Polainas Raidlight y los zapateros

jueves, 19 de febrero de 2009

Si hay una prenda inevitable en toda carreras desértica y que no tiene competencia ésa son las polainas Raidlight ('Desert Minigaters', oficialmente). Aunque se puede hacer algo parecido y casero, con unas cubrezapatillas de bici, son ganas de estar horas pringado -o pringar a alguien en la labor-, que nos salga por el mismo precio y que arriesguemos un poco sin saber si de verdad va a funcionar bien o no. Te lo digo por experiencia, así lo hice en la Boavista Ultramarathon y ni ahorré ni me fueron mejor y tuve a una persona varias horas cosiendo. Según el catálogo son 25 leuros, tampoco es para morirse.

Quien ha corrido en arena sabe que ésta entra por todos lados, pero sobre todo hay dos sitios:

· uno, por el tobillo: el ajuste zapatilla-lengüeta-pie es un imán para la arena, en cuanto metas el pie en arena blanda y si la altura sobrepasa el borde de la zapatilla, te entra un kilo;

· dos, por la rejilla de la zapatilla, especialmente por la parte delantera y el lateral.

El chisme en cuestión es bastante sencillo en cuanto a concepción: una polaina que cubra toda la zapatilla y ajuste bien en el tobillo y sujeto a la zapatilla mediante velcro. Sencillo pero tiene su miga.

Lo primero, debe de adaptarse bien a la forma de la zapatilla; además es conveniente que sea resistente, porque nos rozamos un pie con el otro y le pegamos patadas a todo cuando vamos cansados; tiene que ajustarse bien al tobillo; y, finalmente, tiene que ser fácil de poner y quitar, y hacerlo en carrera sin que sea aparatoso ni nos haga perder tiempo. Dado que éste es el segundo modelo de Raidlight, ya ha suplido los problemas del anterior, su fragilidad, era muy fino -tiene que transpirar mucho-; el actual sigue siendo fino pero más resistente: la parte roja es lycra fina y adaptable, y la gris, la más castigada, un material más recio y resistente, pero sigue siendo fino y transpira.

Sólo tiene un problema: la adaptación a la zapatilla es 'costosa'. Dado que no hay acuerdo entre las marcas de zapatillas para que pudieran dejar algún tipo de enganche estándar, la única solución universal es la de coser el velcro de los ganchitos -el rígido- a la zapatilla, y que la polaina lleve el de 'pelo', que puede hacerse más elástico.

Si no las tienen en tu tienda habitual, puedes pedírselas a Ranning, suelen tener en sotck, y si no que te las pidan ellos a DeerFoot; y como último recurso, a Raidlight directamente. En cuanto las tengas en la mano revisa que los velcros están bien, es decir, que uno es de 'pelo' y otro de 'ganchitos'. A veces se les cuela que vengan ambos velcros iguales y entonces no las puedes utilizar; tiene fácil solución -o las devuelves o compras el velcro tú en una mercería- pero revísalo antes de mandarlas a coser.

Inevitablemente las zapatillas tienen que pasar por un zapatero, porque toda experiencia son pegamentos y SuperGlues diversos han fracasado; seguro que hay pegamentos que funcionarán con arena, sudor y líquido de ampollas, pero a ver quién es el cachondo que se juega 3000€ de carrera para probar un pegamento. Lo dicho, al zapatero, a lo seguro. Algunos tienen problemas en encontrar quien se lo haga, y es razonablemente comprensible porque requiere de un buen trabajo, rompen con facilidad las agujas (yo he visto romper dos, y no creo que sean baratas) y da guerra. Para mayor alegría del zapatero, le debemos exigir que haga dos líneas, superior e inferior, no una central, para más seguridad.

Además, las zapatillas de montaña, que muchos usamos en versiones 'light' en carreras desérticas, tienen zonas reforzadas, como la puntera y obliga a cambios de curvatura indeseados a un velcro que no los admite, con lo que o se hace en segmentos o quedan arrugas. No es mejor un sistema que otro -segmentos o forzar la curva- siempre que seamos precavidos.

Precavidos significa que las tenemos que mirar por dentro, tantear que no hay arrugas, y si las hay, con el cutter deshacerlos porque nos podrían producir ampollas rápidamente al haber un 'objeto' indeseado dentro -una arruga-. Por supuesto, cuidadito con el cutter porque nos podemos cargar la zapatilla. Y, evidentemente, sólo en la línea superior, si cortásemos las dos dejaríamos la polaina suelta.

Si todo va bien, deberíamos prácticamente olvidarnos de que vamos por arena y podríamos centrarnos en correr, nos quitamos el problema de pararnos mil veces y buena parte del de las temidas ampollas.

Para ponértelas es muy sencillo. Primero el calcetín, Injinji a ser posible...; luego la polaina que entra igual que un calcetín; te calzas la zapatilla como siempre; ata con cuidado para no perder tiempo en carrera si se te desata; y engancha con atención el velcro, hazlo bien, dedícale unos segundos y te evitarás problemas.
Una vez puesto, o lo proteges con un velcro de 'pelo' que te tendrás que comprar, o usas las zapatillas con la polaina -un día no pasa nada, para ver cómo va, pero no es cuestión de 'desgastarlas' entrenando- o prepárate a cargarte mallas y tu piel del interior del gemelo, porque el velcro de ganchitos te raspa mucho. Trata de que no se pegue a muchos sitios -empezando por los cordones- para que el velcro no se ensucie y pegue peor. Y, por supuesto, prueba las zapatillas al menos una vez ya cosidas para ver si notas alguna arruga interior, y en condiciones de carrera, con los calcetines y las plantillas que piensas usar.
s

6 comentarios:

manuelobe dijo...

Muy bueno Sergio, gracias.

Que poquito te queda....

fahersan dijo...

Sencillamente impresionante. Una presentación magnífica del tema. No sé si es que tienes mucho tiempo para tu blog o es que lo organizas muy bién.

Almasy dijo...

Maravilloso.

Directamente lo he impreso y se lo he pasado al zapatero.

julioadol dijo...

Gracias Sergio
pero tengo una pregunta referente el tema ampollas con que se puede evitar o por lo menos proteger un poco no por piense correr en el desierto pero me carcome la curiosidad.en las carreras normales ayuda para los roces vaselina pero en esa temperatura ayuda también la vaselina?

gonzaalo dijo...

muy bueno el briconsejo...pero viendo, primero lo que le hizo a la bolsa de viaje, despues el "the extractor", luego el cutter y las zapatillas y al final el velcro/polaina...julioadol... seguro que quieres saber que hace este tio con las ampollas???? miedo me da pensarlo..

sergio..te pregunté el otro día por las cuestas.. pensé que eras de madrid, pero en Aranda mas que cuestas hay bodegas no??? igual de sacrificado lo uno que lo otro.. jeje

suerte con la que se te avecina..

ser13gio dijo...

Gracias chicos.

julioadol, la vaselina no se descompone con unos poquitos de grados, y sí, sí que ayuda, yo siempre la uso en carrera, tanto en pies como en axilas. Contradiciendo lo que piensa mucha gente, no pasa nada con la arena, ni se hace ningún mejunje-lija ni nada, lo he hecho siempre y ya llevo unas cuantas carreras desérticas y siempre me ha funcionado bien.

Vivo en dos sitios, gonzaalo, pero 600m de cuesta se encuentran fácilmente. Afortunadamente no me gusta el vino, si no iba de culo por la ribera. Eso sí, de vez en cuando me avituallo de uvas y saben realmente bien mientras entrenas.

¡Mañana me piro al matadero!
¡La que me va a caer!
s

Related Posts with Thumbnails