Previo Libyan Challenge 2009

sábado, 21 de febrero de 2009

La temporada que llevo soñando desde hace más de año y medio llega a su momento decisivo, y sé que no voy a hacer lo que quisiera y para lo que me he estado preparando. La temporada ha sido horrible, de molestias, cuasilesiones que las llamo yo y muchas dudas; siempre hay algún momento en el que te ves entre la espada y la pared, un músculo, un tendón, una rodilla rebelde, lo que sea, siempre me ha pasado, y con los huevos más o menos de corbata acabas saliendo adelante y superándolo. Esta temporada ha sido inusual, muchísimos problemas, muy irregular y disfrutando bastante poco, la verdad. Hace poco encontré una de las posibles causas a tanto problema y puede que sea cierta intranquilidad personal en temas que nada tienen que ver con el deporte, pero, bueno, es sólo una suposición.

Con algunas reservas respecto al tibial anterior, considero que había salvado la temporada, renqueando y con buenas carencias, pero más o menos salvada. Me falta mucha montaña -o unos cuantos días al menos-, pasar frío, algún vivac, muchas cuestas, etc. No ha podido ser por las circunstancias de no verme nunca bien y de estar más pendiente de un sóleo o una rodilla que de entrenar lo que pensaba que tenía que hacer. Al menos pude hacer entrenos largos, uno raspando la maratón, otro de cerca de 50 y el más largo de 70km, lo que me dio cierta seguridad aunque no me viese muy fuerte. Hecho este entrenamiento, ya sólo quedaba ir bajando poco a poco y dejar que el cuerpo se recuperase de los excesos de los últimos meses.

No sé el porqué este año ha sido el que más fuerte he tenido el sistema inmunológico, sólo me cogí un costipado por la fría primera noche de la G4 Challenge. Pero nada más, cosa que me alegra, porque siempre he ido justo de salud cuando entreno fuerte. Cuando me cogí lo que creo que fue una gripe la primera semana de 'descanso' acabado el entreno de 70km, lo vi más o menos normal aparte de que no siempre el cuerpo puede luchar contra todos los virus que pululan por el aire. Bueno, me tocó. Incluso pensé que, dentro de lo malo, no era una mala semana para enfermar, no me cortaba entrenamientos fuertes y tampoco estaba tan tan cerca de la carrera.

Pero desde entonces no he dejado de tener fiebre. Esto lo escribo el viernes, y ayer estuve en el hospital porque ya creo que la cosa pasaba de lo normal. Me hicieron pruebas de neumonía, por si me había quedado algo de la gripe; de alguna infección, yo empezaba a apuntar a esa posibilidad; y de mononucleosis, que sencillamente me hubiera impedido correr. Negativas las tres. Sí que me dejaron claro que algo tenía, posiblemente algún virus resistente y puñetero, y que a la vuelta me tengo que buscar qué leches es, porque una fiebre sostenida ni es buena ni es razonable.

Virus, bacterias, tuberculosis, lo que cojones sea, yo sí sé cómo estoy. Sé que de 40' sin mochila y muy suave, según me pongo a estirar me siento abatido y me duermo. Ocho kilómetros. Pretendo correr doscientos.

¿Lo sigo pretendiendo? No. Voy porque tengo que ir, por quien ha confiado en mí y porque está todo comprometido. Saldré exactamente por las mismas razones. Pero no llegaré, porque lo sé. No soy creyente y no creo en milagros de última hora; sé lo que es el 'efecto dorsal' y sé lo burros que podemos ser en carrera. Tengo pensado hacer cambios en el material para poder aguantar la noche. Voy a cambiar el 'chip' y salir con cuidado. Pero no estoy para correr 200km, no me engaño y no quiero alargarlo cuatro días de agonía, no tiene sentido. Sé que puedo replanteármelo como un reto, intentar llegar hasta donde pueda, pero me impone quedarme en medio de la nada sin fuerzas y con frío. Si el año pasado salí con la cabeza agachada por la más que respetable distancia de la carrera, en unos días lo haré por otras razones, de bastante más peso. No quiero tampoco vaciarme del todo y hacerme daño; compito una vez al año de media desde hace casi una década, y no quiero pasarme un buen número de meses desmotivado por haberme desecho sin sentido. Porque no me lo niego, no tiene ningún sentido lo que voy a hacer, y si no fuese por las circunstancias de las temporadas que me busco y por la forma que tengo de afrontar mi deporte, esperaría enrabietado a que pasara la carrera y me buscaría otra un par de meses después. Pero no, no corro maratones de asfalto.

