de guiado, entrenando o compitiendo. Una de sus mayores utilidades es seguir rutas que otros han hecho o que te has inventado tú desde el ordenador, se transfieren con facilidad al Fénix y puedes seguirlas cómodamente, con un nivel de precisión importante, y sin ningún compromiso. Admite tracks de hasta 10000 puntos, una cantidad más que suficiente, y puedes ir dejando 1000 "miguitas" -waypoints- donde puedes marcas pasos de ríos, fuentes, cruces, vivacs de fortuna o lo que te plazca. No creo que sea osado decir que el Fénix 2 no tiene competencia en cuanto a trail running y seguimiento de rutas; y es que Garmin viene de donde viene.

Ningún problema de pérdida de satélites ni de precisión, sigo afirmando, sólo una vez lo vi "congelado", pensé que se había bloqueado, y posiblemente fue porque estaba en una zona encañonado y con densa vegetación, a los diez segundos siguió marcando sin problema, pero sólo una vez e iba al límite de batería también, que quizá pudiera influir. He leído pérdidas de señal o poca precisión, y la verdad, me sigue sorprendiendo, ni lo uno ni lo otro, ruedo con mucha frecuencia en bosque, a veces acabo fuera de camino y he comparado con el 405 y cero problemas, tampoco veo diferencias en precisión.

Sobre los campos visibles, aparecen lógicamente los que más pudieran interesar para trail, pero dado que se puede personalizar, no es algo diferente al perfil de correr, me extiendo un poco más ahí.

Un último punto, creo, interesante. El Fénix 2 es el único GPS de muñeca que mide en verdadera magnitud  (Distancia Medida por el GPS), no en proyección (Distancia REAL). Honestamente, es algo que desconocía pero que me descubrió Carlos Ultrarun en el Congreso de Castellón. Sin pedir permiso ni nada, cuelgo una página de su ponencia, clic para ampliar:


Correr

Si el trail digamos que es su hábitat natural, el resto de actividades son "regalos". Ya he dicho en el primer post al respecto que me sorprende el cambio de mentalidad de Garmin, y un Fénix 2 ya no le tiene que envidiar en nada a un 620, el puramente atlético. Puedes ver los mismos datos en pantalla, te guarda lo mismo para luego analizar en el ordenador y puedes programar los mismos entrenamientos en uno y otro. Además, al admitir la cinta HRM-Run, puedes contar con datos tan curiosos e interesantes como el tiempo de contacto del pie en el suelo y la oscilación vertical, los botes que vas dando.

Un indicio interesante del origen de cada marca se puede ver en qué puedes hacer con el aparato y qué sólo desde el ordenador. Garmin siempre ha preferido que lo puedas hacer todo desde el dispositivo, porque entiende que no siempre tendrás un ordenador a mano y conexión a internet. Es una forma de hacer las cosas... y para mí la mejor. Sólo en la programación de entrenamientos tipo series dependes del ordenador sí o sí, en nada más, y creo que es una ventaja, porque no siempre tienes ordenador, o conexión a internet, o todo es susceptible de caerse en el momento más inoportuno. Excepto que justo cuando vayas a hacer series se caiga Garmin Connect o te quedes sin internet, podrás maldecir la informática; excepto en ese momento, podrás ser autosuficiente con el reloj, y esa creo que es una ventaja interesante.

Puedes poner muchas pantallas con de uno a cuatro campos por pantalla: si las llenas todas no llegas a casa con los tobillos o los dientes sanos ni de coña, porque admite muchos datos. Todo lo que te puedes poner es abrumador, depende de ti que lo dejes disponible o lo analices con calma en casa, pero poder, se puede. Como ejemplo, fotos de tres pantallas, de cadencia, tiempo de contacto en el suelo y oscilación vertical, datos instantáneos; pulso con gráfico; y Virtual Partner, el látigo virtual. Ya digo, todo se puede personalizar, puedes poner estas pantallas en trail, o el desnivel en el perfil de correr normal, mucha libertad y mucha información, aunque, como es lógico, debes estar a lo que debes estar, entrenar o competir, a estas cosas se les puede echar un vistazo pero en casa y con calma es cuando se debe consultar y analizar.


Lo último interesante para correr son los avisos por vibración, personalmente me gustan mucho, se sienten bien y me resultan más agradables que los de pitidos, con la ventaja de que con auriculares te sigues enterando.

