Día d4: autoestima

jueves, 29 de enero de 2009



Tiempo - 7h28'24"
Distancia - 69,44km
Desnivel positivo - 1.010,4m
subida (>2%) - 16,88km - 27,7%
llano (±2%) -28,19km - 39,3%
bajada (>2%) - 24,37km - 33,0%
Desnivel negativo - -1.356,1m
Kcal consumidas - 4.611
Kcal ingeridas - 874


Pulso medio - 132ppm
Zona 1 (0-130ppm) - 2h10'11" - 29,0%
Zona 2 (130-145ppm) - 5h12'52" - 69,8%
Zona 3 (145-165ppm) - 5'21" - 1,2%
Pulso máximo - 155ppm

Ritmo medio en movimiento - 6'27"/km
Ritmo medio total - 6'45"/km
Tiempo detenido - +24'06"
Terreno - Asfalto, 3%; pistas, 90%; sendero, 7%
pistas anegadas, 15%; barro, 25%, seco-compacto, 60%
Desniveles - Muchos subebajas suaves, alguna subida dura

Mochila - Raidlight Endurance
Peso mochila - vacío - 4,1kp
Peso mochila - +líquidos - 6,3kp
Piernas - Raidlight R-Dry
Cuerpo - Camiseta Buff Team+Manguitos Raidlight+Top R-Light

Peso día D (con ropa) - 64,7kp
Peso salida - 64,3kp
Peso meta - 61,2kp
Peso día D+1 (con ropa)- 62,9kp
Necesitaba un día así. Necesitaba probarme en mi límite (entrenando). Necesitaba compararme con el año pasado, año de un excelente rendimiento, en el que alcancé unos buenos resultados deportivos y una importante capacidad psicológica que desconocía. A veces hay que arriesgarse a encontrarte tu realidad, quizá darte cuenta de que estás peor de lo que esperabas; aunque también a veces acabas pletórico.

Para este entrenamiento, el último largo de la temporada, elegí una zona relativamente conocida. Es una ruta que encontré hace tiempo en misrutas.net, suplantada en Wikiloc por una tal 'Monica11', y que discurre entre Riaza y Aranda de Duero. El recorrido original es en bici de montaña y de ida y vuelta, hecho en dos días. En su día ya la hice en bici, pero haciéndola al revés, Aranda-Riaza-Aranda, en un día, saliendo tarde y llegando al anochecer, por supuesto, sin luces. Estaba preparando las 24h de Vitoria (2007), me pegué un considerable calentón de casi 155km.

El segundo encuentro con esta ruta fue hace casi un año, preparando la Libyan Challenge, e hice el entrenamiento más largo de mi vida a pie. Se supone que 77km (que ahora dudo un poco) en 9h07'. Hice de Riaza a Aranda, siguiendo el camino oriental, la que pasa por el Pantano de Linares.

Me quedaba el otro tramo, el occidental, para "cerrar el círculo", y también lo he hecho en sentido Riaza-Aranda. Al sumar los kilómetros estimados del 'track' me sorprendió ver que este tramo era más largo, me salían 75km más o menos, lo que me incomodó ligeramente al ver la pobre temporada que llevo, y mi dudas al respecto de tendones, rodillas, etc. Para animarlo, cogí con tres días de antelación la fecha basándome en las previsiones meteorológicas, y el día anterior anunciaban algunas lluvias, lo que si en cualquier entrenamiento ya es desagradable e incómodo, en un entrenamiento de tantas horas podía suponer un infierno o directamente tomar la carretera más próxima, llamar para que me fuesen a buscar y abandonar. Todo era posible. También ese clima, previsiblemente inestable y fresco, implicaría llevar más peso en la mochila, desde ropa de recambio a ropa de abrigo, aparte, por supuesto, de GPS, frontal (y numerosas pilas para ambos), comida y agua, porque, como siempre, mi idea era hacerlo solo y sin asistencia alguna.

Cuando levanté la mochila y vi todo lo que pesaba (6,3kp) me asusté un poco, con eso no se puede correr. Bueno, poder se puede, pero te destroza, las piernas, la espalda y la voluntad. Sin embargo, al ponérmela y empezar a correr, la sentí razonablemente confortable dado que la llevaba bien ajustada, pegada al cuerpo y comprimida contra él, me dio ánimos saber que no era para tanto... por supuesto un par de horas después estaba harto de mochila y con seis horas en las piernas no sabía cómo ponérmela, es lo normal. El día se presentaba muy feo, con niebla, con nubarrones muy chungos y con bastante fresco.

