Baikal13 - Material: seguridad

lunes, 20 de mayo de 2013

En español es realmente difícil encontrar buenos consejos sobre material para temas de frío, supongo que quien va desea guardarse esa información porque su dinerito le ha costado. Estos mismos luego querrán que les sigas por Facebook o Twitter en una forma torticera y bastante pobre de entender lo del 2.0, así somos por estos lares. Excepto un producto concreto, que ni se vende ni posiblemente se venda nunca, expongo con moderada concisión qué usé yo en el Baikal y más o menos cómo me fue, pero en un importante descargo de responsabilidades, me fue bien a mí en las condiciones concretas que yo viví, no es extrapolable ni a otros lugares, ni similares temperaturas ni nada parecido, es solo una referencia, nada más. Y como es lógico, empezaré por la seguridad.

'Ice sticks'

En el post de riesgos definí lo que consideraba más peliagudo de la aventurilla y el que más me preocupaba era la caída al agua, que implica dos problemas: uno, salir del agua, y dos, no tener serios problemas de congelación después. Recuerdo, la superficie sobre la que debes agarrar para salirte es hielo, nula adherencia.

Para salir del agua lo mejor son unos "picahielos" llamados 'ice sticks', usados por pescadores de latitudes gélidas. No son más que unas puntas que llevas al cuello en todo momento y si caes deberás cogerlos, clavarlos en el hielo y traccionar con ellos a modo de "piolet de fortuna". Nada fáciles de conseguir... hasta que se inventó Amazon. Realmente es fácil de copiar la idea y pensé en hacérmelos yo, pero luego me lo repensé y, la verdad, si te falla la ñapa te salo muy caro el ahorro de dinero. Los sujeté a las hombreras de la mochila con unos velcros, siempre a mano y no podía olvidarlos nunca, me podía ir la vida en ello.


Pero no quería depender sólo de los 'ice sticks'. Tenía plan B y C. El B era el piolet, que es necesario llevar para picar hielo para beber, lo llevaba encima del pulka atado con un cordino para no perderlo. En caso de necesidad, el pulka siempre hubiese estado cerca, habría que cogerlo y a clavar a la desesperada para salir del agua.

El plan C era dejarme dos tornillos de hielo (imprescindibles para clavar la tienda al hielo) a mano, en el tiro del pulka, también sujetos con unos velcros, y protegidos con una cámara de bici para que no sonasen, y que en caso de necesidad hubiesen servido como 'ice sticks' de fortuna.

(El plan D, y esto ya es supervivencia extrema, es, una vez en el agua y con los brazos mojados, dejarlos fuera del agua apoyados en el hielo, se deberían pegar una vez congelados, y cuando dejases de tener fuerza no te ahogarías... y a esperar. Se ha reanimado a gente por debajo de 30 ºC de temperatura corporal, pero bueno, si tienes que usar esto para sobrevivir, mal vas, no creo que tengas ni un 0,1 % de probabilidades de ver amanecer otra vez.)

En realidad hay un plan CD que aunque había considerado, no tenía demasiada confianza: los bastones. Si los llevas en la mano, obviamente los usarías casi seguro, y casi antes que los 'ice sticks' (si no se te caen cuando te metieras violentamente en el agua), pero claro, nadie dice que los llevases en la mano, y de hecho yo no los usé tanto como esperaba. Los llevaba encima del pulka, a mano, pero para tenerlos a mano si los necesitase para correr-andar, y puestos a necesitar algo para salir del agua, y si ambos están encima del pulka, prefiero el piolet a los bastones, porque el primero está hecho para traccionar y clavarse a lo bestia, y porque es más corto y manejable. Otra razón para no considerarlos a priori una opción es que sacarlos puede ser algo difícil por ser largos y tú estar bastante por debajo del nivel de donde están -tú con la cabeza a la altura del suelo y los bastones, encima del pulka, medio metro por encima, nada fácil de coger-, pero sí, es otra opción desesperada.