Ejemplo de correr, en el sufrido día del Congreso de Carreras por Montaña en el que callejeé sin rumbo por Castellón cuando aún no habían puesto ni las calles. Los datos, obviamente, son los mismos que para trail y la cantidad es apabullante con la cinta HRM-Run. Recuerdo que el sensor de la cadencia va en el propio Fénix 2, no confundir con la cinta HRM-Run (tiempo de contacto en el suelo y oscilación vertical); y con la cadencia -y la distancia del GPS- te saca también la zancada, claro.

Natación

Una de las grandes sorpresas del Fénix 2 es la incorporación de un acelerómetro, que te sirve tanto para la cadencia mientras corres como para contar los largos mientras nadas. No sabéis cuánto agradezco a Garmin este detalle. Nado con cierta frecuencia como descanso activo y para fortalecer el tren superior, y detesto contar largos. Desde que tengo el Fénix directamente me olvido, sólo miro la hora en el reloj de la piscina para estimarlo, y cuando creo que debo ir acercándome al final del entrenamiento, miro y sé si me queda algo o me he pasado (pasarme me dejo, quedarme corto, nunca: es así, no pienso cambiar).

Para que te cuente largos tienes que impulsarte de la pared, el momento más rápido y con una aceleración brusca, no hace falta impulsarse con fuerza, pero sí impulsarse, por eso alguna vez me ha contado algún largo de menos -que yo sepa nunca de más- por haber frenado porque me comía a alguien o en largos raros donde tienes que adelantar, quizá lo confundas un poco, pero esto es raro, casi nunca falla contando, y se ve muy fácil en los gráficos en el ordenador, lo primero porque falla uno, y te quedas con la medida no múltiplo de 50 m (si nadas en piscina de 25 m), y porque al descargar los datos se ve claramente qué largo ha sido el problemático porque es del doble del tiempo que otros.

¿Y cómo se ve en la piscina? Razonablemente bien teniendo en cuenta que vas con gafas, la vista enfocada más lejos, etc. En la pared, una ligera parada de medio segundo es el mejor momento, pero una brazada algo más lenta nadando también te permite verlo si no vas fuerte, aunque es más difícil.

Lógicamente el Fénix 2 no sólo se puede mojar sino que es completamente estanco, no para submarinismo pero sí para nadar en agua dulce o salada, ducharte y demás. No sé si lo pone en algún sitio, pero no suele ser buena costumbre pulsar botones bajo el agua, no debería de haber problema, pero por si acaso, puedes evitarlo.


Lógicamente ya que sabes cuándo marca el largo sería de tontos no aprovecharlo para sacar más métricas, como tiempo de largo unitario. Pero como es una acelerómetro también te saca el número de brazadas.

Por último, puedes personalizar la longitud de la piscina, tanto porque te toque nadar en yardas, como porque algunas no son de medidas estándar (25 o 50) sino inferiores para ahorrarse socorristas. Si la tuya es de 22 metros, puedes poner esa distancia y te mide de 22 en 22.

Ejemplo de natación en piscina.
Un par de veces lo he usado en aguas abiertas, aquí sí usa el GPS, y el acelerómetro sólo te cuenta brazadas. Es realmente curioso ver los zig zags que vas haciendo cuando no tienes referencias y vas al tuntún, como suele ser mi caso. Ejemplo de natación en aguas abiertas.
Bici


Lo he usado en muchas ocasiones tanto en carretera como en montaña, tanto registrando datos como siguiendo rutas. Sin ser un dispositivo específico de bici, con el hándicap del tamaño de la pantalla, funciona sin problemas y puedes seguir rutas tampoco sin gran problema, de hecho el buen contraste de la pantalla lo hace más indicado para seguir rutas, en mi opinión, que los colorines y los mapas. Y sigo pensando que en todas las circunstancias el fondo negro se ve mucho mejor, tengo más de 300 sesiones registradas en todas las condiciones, de día, de noche, corriendo, en bici, nadando, lloviendo, con sol, en distintas posiciones en el manillar, con reflejos y sin ellos, yo lo veo mejor que el contrario, no tengo la menor duda. Ya digo que he seguido tracks sin ningún problema y como toma de datos no tiene ninguna pega, sólo me parece un poco más lento cuando por ejemplo empiezas una bajada y vienes de una subida lenta, lo noto más perezoso para medir cambios bruscos de velocidad, no sé si es una impresión mía.

