Vista Outdoor compra Camelbak

martes, 28 de julio de 2015

Noticia de impacto en el mundo empresarial outdoor. Precisamente mentaba por aquí a Camelbak en el post de los soft flasks Raidlight, que aunque desconozco los datos, creía que Hydrapak le estaba comiendo la tostada. Pues sea esto cierto o no, desde hoy Camelbak tiene un nuevo propietario, Vista Outdoor.

Se ha mencionado un par de veces por este blog a Bushnell (propiedad de Vista), aquí -por la compra de Cebé-, pero Vista es su 'padre', que lo es también de otras decenas de marcas, de las que aparte de la mencionada Cebé y Bollé, no me suena ninguna, sobre todo por ser muy americanas y varias del terreno de la caza, a la que son muy aficionados en yanquilandia. Recuerdo que Camelbak tiene una línea 'camo' de caza y otra 100 % militar (han vendido miles y miles de mochilas al ejército americano), teniendo divisiones específicas para ello por ser sectores muy fuertes y que pueden generar ingentes beneficios por los potentes contratos que se mueven. Aquí es donde veo el punto de encuentro mayor entre Vista y Camelbak, no en la parte tan outdoor, aeróbica, mountain bike, no digamos trail, que aparte de que es sólo un sector más para Camelbak, ninguno sabemos hoy si se diluirá en Vista. Porque, atención a los números, Vista Outdoor, aunque no te suene de nada, es un gran grupo empresarial que factura 2300 millones de euros y da empleo a 5800 personas.


Camelbak por su parte factura 160 millones, emplea a 300 personas y nació en 1989 de la genial idea de transportar el agua en la espalda. Camelbak estaba a su vez integrada en Compass Diversified Holdings y con este nombre, viendo la web y leyendo el comunicado de prensa lo mismo ya me han desplumado y ni me he enterado. Resumen: pasta, accionistas y beneficios. Mundo real, vamos, de l de los grandes números.

¿Y cuánto costó Camelbak? 412,5 millones de dólares. Hosti tú. Contando revalorizaciones y moñadas bursátiles varias, el valor es el de once veces su facturación aproximadamente. Financiación ayudada y asistida por Stanley Morgan, tiburón tamaño king size de las finanzas: este es otro nivel, chicos

Que yo sepa hay al menos dos distribuidores de Camelbak en España, que si no sabían las noticias ahora estarán en la UCI. La primera pista de hacia dónde irán los tiros con respecto a ellos las veremos si hay muchas rebajas dentro de poco.

+: Vista Outdoor. Camelbak

Calcetines Raidlight 5 Dedos

jueves, 23 de julio de 2015

Quien haya leído este blog desde hace más de dos días sabrá que he usado Injinji desde tiempos inmemorables, exactamente desde 2001, no creo que haya mucha gente en España que los haya usado desde esa época ininterrumpidamente. He sido y soy fan de los calcetines de dedos en general, de los Injinji en particular, sólo puedo hablar bien de ellos excepto una corta fase donde unos pares en concreto me daban algunos problemas en los meñiques, que se me salían, pero volviendo a pares antiguos lo solucioné. De todos ellos, y he probado muchos modelos, el que más me gusta es el de colorines, especialmente por su Coolmax Eco, más fino que los normales, pero sin ser tampoco muy finos -qué bien me explico, oye-, para mí, el grosor ideal, ya lo he dicho en varias ocasiones, y en la pasada Iznik Ultra estrené el último par. Curiosamente, hace sólo unos días que los han reeditado, para gozo del personal.