Voy vencido y sin ganas; moralmente no valgo una mierda y, aunque supongo que me motivaré algo con el ambientillo y una vez en carrera sacaré más de lo que creo que hoy tengo, sé que me preguntaré que estoy haciéndome daño, físico y psicológico, que qué hago ahí cuando tenía que estar descansando, porque no debo estar corriendo, y menos tanto.

Estas son las circunstancias que me he encontrado este año; detesto la palabra 'suerte' porque sé que no existe; ha sido moderadamente aleatorio que me haya pillado un virus o lo que sea que tenga, pero no es suerte. Por eso no considero que haya tenido 'mala suerte'. Así me voy a la carrera que más me ha llenado en muchos años, y que quizá suponga mi primera retirada de una ultramaratón. Lucharé, pero razonablemente, me juego más que un puesto.

Gracias a quienes me han apoyado, los de ahí abajo, y por supuesto a los que leéis este blog, que aunque ahora casi deteste, está siendo una bonita e interesante experiencia personal.
s

P.D.: leve mejoría el viernes y el sábado, me sigo sintiendo débil y febril; al menos he recuperado algo de ganas y sí me apetece viajar. Sigo sin saber qué me voy a encontrar pasadas unas horas de carrera, no me espero nada, y sólo espero actuar inteligentemente.

22 comentarios:

samy4 dijo...

Bueno sergio, tu te conoces mejor que nadie y sabes como estas,desde aqui solo puedo decirte que estaremos atentos a lo que hagas,sin mas,tienes mucha mas experiencia que yo,pero si algo he aprendido del ultrafondo,que el cuerpo da la vuelta cuando menos te lo esperas tanto para lo bueno, como para lo malo.Quizas no te permita hacer un puesto(me da que en estas circunstancias lo tienes mas que superado y te la sopla),pero quizas te permita disfrutar de otra manera que yendo con el gancho nunca disfrutamos.
Lo dicho disfruta lo que te dejen y hasta la vuelta

Anónimo dijo...

¡¡ Ánimo hombre !!
Es una putada que te haya pillado lo que sea a estas alturas. Igual cuando estés en el avión y se te olvide un poco todo esto, y cuando llegues allí y se te olvide del todo, entonces te recuperas un poco. Piensa en las 300 vírgenes del séquito de Gadaffi, y que van a estar en la meta... buen premio. Ni dinero ni leches.
Estaremos pendientes de tu evolución en el mapita.
Lo dicho, que vaya muy bien. croac, croac.

Furacán dijo...

Bueno pues pese a todo lo que dices yo te sigo deseando s... mmm buen karma vale?
No tienes que demostrar nada a nadie, abandones o no espero que la experiencia o parte de ella te enriquezca y bueno, quien sabe, a veces los milagros existen.
De todas formas gracias por compartir tu experiencia, así los paquetillos podemos soñar con hacer cosas así algún día.

david dijo...

Hola Sergio, escribo desde Valdemoro y te leo aproximadamente hace 9 meses.... Solo decirte que tienes mucha gente detras que valora lo que haces y el esfuerzo que supone, lo injusto que parece casi siempre esto del atletismo/ultrafondo, etc..., maxime si llevas 18 meses detras de ello... como tu dices la temporada no ha sido ni mucho menos perfecta. Pero sabes que lamentarse no vale de nada, replantearse la carrera es la mejor de las decisiones y ver hasta donde puedes llegar en este estado, aunque tambien esperamos que una vez alli y pasando los dias, mejores algo y dejes salir toda esta mala leche que tienes ahora mismo ahi dentro y sepan como las gastamos los de la zona sur de la capital.... Animo!!!!!!! Esto no ha hecho mas que empezar!!!!!!!