Comunicación

Dado que iba solo otra preocupación era enviar mi posición y dar una voz de alarma en caso de necesidad. Aunque puede haber algo de cobertura de móvil en alguna localidad que puedas pasar, sería demasiada buena suerte que algo te fuera te fuera mal justo cerca de una localidad, con lo que un móvil no es una opción razonable. Sólo queda el teléfono satelital. A diferencia con los móviles, los teléfonos satelitales funcionan directamente con los satélites de comunicación, sin usar bases terrestres intermedias, siendo su único pero que debe haber un satélite que tu teléfono pueda "ver", es decir, que también están sujetos a cobertura. Hay diversas empresas pero la única que tiene cobertura mundial se llama Iridium, propiedad en su día de Motorola y que, como curiosidad, se fundó gracias a la mujer del presidente de dicha marca cuando se fueron de vacaciones a una isla caribeña y vieron que no podían usar sus móviles por carecer de cobertura... un par de años después se presentó Iridium con un ingente coste (necesita 30 satélites en activo) que casi hace quebrar Motorola.

Los teléfonos por satélite son caros (500-1000 €), las llamadas muy caras (+2 €/minuto... echad un cálculo de lo que costaron las crónicas diarias)... pero poder llamar a casa desde el medio de la nada sencillamente no tiene precio. Y, afortunadamente, se pueden alquilar, porque si no hubiera tenido que comprar, porque no es una opción ir sin teléfono, no lo es y punto. Soy antipropinas porque entiendo que éstas se deben dar cuando el servicio supera las expectativas, cosa que raramente ocurre. Lo de Erzia lo superó con creces y por eso los menciono, porque el trato fue excelente. Aparte de alquilar el teléfono como cualquier cliente, me mandaron gratuitamente una placa solar y dos baterías extra. Todo fueron facilidades y exquisita atención. Las baterías extra me dieron una enorme tranquilidad, pero a la vez fui cauteloso con la batería original (no llegué a necesitar las otras dos), siempre durmió dentro del saco, y las baterías de repuesto siempre estuvieron cerca de mi cuerpo, preferentemente en los útiles bolsillos de las prendas Wintertrail a los que les he dado un excelente uso para preservar las baterías del intenso frío exterior que las liquida.


El teléfono -Iridium 9555- es volver al pleistoceno de un plumazo, menús sencillos, nada de pantallas táctiles, ni internet ni chorradas, un teléfono de verdad, puro y duro. Los jovenzuelos que no hayan vivido esos tiempos seguro que se hacen la picha un lío como semejante ladrillo del medievo, pero funciona, una gran aparato y un gran tranquilizador. Por cierto, todo venía en un maletín Pelican acojonante, protegido, con su válvula para liberar presión, perfectamente protegido... que se quedó en casa, claro, eso pesaba y ocupaba como la tienda de campaña.


Posición

Pero llamar no lo es todo, tienes que decir dónde estás o suponer dónde se cree que debes estar. Si estás consciente y tienes manos, puedes dar tu posición GPS por teléfono, pero si no... está el Spot, un emisor, también satelital, que puede dar tu posición automáticamente o de un modo manual. Hay que comprar un aparato, tiene una suscripción anual y el servicio de posicionamiento automático tiene un coste adicional. Necesario. Y que deberíamos llevar todos en montaña. Además tiene un botón que emite tu posición a un servicio de emergencia, lo que activaría un rescate porque se entiende que estás en peligro de muerte. Usé el Spot-1, antiguo, pero que emplea pilas AA lo que le da una vida de unas dos semanas a un par de pilas de litio (el nuevo, más pequeño y molón, pero con pilas AAA deben durar unos tres). El Spot-1 ya no se vende y precisamente el otro día lo liquidaban en Erzia.


Y si quieres mandar tu posición de viva voz y para orientarte, el GPS de toda la vida. En mi caso mi amado 401. No hay otro GPS en el mercado que me hubiera hecho una labor mejor, porque es de pila y porque es de muñeca, sencillo, de prestaciones razonables y de bajísimo consumo. Feote como él solo, pero qué cómodo y qué bien va. Incluso, algo con lo que tenía dudas, puedes operar todos sus botones con guantes y manoplas gruesas, no es el sitio para pantallas táctiles, baterías ni mariconadas por el estilo, necesitas buen material para condiciones y situaciones que pueden ser críticas. Por supuesto, llevaba un segundo GPS porque saber dónde estás y hacia dónde te debes dirigir es absolutamente esencial, y pude llevar un Garmin eTrex antiguo, que que hubiese hecho su función perfectamente, pero que ni llegué a encender. Y por supuesto también, todas las pilas de litio no recargables, caras, prolongada duración y límite de temperatura de unos -20 ºC, pero que ligeramente por debajo siguen sin descargarse; aún así, y dado que esto también es crítico, varios juegos pegados al cuerpo siempre.
s

+s13: Index: MaterialIndex: Pruebas de material

14 comentarios:

Pablo Vega dijo...