Cuando leí esa noticia ya estaba enfrascado con estos 5 Dedos de Raidlight, y aunque ya la marca francesa tuvo en el pasado, yo nunca llegué a probarlos, entre otras cosas porque eran blancos, no es que afecte al rendimiento, pero por donde entreno se me ponen demasiado guarros. Estos responden a la necesidad de tener para sus Dual Fingers -pronto en este blog, permanezcan atentos-, esas peculiares zapatillas de inspiración nipona que tienen el dedo gordo separado. Para honrar a dicho calzado, se hicieron unos nuevos, en colores cañeros que pegan con la zapatilla y un servidor se hizo con un triple par (hay una opción de comprar un pack de tres a precio de dos). Los compré un poco al tuntún, por probar alternativas, y ya en la mano supe que eran muy del estilo de los Injinji que he mencionado más arriba, tirando a finos pero sin fliparse. Desde la primera puesta me lo han confirmado, el material se asemeja mucho, así como el grosor, y es que aunque algunas marcas le ponen el sello 'trail' a los más gordos y protegidos por aquello de la montaña y eso, en mi opinión también en montaña se necesita la máxima transpirabilidad, con el añadido de que nieve, ríos o hierba mojada pueden requerir que sean incluso más finos que los de parque/asfalto para secarse antes, con lo que precisamente un servidor huye de los más gruesos. Y no, para distancias largas no creo que ser más gruesos supongan necesariamente una mayor protección, creo que es un conjunto en el que la zapatilla tiene que ser el primer 'cortafuegos' y que proteja (un saludo para esos diseñadores que no han pisado el monte en su puñetera vida y hacen zapatillas de asfalto con tacos), y acaba en la técnica de uno, pero que precisamente el calcetín en mi opinión sólo debe de proteger del rozamiento con la zapatilla, pero como a la vez tiene que transpirar lo máximo posible, creo que deben de ser más finos que gruesos, en los dedos también, que aunque no sea lo que más suda es donde más problemas pueden surgir por falta de higiene.

Aparte del grosor y altura (para mí la mejor, detesto los más altos, los más bajos tienden a ser embudos de piedrecitas), los fabricantes de calcetines a veces creo que se exceden un tanto en (supuestas) tecnologías, o me lo parece a mí, este tiene poco más que un 'cinturón' en la zona del puente-empeine para mejorar el ajuste (ver segunda foto), pero no hará que corras con la ligereza de un keniano ni hará tus selfies más atractivos, son unos calcetines, deben funcionar bien, estos lo hacen perfectamente y sin estridencias, como corredor quiero lo primero, como consumidor, agradezco lo segundo. Punto.

Todo este discurso para decir que el grosor me encanta, que me han ido de maravilla hasta la fecha y que tengo ya una excelente alternativa para entrenar y competir. A falta de una carrera o salida de las de ya-veré-cuándo-vuelvo, he entrenado con considerable calor, los he mojado (sin querer) y he hecho ya unos cuantos entrenamientos larguitos, pero creo que suficientes para estar más que convencido de que son unos calcetines de muy buen calidad y dudo que haya decepciones en el personal. Sólo me queda confirmar la durabilidad, en general los calcetines de dedos sufren más, porque no se mueven y rozan siempre en el mismo sitio, y porque no los intercambias entre pies, pero desde que se inventó la aguja y el hilo y pillándolo a tiempo, no es más problema y para mí supera las desventajas. Por último, aunque ambos colores me gustan bastante, el rosa tiene el pequeño hándicap de que los dedos al ser un color claro se ensucian antes y más.


P.D.: la L no es de 'left' y se han confundido, son de 'large'.

+: Calcetines Raidlight '5 Dedos'

Exo- Vol. XXI

viernes, 17 de julio de 2015

Vigésimo primer recopilatorio de enlaces favoritos públicos.

· Daniel Norris, el multimillonario del béisbol que vive en una caravana - [El Mundo]: para guardar en la sección hay gente pa'to.

· Trucos, juicios y fraudes por un tesoro submarino - [Cuaderno de Cultura Científica]: interesante y ameno texto de aquel tesoro encontrado por una empresa norteamericana y que el Estado español luchó por recuperar. Resumen: nada es lo que parece.

Hablaba el otro día de una empresa responsable que va más allá del producto, que tiene una historia detrás, unos ideales, etc. Este es el ejemplo opuesto, las gafas de sol Hawker, será un éxito comercial, ganarán mucha pasta, serán unos cracks del marketing, fabuloso y digno de estudio. Pero no tiene alma. No me interesa ese modelo de negocio. Ni me parece que tenga futuro más allá de exprimir un sector, luego otro y seguir así, que te dé lo mismo gafas de sol, lavadoras o seguros de coche.

· Paseo por el amor y la muerte - [RTVE/Retiario]: morir de desamor, literalmente.

· ¿Por qué hay alimentos que no podemos parar de comer? - [ElPaís/Materia]: muy interesante.

· Los ordeñadores de huesos de muerto - [Historias de la Historia].

· La educación que no queremos - [ElPaís].

· Puedes pedir a la NASA una copia del software que controla los rover marcianos - [Microsiervos]: he aquí una de las razones por la que la NASA es la NASA y el resto una puta mierda.