Como ejemplo de bici, el segundo relevo que di en la Madrid-Lisboa.
s

+: Garmin Fénix 2

Inspiraciones: Solar Impulse

domingo, 1 de marzo de 2015

Llevo varios años siguiendo dos interesantes proyectos que reúnen alta tecnología y desafío. El Solar Impulse es uno de ellos. Versión resumida: dar la vuelta al mundo con un avión empleando exclusivamente energía solar. Ni que decir tiene que sería el primer avión en hacerlo.

Piénsese en el increíble desafío tecnológico, pues aunque es un vuelo con escalas, en varias etapas tendrás que volar día y noche, ¿y cómo vuela un avión solar de noche? Con baterías, claro. ¿Y cuánto pesan las baterías? Un quintal. Así que tienes que construir el avión más ligero posible, con la superficie más grande posible para tener la máxima sustentación y la máxima capacidad de generar electricidad posible, con la mayor cantidad de baterías posible, resistente para soportar corrientes e inclemencias, con los motores más eficientes posibles... El sueño y la pesadillla de un ingeniero. Me encanta.

Uno de los pilotos se llama Bertrand Piccard y lo sigo desde 1999, cuando dio la vuelta al mundo en globo sin escalas junto a Brian Jones. Recomiedo su libro La vuelta al mundo en 20 días. La peculiaridad de Piccard es que viene de una familia aventurera de lo más curiosa: su abuelo Auguste Piccard -en el que se basó Hervé para el profesor Tornasol de Tintín- diseñó los primeros batiscafos, y derivados de estos, las primeras góndolas de globos para gran altitud; el padre, Jacques Piccard (y Don Walsh) fue quien llegó con el batiscafo del abuelo al fondo de las Fosas Marianas, el punto más profundo de los oceános, y también subió con el globo a gran altitud siendo el primer ser humano en ver la curvatura de la Tierra; y finalmente el hijo, Bertrand, basándose en las ideas del abuelo y puestas a prueba por el padre, dio la vuelta al mundo sin escalas en globo aerostático. Si esto lo hace un guión de Pedro Almodóvar le ponemos a caldo por fantasioso.

Dentro de muy poco, y tras años de preparativos, Bertrand Piccard y André Borschberg, tratarán de empujar un poco más allá los límites de la ingeniería, la innovación y los desafíos humanos. Se han rodeado de empresas de alta tecnología, buenos partners tecnológicos, y pondrán al límite el conocimiento que actualmente tenemos de las energías renovables. Ya han conseguido algún hito en la historia de la aeronáutica, como volar 24 horas ininterrumpidas con un avión solar tripulado, pero el desafío que tienen por delante es mayúsculo. De la ruta, el tramo más difícil es, lógicamente, el Pacífico, que se hará en dos partes, con escala en Hawai, y el Atlántico, este sí de un tirón; hasta puede que pase por el sur de España o Marruecos, aún no decidido.

Como todo reto del siglo XXI que se precie, se puede seguir por múltiples plataformas, entre las que están su más que recomendable canal de YouTube, Facebook o Twitter, entre otras. Y en la web habrá seguimiento en directo. La primera posible fecha -depende mucho de la meteorología- era el 3 de marzo, pospuesta ayer al 7, partiendo de Emiratos Árabes Unidos, adonde volverá tras 35000 km, 25 días de vuelo y 12 etapas después. Apasionante.



+: Solar Impulse

Encuentro trail La sendanegra

viernes, 27 de febrero de 2015

Del 20 al 22 marzo se va a celebrar un encuentro en Campillo de Ranas, provincia de Guadalajara, donde tomaré partido como uno de los que va a soltar la chapa. También estarán Zigor "Arguiñano" Iturrieta sobre su cruce de los Pirineos (pero de verdad...) del pasado verano y Luis Revuelta con el tema de GPS, rutas y demás.


Por mi parte la voy a centrar en material y cómo se desarrolla, más o menos la del Congreso en el que participé en Castellón en el pasado octubre, pero donde se podrán contar más cosas porque han pasado unos meses, y con un poco de suerte se podrán manosear algunos productos que no están en el mercado aún. También habrá pruebas de producto de La Sportiva y se intentará de Raidlight, aunque las fechas son muy justas para el material de primavera-verano dado que está llegando en estas fechas.

La mayoría de estos eventos suelen ser training camps, como el que organizó Carlos Ultrarun hace un par de primaveras, enfocados al entrenamiento, cosa que está muy bien también, pero este es otra cosa, de ahí que se llame encuentro. Por supuesto no todo van a ser charlas, habrá entrenamiento de 30 o 17 km el sábado y 29 o 15 km el domingo.