Brillante post. Gracias por compartir la información.

Jose Fernandez Cid dijo...

Que conste que leo tus relatos como si de un cuento de aventuras se trataran y sin ningun animo de repetirlos o de copiarlos! Simplemente me encantan! De lo + de s13!

ser13gio dijo...

Gracias a ambos, pero quién sabe si acabará alguno en un sitio así, yo me juré no volver a pasar frío tras Canadá... y mira, de vuelta.
s

Celina dijo...

Impresionante Sergio, me río yo de James Bond

ser13gio dijo...

Más que James Bond... es de Bill Gates, mucha pastaca.
s

Pep dijo...

Fantástico post, se aprende un montón!

Saludos.

Pedro dijo...

Tremendo Sergio, me pasa lo que a Jose Fernandez.

FC Fernández dijo...

Lo de subir los brazos sobre la capa de hielo y esperar a que se congele el agua para poder traccionar y salir, parece de película.
No quisiera verme yo en una de esas.

Gracias por compartir la aventura.

Nacho Cembellín dijo...

Leyendote aún alucino sabiendo como salió el gordito de su caida en el laguito... con los bastones!!! y me dice al verle nada más llegar del avión: bueno, si no hubiera tenido los bastones, ya me hubiera buscado la vida!!!!. La vida???, cabrón, si casi la palma!!!

ser13gio dijo...

Creedme, esto no es nada, quien quiera aventurarse por esos lares debe tener esto en cuento y más, no es nada del otro mundo. Eso sí, es algo espectacular porque no es normal, pero ya ves tú, unos 'picahielos' de Instinto Básico, y a ser posible, no usarlos.

FC, esto nos lo contaron en Canadá, pero ya digo que estás muerto casi seguro si tienes que recurrir a esto. Y en Canadá aún había organización y motos de nieve de vez en cuando, aquí iba solo, algunos días veía solo dos coches y a varios kilómetros de mí, así que no era una opción, pero bueno es saberlo.

Nacho, el gordito, entre tú y yo, es un poco descerebrado a veces. Antes de nada lo que hay que hacer es evitar los peligros, y él no lo hizo, le pasó lo que le pasó porque jugó con fuego, eso no puedes hacerlo, hay que cambiar el chip cuando estás en un sitio de estos. Y los picahielos también nos los enseñaron en Canadá. Se confió, en mi opinión. Tuvo "suerte" de tener los bastones a mano, pero si no no sale. Hay que aleccionar al chico en que debe ir más seguro y con más cabeza, a ver si entre los dos lo hacemos, si no le confiscamos la barquita, los esquíes o le pinchamos el coche.

Por cierto, no he considero los bastones como plan D porque durante mucho tiempo no los llevaba en la mano, y puestos a coger algo del pulka, mejor el piolet; pero sí, es otra opción, lo añado al texto.

Saludos,
s

fahersan dijo...

Sergio,
¿qué sería de nosotros sin una aventurilla?
Gracias por compartir, cada uno tiene la suya y disfrutamos contándolas.
Enhorabuena por la experiencia.

Nota: Una sugerencia, podrías ampliar el espacio entre líneas, o me estoy haciendo viejo (lo más probable), cada día me cuesta más leer las entradas.

Saludos a las herederas de tus experiencias.

CHEROKEE dijo...

Pues si que es de gran ayuda lo que cuentas y el planteamiento de un viaje similar al tuyo tiene que ser estudiado al 100%. Espero no tener que buscar nada de eso,, je jeje

ser13gio dijo...

Bueno, tampoco "dramaticemos", que el día anterior estaba imprimiendo planos, los cuales fueron sin latitud y longitud con lo que servían casi para lo mismo que un póster de Samantha Fox, llevaba la comida a ojo y ni sabía cuántas calorías iba a ingerir, y unas cuantas cosas más. pero bueno, intenté hacerlo bien, cosa imposible en general y más sabiendo del personaje del que tratamos.
s

fahersan dijo...

Interesante que unos planos sin latitud y sin longitud sirvan para lo mismo que uno de Samanta Fox...

Related Posts with Thumbnails