En YouTube hay decenas de canales interesantísimos de ciencia y curiosidades, contados muy amenamente. Lo malo es que casi todos son en inglés. Uno nuevo recientemente encontrado, SmarterEveryDay, un ejemplo:



Otro ejemplo, el canal Kutz Gesagt (nombre fácil de recordar, carallo...):



Segunda parte.

· A estas turbinas eólicas les falta algo. O quizás no - [Xataka].

· No idealicemos a los científicos - [Cuaderno de Cultura Científica].

· La sonrisa y la historia de un país - [RTVE/Retiario]: muy curioso.

· El cruel experimento social que Dinamarca realizó con niños groelandeses - [Yahoo!/Cuaderno de Historias]: sí, Dinamarca, ese país que parece que se ha convertido en espejo para nosotros, villanos del sur, y suspiramos por sus servicios (pero no sus impuestos). Vaya, parece que tienen un lado oscuro. Como Suecia, y la eugenesia. O los campos de concentración de mejicanos y japoneses en Estados Unidos. Nosotros también tenemos nuestro pasado vergonzante, pero al menos han pasado bastantes siglos de aquello, pero resulta que los que dan ahora lecciones de democracia y civilización tienen unos padres o abuelos -no me estoy remontando a siglos atrás- que eran unos auténticos hijos de la grandísima puta, y por supuesto, avalado por su ciudadanía, tan educada ella. Y no he hablado de alemanes ni ingleses, me he ido a ejemplos menos conocidos. Así que, menos admirar, los unos, y menos mirar por encima de los hombros, los otros.

· Lo que dice la ciencia sobre los "límites" del humor - [VozPopuli/Next].

· Ser pobre es una mierda - [Jot Down].

· Yamnaya, los pastores de los Urales que cambiaron Europa hace 5000 años - [Yahoo!/Cuaderno de Ciencias]: ...si Hitler levantara la cabeza.

· Estudia esto porque tiene más salida - [Naukas].

· My Enemy, My Brother - [New York Times]: bonito vídeo.

· Este algoritmo desarrollado por Google cuenta las calorías de un plato a partir únicamente de una foto - [Xataka]: no sé si me gusta más este o el Project Soli. A-co-jo-nan-te.

Translate Community de Google está aún en fase beta y trata de que manualmente y con un poquito de cada uno, mejoremos traducciones automáticas o ya propuestas por otros usuarios. Mediante sencillos formularios puedes hacer tu contribución, similar a mejoras de mapas en Google Maps o Wikipedia. Para picarte, te da puntuaciones y hay un ránking de traductores. Pero simplemente con la satisfacción de que una traducción mejore, una localización de un mapa mejore o le des tu toquecito a un artículo de la enciclopedia ya merezca la pena. Si alguien se cuestiona por qué voy a malgastar mi tiempo gratis en una empresa... piensa en todo lo que te da gratis esta empresa (gratis posiblemente no sea la palabra, cierto). Curioso y entretenido.

· Maravillas de la medicina medieval - [RTVE/Retiario].

· El «efecto viaje de vuelta» o por qué el recorrido de regreso parece más rápido que el de ida - [Microsiervos].

Y el vídeo destacado en esta ocasión de TED es...


s

'Soft flasks' Raidlight 350 y 600 ml

martes, 14 de julio de 2015

Desconozco quién creo por primera vez los pequeños 'soft flasks' o bidones blandos, yo los vi hace bastantes años en un catálogo profesional y dije "esto es el futuro". Nadie me hizo caso. Tiempo después Hydrapak se los servía, entre otros, a Salomon, y supusieron una (exitosa) alternativa en el mundo del trail. Y sin embargo, yo no acababa de decantarme por ellos.

He usado bidones de tamaño ciclista con y sin tubito, bolsas de hidratación de varias marcas, botellas de agua mineral recicladas, y varios tipos de soft flasks. He cambiado de unos a otros sin que ninguno me enamorase, a todos les faltaba algo para ser el sistema perfecto.

Pros. Las botellas tipo ciclista se rellenan fácil, se sacan y meten muy bien, entran hielos, se lavan en lavavajillas, son baratos, universales. Si además lleva tubito o pipeta, sólo apretándolos un poco ya tienes ahí el agua, sin sorber, bebes con más frecuencia. Las bolsas de hidratación te permiten una gran autonomía, las hay de 2,5 y 3 litros, se adaptan bien a la espalda y mantienen mejor la temperatura al ir en la mochila. Las botellas de agua mineral son baratas, desechables cada cierto tiempo y con buen cierre (Powerade) van muy bien, blandas para pechos finos. Y los soft flasks son muy cómodos y amoldables, ocupan menos según se vacían y pesan muy poco.