Conozco la zona de hace muchos años y es realmente bonita, con unos pueblos muy pequeños y con encanto; y realmente desconocida y muy poco transitada, sobre todo para tener Madrid y sus millones de personas a tiro de piedra, pero es que no salen los pobrecitos de Navacerrada y aledaños, aunque pensándolo bien, mejor que se concentren en una zona y no porculeen en otras :)

Que sepa, aún hay plazas disponibles, aunque no demasiadas, así que si te apetece, busca la información en la web y apúntate si te place.

+: La sendanegra

Garmin Fénix 2 - Descripción y desembalaje

miércoles, 25 de febrero de 2015

Qué sentido tiene tras tantos meses hablar del Fénix 2 cuando está a punto de caer la tercera versión. Primero porque hay ahora interesantes ofertas; segundo, porque se seguirá vendiendo un tiempo; y tercero, porque sigue siendo un muy buen aparato, aunque aparezca uno con mejores características. El porqué lo saco tan tarde tiene también su motivo.

#Batterygate

Tras alguna pérdida de entrenamientos, pero con las dudas de que lo hubiese hecho bien por mi parte, empecé a fijarme mejor por qué a veces se me apagaba sin motivo aparente. Tiempo después descubrí que parecía la batería, dado que sólo ocurría hacia un determinado porcentaje de batería restante aparente. Y como creo que hay que aportar valor, me compré un amperímetro y empecé un análisis sistemático. Tres meses después acabé la toma de datos, redacté un pequeño informe de más de 20 páginas y lo envié a Garmin. Poco después me lo aceptaron en posventa, me cambiaron la batería (en realidad te cambian todo el aparato) y compruebo que ya funciona perfectamente.

No veía necesidad de ocultar este anterior párrafo aunque no creo que lo veáis de gente de otras marcas, la verdad, pero por mí mismo he aprendido un poco cómo funcionan las baterías de estos aparatos y cómo lo hace el servicio posventa de Garmin. Ninguna marca está exenta de problemas, menos las tecnológicas cuando son aún tecnologías en desarrollo, y no creo que ninguna marca del sector tenga índices de problemas muy diferentes, con lo que el servicio posventa es crítico en estos aparatos, por ello yo me los compraría siempre en España (dos años de garantía, por uno si lo compras fuera) y a una marca cuyo servicio posventa sea resolutivo, porque, repito, todo aparatejo electrónico es susceptible de fallar. En mi caso ha sido así, la batería hacia el 40 % decía que hasta aquí había llegado y no era normal. Sin duda estos meses han sido instructivos y me he entretenido tomando datos y tratando de interpretarlos, y el final es feliz, porque ya dispongo de una unidad que sé que disfruta de plenas facultades.

Dicho esto, ha sido el único problema, no se me reinicia, cuando le he conectado un sensor lo ha hecho a la primera, no tiene problema alguno de precisión, no se bloquea, cero problemas, nada, muy satisfecho, creo que tengo GPS para años. Y espero que el final de la vida útil lo marque la batería, y con la excelente experiencia previa del 405 -más de cinco años y sigue con sus achaques de batería, pero funciona perfectamente-, espero que entonces ya haya algún manitas que te explique cómo cambiarla, como ya se hace con el 405.

Versión corta: vídeo

He hecho unos vídeos porque en ocasiones es más fácil así; aunque quien quiera profundizar, añado textos de casi todo, para el que lea en el trabajo (¡como debe de ser!) y no pueda ver vídeos con audio. Vídeos sencillos, sin malabarismos ni complicaciones. El primero, una breve presentación.



Qué es un Fénix 2 y para qué sirve

Dicho esto, que ya digo que no he visto necesario ocultar aunque nadie se hubiese enterado jamás, el Fénix 2 es una aparato excepcional, es muy alucinante hasta dónde se llega con la tecnología, e igual que todos llevamos ordenadores de bolsillo centenares de veces más potentes que los que llevaron al hombre a la Luna, en las muñecas podemos llevar aparatos con cuyas funcionalidades no podíamos ni siquiera soñar hace sólo unos años.