Furacán dijo...

Soy yo otra vez, Sergio si puedes leete la perla que nos ha dejado Javi Subias en su blog, quizás te motive.
Un fragmento:
"...Pienso que, en la mayoría de los casos, el deporte de aventura nace de la expresión de alguien que se cree capacitado para enfrentarse a lo misterioso y aceptar e incluso disfrutar de la revolución interna de un ser desorientado y deseoso ante un destino que desconoce y, a la vez, de alguna manera, teme..."

andretti04 dijo...

Arriba ese ánimo!!!!!
Como te han dicho nadie mejor que tu te conoce mejor como estás y hasta donde puedes dar de sí.
Solo te mando mogollón de fuerza y si realmente hay 300 vírgenes al final del recorrido ¿cómo no vas a llegar?? por dios llega aunque sea por ver ese séquito.
Mucha buena suerteeee!!!!

Jesus Hulett dijo...

coño Sergio, bueno, animos amigo, mente positiva. Ojos que no ven corazon que no siente, aleja tus preocupaciones, ve a esa carrera como si nada, olvida lo malo y a correr y ya.

Somal dijo...

Da igual lo que hagas en carrera.
Eres un grande!!!
Ánimo!!

Anónimo dijo...

Sergio como dice Samy tu sabes como nadie que el cuerpo nos sorprende cuando menos te lo esperas. En cualquier caso te deseo ánimos y te envio un poco de fuerza desde Tenerife.
Estaremos pendientes de como va todo.
Solo una pregunta ¿lo de las 300 virgenes es verdad? Saca fotos eh???
Un abrazo
César González (Isorano)

Anónimo dijo...

Hola sergio,unos meses atras no conseguia correr mas de 40´sin aquejarme de dolencias...despues de 2 pares de plantillas y un estudio biomecanico estava en lo mismo,nada que aficionado y dominguero total,hasta que encontre el remedio ¨¨SER13GIO¨¨tu eres el culpable de descubrirme un mundo que es la montaña de que corra por mas de 2h y que haga la locura de apuntarme a una de las duras de este pais la marato salvatge de st hilari¨ (4000 metros desnivel) y tampoco me veo seguro,pero no se si por cojones,por cabeza,por sentimiento,o por no fallarme ni fallarte iré,es mi vida y es mi elección, pero por ser de ello culpable;TE DOY LAS GRACIAS
animo...

Almasy dijo...

Sergio, qué te puedo decir.
Todos los días al llegar a la oficina tu blog es el primero de la lista. Un poquito me veo reflejado en ti. Entrenamos mucho, competimos poco y sufrimos haciendo lo que nos gusta.
Ahora estarás en Libia. Aunque te encuentres mal sé que lo darás todo, y si en algún momento te encuenstras sólo, sabes que somos muchos los que te seguiremos desde la distancia.
ANIMO

spanjaard dijo...

Ante tanta experiencia junta en pruebas de gran distancia, solo quedan dejar pasar las horas y comentar chorradas. Estaremos mirando la web de la prueba. Eso lo tienes garantizado.

Ánimo pantera rosa.
SPJ

Kiko dijo...

Sergio te escribo desde Canarias. Te sigo hace meses. Ante tu estado de ánimo, solo se me ocurre para animarte enviarte este corto que he copiado del blog de otro visionario que está preparando la MDS. Ánimo....

"Voy andando por un sendero.
Dejo que mis pies me lleven.
Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras.
En el horizonte se recorta la silueta de una ciudad.
Agudizo la mirada para distinguirla bien.
Siento que la ciudad me atrae.
Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo
que deseo.
Todas mis metas, mis objetivos y mis logros.
Mis ambiciones y mis sueños están en esa ciudad.
Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser,
aquello a lo cual aspiro, lo que intento, por lo que trabajo, lo que siempre
ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos.
Me imagino que todo eso está en esa ciudad.
Sin dudar, empiezo a caminar hacia ella.
A poco de andar, el sendero se hace cuesta arriba.
Me canso un poco, pero no importa.
Sigo.
Diviso una sombra negra, más adelante, en el camino.
Al acercarme, veo que una enorme zanja me impide mi paso.
Temo... dudo.
Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente.
De todas maneras decido saltar la zanja. Retrocedo, tomo impulso y salto...
Consigo pasarla.
Me repongo y sigo caminando.
Unos metros más adelante, aparece otra zanja.
Vuelvo a tomar carrera y también la salto.
Corro hacia la ciudad: el camino parece despejado.