Cons. Yo no necesito dos bidones tamaño bici de 750 ml porque bebo poco, también tengo las costillas bastante al aire y en ocasiones me pueden molestar algo. Las bolsas de hidratación fueron y son un gran invento, pero más para mountain bike por aquello de no tener manos libres, dejan algo de sabor, el tubito se calienta en verano (y se puede congelar en invierno) y son algo pesadas para correr, algo que todos miramos con demasiado interés a falta de otras medidas objetivas. Sacarlas es fácil, pero a veces necesitas usar casi la violencia para meter algún soft flask, con riesgo de cargártelo, y la pereza de pelear con ellas (o cargarte el bolsillo de la mochila) hacen que bebas menos, o al menos eso me pasa a mí. Y las botellas de agua mineral no se ajustan a todos los bolsillos y como le ocurre a todo bidón rígido, no pierde volumen cuando pierden líquido.

Depende de lo que vaya a hacer puede ser un sistema mejor, como si tienes dudas de si vas a tener avituallamientos, mejor usar una bolsa que te permite llevar mucha cantidad de agua, a costa de que te pese la mochila un riñón. O si vas a usar potingue, mejor una de agua mineral porque no es un drama que te coja sabor dado que son muy económicas. Como digo, por lo general tenía varias opciones, por épocas usaba más un sistema que otro, pero sin estar enamorado de ninguno realmente.

Y llegaron los soft flasks con pipeta. Tampoco sé quién fue el primero, pero sí que la mayor empresa en servir a otras lo tenía en catálogo. Esa gran empresa se llama Hydrapak, y nunca he buscado el tamaño de la misma o la facturación comparada con Camelbak, pero creo que le está ganando la partida gracias precisamente a vender a terceras empresas. Y a ellos se encaminó Raidlight cuando quiso hacer sus primeros soft flasks.

Alguna marca ya los comercializaba, pero la verdad es que es de las pocas combinaciones que no había probado aún, si conocía el soft flasks a pelo, y la botella con tubo. ¿Sería el soft flask con tubo el híbrido perfecto? Estaba ansioso por probarlo, también por confirmar o desmentir mi hipótesis de si el tubo debería ir hasta el fondo o no, como sí ocurre en los bidones rígidos Raid de Raidlight.

Recibidos, lo primero es echarle un vistazo a la calidad percibida. Creo que no hace falta presentar ni a Hydrapak ni a Raidlight, el producto está excelentemente producido y acabado, en dos tamaños que me parecen muy lógicos (350 y 600 ml) y con detalles interesantes, como el tapón que cierra muy bien, el fondo cerrado con suavidad, "sin costuras", o la excelente boquilla blanda antigoteo. Añádase el tubito con un pequeño aislante térmico que, como curiosidad, no lo trae de serie, sino que es desmontado uno a uno y puesto manualmente en Francia a cargo de, creo no equivocarme, una asociación de disminuidos psíquicos, una forma interesante de que ellos consigan ingresos y que Raidlight tenga el producto con una pequeña funcionalidad extra y más personalizado.

Me sorprendió en la mano el peso, apenas 38,5 g para el "pequeño cabezón" y 40,5 para el de 600 ml: está claro que lo que pesa es el tapón. Son pesos ridículos, y el plástico contenedor es finísimo. Para aligerarlo ya se sabe de dónde se puede hacer, de la tapa, simplemente con hacerla más pequeña se conseguiría una rebaja sustancia, pero no creo que compense, y su generoso diámetro (41 mm), bastante mayor que muchas de la competencia, es una ayuda para meter hielos, polvitos para brebajes o simplemente rellenar en un arroyo cuando vas petado en una posición mala, comparable al pulso de un octogenario con la enfermedad del alemán ese.