En cuanto pisé el campo, en menos de un kilómetro, me sorprendió ver que los caminos estaban anegados de agua; las dos roderas de los coches, directamente eran un continuo charco y a duras penas, entre el agua y el barro, podía por el centro... hasta que empecé a llegar a arroyos y enormes charcos que lo cubrían todo, teniendo que buscarme la vida campo a través para no meterme en el agua hasta bastante más allá de los tobillos. Más o menos lo conseguía, perdiendo bastante tiempo, eso sí, pero continuamente se me iban mojando los pies, lo que no es bueno si tienes 60-70km por delante. Piénsese en cómo puede afectar a la moral de uno, agua y más agua, muchas horas por delante, pies empapados, y sin visos de mejoría. No me lo esperaba, y menos mal que no lo sabía de antemano, pero esta primera zona de bosque y cuasimontañera estaba completamente anegada de agua: el terreno es incapaz de absorber todo el agua y deshielo de este duro invierno. Mediado el fango y el infinito charco, me crucé con un todoterreno (de verdad, Suzuki Samurai) y no tengo yo muy claro que pudiesen llegar a Riaza, ¿adonde cojones irían con el terreno intransitable? Digo yo que algo parecida pensarían ellos, pero en singular.

Tras 1h20' salí del bosque-charca, y empezaba una zona de soto, ganadera, de prados, algo mejor en cuanto a terreno, aunque seguía haciendo chof-chof y cogiendo barrizales con más frecuencia de lo que me gustaba. Iba desapareciendo la vegetación, los caminos eran cada vez más despejados, y fui pasando por pequeños pueblos desiertos. Aparte del todoterreno ya comentado y un par de coches en pequeños tramos de carretera, no vi a ningún ser humano en más de cuatro horas... para una emergencia estaba el tema... De hecho, vi bastantes más animales que a personas, buitres, liebres, e incluso esquivos venados.

Salir del bosque suponía mejor terreno pero viento asegurado. Y viento significa fresquito. Iba algo justo de ropa, aunque en la mochila llevaba más. Me apañé como pude, sabiendo que si seguía corriendo, no tendría demasiado frío, pero que si me paraba me tendría que abrigar porque habría no más 6ºC y con el factor viento estaría raspando los 0ºC de sensación térmica.

Mucho antes de lo esperado llegué a la zona más bonita del recorrido, las Hoces del Riaza, una corta sección en la que el río Riaza que nace en Somosierra y desemboca casi 100km después en el Duero, discurre por un tajo que le hace a los montes, formando un bonito cañón donde anidan cientos de buitres, que supongo que me observarían con bastante parsimonia desde lo alto, preguntándose si tendría permiso para estar por allí, porque entre el 1 de enero y el 31 de julio sólo se debería de acceder con dicho permiso, algo que, por supuesto, desconocía el que esto escribe. Como digo, zona realmente bonita que recomiendo visitar, donde hice un buen número de fotos e invertí algunos minutos en admirar. Para salir de allí tienes que meterte una corta y dura subida -primera vez que anduve, unos 20 metros-, un bonito sendero viendo el Riaza a mi derecha, y una bajada para volver junto al río por una zona mucho más suave.

Con 45km en las patas, me seguía sintiendo bastante bien, con fuerzas y animado. Como era de esperar tras este tipo de pensamientos positivos, empecé a ir francamente cansado, hambriento y algo desganado. Me quedaban, intuía, 30km, se me hacía largo de cabeza y empezaba a flaquear. Por la zona de Milagros anduve por segunda vez, aprovechando una zona de cobertura, llamé para decir que todo iba bien, aunque yo sabía que se me empezaba a hacer cuesta arriba. Las zonas de barro cada vez me ponían de más mal humor, estaba harto de potingues de comida asquerosa (barritas), estaba hambriento, y la moral flaqueaba, no 'empezaba a'. Además, poco más adelante, empecé a intuir síntomas de cansancio mental porque me estaba obsesionando con hacerlo todo corriendo, no andar más de los 100m que llevaba hechos. Poco después empezaba a tener problemas en el tendón del tibial anterior... del pie izquierdo; luego se pasaba al derecho, otra vez al izquierdo... La espalda molida -6kp son muchos kilos-, molestias en los pies, cuádriceps tocados, hambre, moral, estúpidas obsesiones. Tomé una buena decisión: me paré, saqué un trozo de chorizo y de pan que llevaba para estos momentos malos, y anduve unos diez minutos mientras me lo ventilaba. De un plumazo acabé con un par de pequeños problemas, el del hambre y el del absurdo objetivo de no andar nada, cuando sé que en toda ultramaratón que se precie andas, y no poco precisamente.

No es que los diez kilómetros a meta fuesen un paseo, pero desde luego la cosa mejoró, no empeoró. Mirada por el suelo, lento atardecer, luces lejanas, meta meta meta. Vuelta a la civilización. Me dolió que dos furboleros me adelantasen acabando, apunto estuve de "desdoblarme", pero bueno, hay que tragarse a veces el orgullo... Viendo malamente, pero sin necesidad de encender el frontal, llego a mi meta, bastante satisfecho pero no especialmente contento: no batí ningún récord, no me he visto especialmente fuerte, y sé que las molestias siguen por ahí ocultas.