La familia Fénix es la de relojes multideporte enfocados al outdoor aeróbico, digamos. Las limitaciones obvias son la pantalla (tamaño y resolución), y lo de siempre, la batería, auténtico cuello de botella de la humanidad. Aun así, y dentro de sus capacidades, llega a un nivel de rendimiento que ya digo que hace sólo unos años era de ensueño. El Fénix 2 es un auténtico reloj multideporte pues incorpora no sólo las características normales para el uso inicial para el que fue diseñado -trail running, trekking, alpinismo- sino que en la segunda versión se desenvuelve perfectamente con bici, esquí y con el añadido de las funciones de natación. Garmin siempre ha sido muy de segmentar gamas, los de bici son 100 % de bici, los de correr eran casi sólo de eso, y existe una versión sólo de natación, el Swim. En un inusual cambio de perspectiva, especialmente los 920XT (triatlón) y Fénix incorporan funciones que hace que puedan ser considerados completamente multideporte, aumentando sus capacidades para regocijo de quienes no sólo practicamos una única actividad; y lo mejor, sin dejarse características por el camino.

Es decir, el Fénix 2 sigue siendo el mejor reloj-GPS para trail -tracks de 10000 puntos, 1000 waypoints de capacidad, por ejemplo-, métricas y funcionalidades de atletismo puro -con la cinta HRM-Run o poder programar entrenamientos interválicos-, de alpinismo o senderismo -altímetro barométrico-, natación -distancia en aguas abiertas, largos en piscina techada, diferentes métricas- e incluso se defiende decentemente en bici por contraste de pantalla y tamaño de números. Sencillamente alucinante. Antiguamente el de correr para navegar -seguir ruta- eran un poco truños, no era su sitio; o los outdoor no tenían funcionalidades para el día a día o era un coñazo sincronizar entrenamientos diarios; y olvídate de nadar, claro. Ahora no, un 920XT te permite seguir tracks y un Fénix 2 te cuenta largos o puedes hacer series estimándote tiempos de recuperación como te hace un atlético 620.


En qué puede mejorar

Llevo muchos meses con él, lo tengo bastante por la mano y sólo le veo un pequeño defecto, y es que para descargar entrenamientos -si tu móvil no es Bluetooth Smart o 4.0, aún hay bastantes pocos- tienes que conectarlo al ordenador, con lo cual también carga -anular dos de los cuatro pin del USB que son los que permiten la carga no funciona, ya lo he probado. La parte mala es que los que acostumbramos a escribir las sensaciones de los entrenamientos ya ni recuerdas cómo fue un día de la semana pasada, y conectar a diario al ordenador es reducir la vida útil de la batería, porque al final son ciclos de carga y descarga. Solución: crearte un .txt o un .doc en el que ir apuntando sensaciones diarias y copiarlas semanalmente cuando descargues datos y cargues batería.

Cierto es que viendo el Fénix 3 hay unas cuantas mejoras interesantes y bonitas: pantalla con colores y personalización a lo 'smartwatch'; WiFi para descargar datos (¡ajá!); funcionalidades de pulsera "de moda" cuantificadora; nueva antena Exo y posibilidad de captar satélites Glonass rusos; que pueda funcionar ANT+ y Bluetooth al mismo tiempo; y Connect IQ, las aplicaciones para Garmin, que parece serán gratuitas siempre -o por ahora es lo que se ha dicho- y abre una ventana a interesantes aportaciones de terceros. Pero de todas, me quedo con el WiFi por lo comentado en el anterior parágrafo, esto sí lo veo realmente útil, el resto lo veo accesorio... pero al precio al que se está viendo el Fénix 2 -hay ofertas de casi la mitad que el 3-, sigue siendo una interesantísima alternativa.

Diseño y materiales

Viendo el Fénix 3, el cambio estético es brutal, como comparar un Land Rover Defender y un Range Rover Evoque: de la noche al día. Un Fénix 2 tiene una estética "rugerizada", militar casi, muy outdoor. Personalmente me gusta, también para calle, lejos de la estética "plástico" de un 920XT.

Pero realmente no me importa la estética, prefiero hablar del diseño industrial. Aunque creo que es metálico, tengo alguna duda, pero el chasis sí debe serlo. Me encanta que el bisel sobresalga, protege mucho el cristal, y tras más de seis meses el mío sigue/seguía completamente intacto, ni un arañazo, de maravilla, y esto es tanto por el cristal en sí, como por el bisel, que lo protege. Y si veis que puede parecer que tuviera arañazos, no es así, son motas de polvo que con la cámara puede parecerlo. No me quiero imaginar la versión cara del Fénix 3 con cristal de zafiro, material con el que intentaron sacar el último Iphone y no fue posible, llegando a hacer quebrar la empresa que iba a suministrar a Apple por las presiones.