Pero la gran diferencia con la inmensa mayoría de los soft flasks del mercado es el tubito o pipeta. Y desde entonces estoy enamorado. Se puede cortar, a mí me viene bien para la mochila Responsiv -muy pronto larga prueba-, hay que cogerle el truco porque según se va vaciando va de lado a lado, pero es cuestión, ya digo, de cogerle el truquillo, pero es una maravilla beber sin esfuerzo, no tener que sacarlo más que para rellenar (1/20 de las veces, digamos), que pierda volumen según se vacíe, y que rellenes con celeridad. Algún día esto cambiará, pero a día de hoy, y de lo que conozco y he probado, es, sin ninguna de las dudas, el mejor sistema de hidratación para trail. La única pega es tener el tubito a buen recaudo, que dependiendo de la mochila puede tener varias soluciones, desde soplar y dejarlo empalmado, a tunear ligeramente la mochila, pero es más fácil, empujar hacia abajo y que asome poco el tubo, pero ya digo, que es probar, y en cada mochila tendrá un truquillo y cada uno le irá mejor uno u otro. Pero creo que reúne todo lo bueno y pocas de las desventajas de otros sistemas. Me parece un producto francamente redondo (ya digo, se mejorará algún día). Algunas características más del sistema y de este producto en concreto: reduce su volumen cuando va reduciendo su contenido, lo sacas poco, boquilla girada 45º dejándola muy bien situada, sin PVC ni BPA por si te preocupa, bebes más al tenerlo tan a mano (¿a boca?), tubo corto para que se caliente menos, apenas (o nada) sabe el plástico, bajísimo peso, boquilla que no hay que mover ni desbloquear sino simplemente morder, plegado no ocupa casi nada, permite meter hielos y rellenar fácilmente. En fin, hasta que alguien invente algo mejor, algo que ocurrirá, por ahora yo voy más que feliz de la vida, aunque siempre diré que el sistema de hidratación es algo bastante personal y que requiere que lo pruebes en ti.


Ah, por cierto, como es un bidón blando, y en contra de mi idea inicial no pensada demasiado, todo hay que decirlo, no necesita tubo interior, la depresión que creas bebiendo la acompaña la pérdida de volumen del bidón, se deforma y permite salir el líquido sin esfuerzo.

Y, redoble de tambores, ¡no suena nada! Una vez le quitas el aire, cosa que ocurre en la primera o como mucho dos primeras veces que bebes; el tipo de plástico ayuda a que no suene también, y el "vacío" hace el resto. Una maravilla.

P.D.: para una completa comparativa (pero sin haber probado aún estos de Raidlight), en este blog comparan varios soft flasks. Ummm, este tipo me ha robado las fotos, voy a ir llamando a un picapleitos...

+: Soft flask 'Press to Drink Raidlight 600 ml, Soft flask 'Press to Drink Raidlight 350 ml

Human Express (y 5): el documental

miércoles, 8 de julio de 2015

Hace unos días Alfonso El Butanito del trail enlazó a un vídeo de un tal Karl Meltzer y su Red Bull Human Express, o recorrer el Pony Express corriendo en tiempo exprés como el nombre dice. Una paliza de esas que nos gusta seguir a algunos. Para el que no conozca a Karl, un servidor le sigue desde hace años, es el tipo que más carreras de 100 millas ha ganado de la historia, y quien peine canas pudo tener cierta información en español a través de este blog, primera parte, segunda, tercera y cuarta, con algunas fotos muy buenas. Me copiopego algunos datos de este reto para que se intuya la dimensión del asunto:

"· 2064 millas.
· 9h40' al día corriendo.
· Temperaturas entre 36ºC y -1ºC.
· Punto más alto: 3.390m; más bajo: 391m.
· Siete pares de zapatillas.
· Quince minutos de lluvia en 40 jornadas.
· 5000/7000 kcal al día consumidas.
 · 247.000 kcal gastadas (el equivalente a 532 Big Macs).
· 6,35kp de bacon.
· Medio RedBull cada 5 millas.
· 440h de música.
· Desnivel positivo: 30.000m; negativo: 33.000m
· Dos huevos y un palito."

Cinco años después (!) su patrocinador tiene a bien colgar el vídeo, donde lo que menos se ve es a Karl correr, por cierto, cosa que personalmente prefiero, porque excepto ver al tipo penar y cojear -lo que siempre produce gustirrinín- o bellos paisajes, el resto es un coñazo, un pie delante del otro, es que es correr, no tiene tanta miga ni belleza ni profundidad visto desde fuera, ¿no? El reportaje, muy americano él, se centra en el día a día, los acompañantes, algunas penurias, problemas que surgen, etc. Y para mí esto es lo que aporta, no sólo se trata de correr, en algo tan largo y tan extenuante tiene que funcionar todo como una maquinaria de precisión o se rompe por algún lado.

Puedes hacer clic sobre la imagen o en el enlace anterior.


P.D.: este finde correr la Hardrock, no está para ganar, claro, pero cojo no está.

+: Redbull.tv

Related Posts with Thumbnails