Pantalón corto Buff

viernes, 24 de octubre de 2008

Desde julio lo estoy usando, y he querido probarlo largo y tendido para posibles futuros eventos porque es un producto que te podría arruinar una carrera si te roza o te va mal. Cierto es que sigo sin entrenar largo -ya me queda poco de relax-, pero hasta 1h40' sí que he hecho con él. Y ha desbancado a todos mis pantalones anteriores.

Hace ya años que no uso los clásicos pantalones de atletismo de toda la vida, de esos que de marcar cachete, no sé, me parecen ya antiestéticos, no me veo con ellos, y sólo los uso cuando están el resto sin lavar. El resto son los de corte recto, más o menos largos, porque no está estandarizado el tema, y de diferentes marcas: New Balance, Nike, Mizuno, dos The North Face y alguno que mi memoria y mi vagueo no me hacen ni recordar ni me empujan a abrir el armario.

Y ahora el Buff. Ya te dije en la prueba de la camiseta, que de materiales no van cojos precisamente: de nuevo Coolmax de verdad, sin sucedáneos, en la braga, lo que realmente está en contacto con la piel y lo que debe alejar el sudor de ella; y el resto es de Meryl y Lycra. Algo más corto para lo que suelo tener, pero al menos así me puedo ver los cuadríceps. Cintura ancha con cordón. Corte anatómico. Color negro, sufrido y que pega con todo. Dos modelos, uno con el logo en pequeño, y otro con el logo 'Team' -el del 'rayo brutal'-, algo más grande. Bolsillo enorme trasero, en el que Kilian Jornet podría meter no el equipamiento del Mont Blanc, sino el de la Marathon des Sables. Y, sorpresa, es increíblemente elástico. Aparte de que siendo corto apenas te impide subir la pierna aún levantando las rodillas más que un vallista -cosa que yo no hago desde hace lustros-, la elasticidad sí que la necesitas al levantar mucho en zonas de montaña fuerte, en esas subidas que te ayudas con las manos, y casi con los dientes. Es tan elástico como un bañador de natación (UHF: un huevo fuera), pero sin ser horrible como éstos. Me encanta.

Me he pasado el verano entero con él -siempre que estaba limpio-, y ahora según los días y mi lugar de entreno, lo sigo usando. Dependiendo de donde vivas te pueden quedar días, semanas o meses de pantalones cortos, aparte de competiciones, en las que se suele ir con las patas al aire.

Es la primera colección de textil seria de Buff, y aún se vende en pocos sitios; en Madrid sé que en Ranning, y son los únicos (consulta dónde se vende el textil en el localizador de tiendas), pero desde que abrieron la tienda on-line en la propia página de Buff, el acceso ya es universal. Muy recomendables.

+: Buff

+s13: Index: Material, Index: Pruebas de material

3 comentarios:

Livan. dijo...

Ahora si funciona bien el blog. Pues eso, que esta semana me he comprado estos pantalones en la web de Ranning, espero que me vayan tan bien como cuentas. Esta mañana me he currado 29km por montaña con los calcetines Injinji y me han gustado mucho, muy comodos, se ajustan muy bien al pie, asi que prueba superada. Me pillare varios pares para llevarmelos a Sables.

almasy dijo...

Ayer no podía comentar :(
Tengo dos pares de esos pantalones, los he usado este año en todas las carreras y doy fé de que el bolsillo es un auténtico pozo sin fondo donde cabe de todo.

ser13gio dijo...

Perdón por lo de que no funcionase, estuve toqueteando... y ya os podéis imaginar dónde me puedo meter las manitas mejor...

Me alegro de que te hayan gustado los Injinji; o te encantan o los odias. Sólo hay que ser un poco cuidadoso al ponérselos y si no tienes prejuicios, funcionan de maravilla. Yo siempre he dicho que no me juego un año de entrenos y 3000€ de mi bolsillo por joderme los pies, que es lo más delicadito que tenemos.

A mí me han ecantado los pantacas, pero el bolsillo me pareció casi excesivo, hasta que le cogí el truco y le busqué la utilidad: el mp3, las llaves, un gel, entra todo. Yo me los he tuneado un poco y les he cosido un velcro dentro del bolsillo para compartimentarlo y que las llaves no suenen con el mp3, por ejemplo, y voy la mar de bien.
s

Related Posts with Thumbnails