Me sorprende un abismo que detiene mi camino.
Me detengo. Imposible saltarlo
Veo que a un costado hay maderas, clavos y herramientas.
Me doy cuenta de que está allí para construir un puente.
Nunca he sido hábil con mis manos.
... Pienso en renunciar.
Miro la meta que deseo... y resisto.
Empiezo a construir el puente.
Pasan horas, o días, o meses.
El puente está hecho.
Emocionado, lo cruzo.
Y al llegar al otro lado... descubro el muro.
Un gigantesco muro frío y húmedo rodea la ciudad de mis sueños...
Me siento abatido...
Busco la manera de esquivarlo.
No hay caso.
Debo escalarlo.
La ciudad está tan cerca...
No dejaré que el muro impida mi paso.
Me propongo trepar.
Descanso unos minutos y tomo aire...
De pronto veo,
a un costado del camino,
un niño que me mira como si me conociera.
Me sonríe con complicidad.
Me recuerda a mí mismo... cuando era niño.
Quizás por eso, me animo a expresar en voz alta mi queja:
- ¿Por qué tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?
El niño se encoge de hombros y me contesta:
- ¿Por qué me lo preguntas a mí?
Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras...
Los obstáculos los trajiste tú. ""


Jorge Bucay

Dani dijo...

Sin dudas. Con fuerza. A por todas. Dale, dale, dale...

davidiego dijo...

Escojas el camino que escojas disfrútalo y no te arrepientas. Habrá más batallas donde disfrutas. Aunque sólo te quedaban los últimos 200km, recuerda todo lo que te ha traido hasta aquí y que ha merecido la pena. Mucho ánimo!!

Monrasin dijo...

Venga Sergio, ¡ÁNIMO!, que somos muchos los que vamos a correr contigo. ¡A por ellos!
Estoy seguro que cuando den la salida se te olvidarán todos los males y cada vez verás la meta más cerca. (yo solo pensaría en esas 300 virgenes!)
Un abrazo campeón!

Beto dijo...

Heeey si sabes como pasarla bien corriendo 200km seguro una enfermedad tambien, corre disfruta y no te preocupes va a salir bien y lo vas a disfrutar de cualquier forma.

fahersan dijo...

Ánimo Sergio, que tengas una buena experiencia.

Un abrazo. Corremos contigo.

Teixi dijo...

Hola Sergio,

te queria informar de un nuevo reto que organizamos y cerca de casa, la cosa promete mirate:

http://triatlotraillesmedesmontgri.blogspot.com/

saludos.

Luis Recuenco dijo...

ser13gio:

Animos. Para mi, es todo un éxito planterate esta aventura y tomar la salida. Los resultados en la situación en la que estas son irrelevantes. No le des más vueltas. Si no estas en condiciones el año que viene lo intentas y ya está.

Un abrazo y Namaste
El sociólogo Rubens Barichello

julioadol dijo...

hola no hay nadie necesito que sigas escribiendo inyectan dome animo y sabiduría, yo ya llegue a los 30 km tres veces por semanas , vamos campeón a no aflojar ahora .
y me contagiasteis y estoy inscripto para una ultra de 73 km Por algo se empieza no?según la publicidad es una de los mas duro cross ultra de Europa. http://www.rennsteiglauf.de
bueno Sergio espero que todo este bien , y lo que te escribir 100% verdad

ser13gio dijo...

Leo por segunda vez los comentarios.

Muchas gracias.

Aunque tuve un poquito de fe hasta el final, es lo que nunca debemos perder. Al final no me fue tan mal.

Siento enormemente que alguno se haya animado a hacer largas distancias por mi culpa... algún día me ajustaréis las cuentas...

Saludos, y a seguir escribiendo la larga crónica.
s

Related Posts with Thumbnails