Para bien o para mal, es mi último entrenamiento largo, ya he jugado con fuego bastante y creo que 70km entrenando y bien cargado en un par de días seguro que me dan moral. Me duele todo hoy, claro está, tengo lo que merezco. A recuperar.
s

P.D.: el Forerunner 405 aguantó como un jabato; además las condiciones de fresco y parte en bosque no ayudan a alargar la vida de la batería; 8h, y en meta, un 11% de "chicha" aún. Soy el primer sorprendido, no pensé que fuese a durar, y menos a superar lo que dice un catálogo o unas instrucciones: bien por Garmin.

11 comentarios:

Luis Recuenco dijo...

Felicidades, esto si que es un buen entreno.

Veo que te gustan como a mi las entradas en profundidad. Como decia un profesor mio de sociología una vez tienes la información, ya nunca seras el mismo. Eso se nota en tus entradas.

He colgado en mi blog un pequeño perfil sobre Marco Olmo. En los comentarios ha participado un compañero de mi clñub que es camionero y que hace unas marcas espectaculares, llegando a muchas pruebas sin dormir. Lo fuerte es que tiene otro compañero de trabajo que con 49 años le supera.
Te invito a que te pases por mi espacio a ver que te parece, lo que comentamos.

Namaste

Furacán dijo...

Buff eres un crack, vaya entreno, pero vamos que casi me parto cuando leo que ddepués de 7 horas de carrera casi te picas con unos futboleros jajaja
Me alegro de ese subidón de autoestima!

Somal dijo...

Congratulations!!!
Enormous!!!
Amazing!!!
Incredible!!
Great!!!
O como se diga.
Enhorabuena crack.

ser13gio dijo...

Gran cita de tu profesor.
Entrado en blog, comentado el tema Marco, gran tipo, de la vieja escuela, que creo que está en peligro de extinción.
¿Te han dicho alguna vez que te pareces un huevo a Rubens Barrichello?

Joder, tenemos nuestro orgullo... aunque llevemos la mochila en la chepa y ocho horas en las patas. Realmente no sabía que eran furboleros hasta que me pasaron, llego a saberlo antes y ya veríamos... je je...

Ni cuento la mariconada de rodillos que he hecho hoy, que me paso el día comiendo y lo que me molestan rodillos y tobillos, ¿no?
s

Luis Recuenco dijo...

No, es la primera vez que me dicen que me parezco a Rubens Barrichelo. No me ha molestado que me compares con ese tipo, pero quiero dejar las cosas muy claras, para que no exista ninguna duda: soy mucho más guapo que el.

Bueno eso dice mi mujer y mi hijo.

Cuando hacia la mili me decian que me parecia a Sting, pero de eso ha pasado ya más de 24 años y he perdido mucho pelo, tengo el mismo que Barrichelo.

Namaste

jesus dijo...

eres una maquina, me quedo loco con tus entrenos, y luego me quejo cuando me toca la "tirada larga" de 25 kilometros. Lo dicho eres un crack, pero eso si, cuidate, que los excesos se pagan, y la caña que te das no es normal. Un saludo y descansa.

Almasy dijo...

Me descubro ante ti
IMPRESIONANTE

ser13gio dijo...

Luis, ya sabes, opérate tantas veces como Sting y volverás a parecerte a él... porque eso no puede ser natural, no me jodas... Aunque no sea santo de mi devoción Rubinho, al fin y al cabo es piloto de F1, y pocas cosas me gustan más (y entre ellas no está el atletismo, claro...).

Jesús, pasito a pasito se consigue todo, con paciencia, eso sí. No tiene más secreto. ¿Crees que cuando era joven pensaba que iba a correr algún día una maratón? ¿¿Y algo por encima de maratón??

Almasy, no me jodas, te metes tú el doble entrenando, so animal. ¡Y encima de recadero con las magdalenas!

Saludos,
s

Diego Santamaría dijo...

anda coño! si has estado en mi pueblo hahahaha Aranda - Riaza, joder que palizón la virgen! Con lo bonito que es subirse el Pico del Lobo en la pinilla! :D

ser13gio dijo...

Diego, vivo en tu pueblo la mayor parte del tiempo.
¿Dónde si no he podido pillar tanta nieve este invierno? O en Kamchatka o en Aranda...

Te recomiendo esa ruta en bici de montaña, cuando se seque el terreno, claro.

Te escribí un comentario en tu blog, que encontré por casualidad, porque el mismo finde fuimos ambos a Barcelona, curioso.
s

Diego Santamaría dijo...

Ahaha que coincidencias... perdón pero es que ando con un desbarajuste de vida, internet y demás que no me aclaro. El caso que esa ruta pinta bastante bien.. el caso es que me sonaba tu cara.. pero no lo asocié a que eras de aquí.. curioso... :d

Related Posts with Thumbnails