Otra ventaja de la construcción es que el material de la caja es de ese color, con lo que aunque lo marques, seguirá siendo negro. Esto es ideal para que no se vea viejuno tras cuatro castañazos. Y a fe que alguna hostia buena tiene:


La tapa trasera es también metálica, con bonitos tornillos Torx -de los que más par de apriete permiten-, T10 para ser más concretos, con muy buena pinta, da sensación de construcción fuerte, sólida. En la parte trasera están los conectores para la carga de la batería y transferencia de datos, muy buen acabado, no acumula nada de mierda y es conveniente ducharse con él para mantenerlo limpio. Garmin nos advierte de que cuando conectemos el cable estos conectores deben de estar completamente secos, supongo que por electrolisis o algo similar podría corroer los terminales, así si vienes de entrenar, nadar o te acabas de duchar, quítatelo y espera unos minutos antes de conectar nada o te lo cargas. Y eso es uso indebido, no te lo va a cubrir ninguna garantía.


La correa, plástica y de buena pinta, se une al reloj mediante pasadores completos hexagonales también con tornillos Torx (viene repuesto), construcción extraordinaria, ya digo. Y además viene una segunda correa (cosa que no digo en el vídeo, por cierto). Un detalle que se destaca poco es que el módulo GPS está dentro del reloj, cosa que nadie (¿nadie?) de la competencia tiene: aparte de un salto cualitativo importante y que denota un trabajo importante de integración, aleja al costoso módulo de golpes y además permite que la correa apoye mejor en todas las muñecas. Detalles de quien, para mí, es experto en GPS y que marca sutiles diferencias.


En los laterales, los botones -cinco, dos en el lado derecho, tres en el izquierdo- de buen y seguro tacto tienen un acabado moleteado (pequeños "tetraedros", antideslizante), y se pueden ver las muescas para conectar el cargador y el sensor del termómetro (segunda foto inferior, el agujerito en la muesca longitudinal), en el lado derecho. Termómetro, por cierto, que, debido a la posición, cercanía con el cuerpo y porque puedes cubrirlo con mangas largas, no es lo más útil del mundo, siéndolo mucho más cuando lo llevas en el manillar de la bici. Para esto, de todas formas, Garmin tiene un accesorio externo, para colgar de la mochila, por ejemplo, el Tempe.


Según mi báscula, se queda en 84,6 gramos (85 gramos según Garmin, son de los que no mienten en los pesos, parece ser). ¿Es mucho o poco? Si ya has tenido GPS no es más, apenas algún gramillo. Si vienes de un reloj normal o un simple pulsímetro, lo notarás, pero en unos días estarás acostumbrado. Pero es que comparar esto con un reloj debería de ser considerado herejía.


En la caja

Casi ninguna marca incluye ya manuales, dado que es un "atentado" imprimir tanta hoja de papel o un CD, que ya muchos ordenadores no llevan ni lectores y ocupa bastante espacio, están directamente online, y en castellano. Sí incluye guía de inicio rápido, para los asfixiados que no podemos aguantar un segundo sin encenderlo, garantía y demás. Como decía, segunda correa -textil- para muñecas king size, destornillador Torx y recambio de dos pasadores y cuatro tornillos.

El cargador, como ya es habitual, es un cable del Fénix y que acaba en USB estándar (Tipo A), y otra pieza hembra USB a enchufe (con patillas desmontables, europeo y americano). El cargador se une al Fénix sólidamente, con un pieza que gira sobre muelle metálico, sin duda pinta de durar muchos años, buenos materiales.


Ni que decir tiene que hay repuestos de lo que se puede romper o perder (correas, cargador...), hay numerosos accesorios (bici, Tempe, Chirp para geocaching, y mil mariconadillas más) pueden comprarse aparte, y ya haré un apartado especial sobre la cinta de pulsímetro HRM-Run porque me parece muy interesante.

Pero no sólo de accesorios Garmin vive el hombre, según la web de ANT+ se puede conectar a un total de 97 dispositivos, otras cintas medidoras de pulso (BKool, Bontrager, Specialized), potenciómetros como PowerTap, miCoach de Adidas, odómetros (Geonaute, por ejemplo), la Virb de Garmin o algunos aparatos de gimnasio. Es lo que tiene abrirse a un protocolo de comunicación que usan muchas empresas, que no te quedas encerrado en tu mundo.
s

+: Garmin Fénix 2

Vídeo: Ultra Trail de México

viernes, 20 de febrero de 2015



+: UT México, Vimeo - 'Zenith Adventure Media'

Related Posts with Thumbnails