Celsius: sobre personas

jueves, 2 de abril de 2009

Desde hace ya bastantes años que hago carreras de estas, caras, duras y muy motivantes. He tenido la "suerte" de pisar algunos sitios increíbles, ver unos paisajes de ensueño, catar distintas organizaciones, ver un poco de mundo y aprender un huevo, sobre todo de mí mismo.

Creo que no hay nada comparable a las personas con las que me he ido encontrando por el camino, algo que me ha enriquecido como persona, seguro. Como ejemplo bien claro, lo de este año. He podido estar de nuevo en el desierto, lugar que me apasiona, y además he probado 'el otro desierto', duro, inhóspito, pero con un punto masoca que me ha gustado mucho, a lo que se le une que era mi primera experiencia en este terreno. Pero en ambas carreras, paisajes, esfuerzos, clasificaciones y temas varios aparte, me quedo sin duda con la gente que me ha rodeado. No sé si es casualidad o suerte mía, pero doy siempre con una gente majísima, en organización, en participantes, y este año con compañeros de viaje. He hecho muchos años con un compañero, a alguna he ido solo y a otra con mi novia. Este año he ido con tíos que no conocía, y aunque no suponía problemas de convivencia en sólo una semana o semana y pico, no sabes nunca cómo te va a ir.

A Libia fui con Jaume Tolosa y por allí conocimos a Cyrus Parvine, el hispano-suizo. Ya estamos haciendo planes para quedar algún fin de semana en verano por tierras catalanas, planes de entrenos invernales por los Alpes, y quien sabe si nos veremos en alguna carrera pronto. Creo que con esto resumo casi todo. Pues no, claro. El recuerdo de esos días intensos y tranquilos a partes iguales está marcado por la cara de estos dos personajes, su buen humor y la excelente convivencia. Estoy convencido de que dentro de mucho tiempo primero recordaré esto que padecimientos, amaneceres y cosas por el estilo.

En Canadá he estado con el pájaro de Antonio de la Rosa. Tipo curtidísimo en raids, me ha resultado muy ameno conocer la perspectiva de un tío que aparte de élite en su deporte, ha tratado con medios de comunicación y es organizador. Esto desde el punto de vista "práctico". En el personal y deportivo, ha sido infinitamente mejor, me lo he pasado de lujo y espero también coincidir con él en futuros eventos, vete tú a saber dónde y cuándo, pero ojalá sea pronto. Siempre de buen humor, basta ver la foto del 'Hombre Martini de Colmenar de Oreja' para despollarse. Hundida su reputación en un pis pas...

Otros a destacar son los organizadores. Desde hace tiempo pienso que el ambiente en una oficina lo determina la personalidad del jefe -o al menos en buena parte-. Los jefes de la Libyan Challenge y la Rock and Ice Ultra, cada uno con su modo de ser, son grandes personas por encima de todo, afables, cercanos y profesionales en su trabajo. Delegan en un buen equipo que les rodea y resuelven los problemas, y saben estar cerca de sus 'clientes', nosotros. Scott Smith, de la Rock and Ice, por ejemplo, se pasaba casi todos los días por las tiendas a ver qué tal estábamos, estaba siempre pendiente de nosotros y siempre tenía ánimos para todos; incansable y positivo como el que más, ha sido siempre una fuente de buen ambiente.

Y por último, quiero destacar al 'resto'. Personal de organización, colaboradores, gente local y otros corredores. Los franceses, muy suyos pero gente de buen corazón; los extranjeros en cualquier carrera, que solemos liarnos a hablar con todo el que se mueva; yankees y sus 'primos' canadienses, mucho mejor de lo esperado; 'pros' que no son tan pros, porque afortunadamente para algunas cosas este mundillo sigue siendo pequeño. Y el personal de la organización, siempre pendiente de nosotros y dándonos lo mejor que tienen, mientras están tres días al sol unos, o cinco horas a -30ºC otros.

Supongo que en buena parte esto también me ha enganchado a las carreras; tengo mails de gente de todo el mundo, y puedes escribir a alguien dos años después, y como si fuese tu amigo de toda la vida. He conocido a gente interesantísima, con currículos de espanto, a auténticos novatos, a gente de un nivel escandaloso que es tan normal como tú y como yo, y a muy muy poquitos raros o atravesados. En sólo unos días se forman familias muy bien avenidas, y es de lo que más echo de menos en cuanto vuelvo, a las personas.

Me siento muy afortunado.
s

6 comentarios:

Dani dijo...

Felicidades... Post como estos son los que hacen que nos enganchemos a vuestro "carro". Un fuerte abrazo.

Luis Recuenco dijo...

Comparto totalmente lo que hay detras de los que escribes.

Muy buena entrada

Jesus Hulett dijo...

Sergio, segui con algo de frecuencia tu blog, desde la Lybian, el entrenamiento y luego la rock, sin duda eres de admirar y no solo en el aspecto deportivo, incluso en el aspecto humano, tus reseñas y memorias y escritos asi lo demuestran. Pues nada, que sigan los exitos.

Jaume Tolosa dijo...

Muchas gracias!!!
Tambien tu lo pones facil para tener buen rollo con la gente.
La verdad és que yo tambien, todas las carreras las recuerdo por los momentos compartidos con las personas antes que por otras cosas.

Nico dijo...

Da gusto leer el blog!!!!
Nico

Guille dijo...

Buen final, ahora a esperar tus nuevos retos.
Felicidades por lo conseguido en esta gran carrera.

Related Posts with Thumbnails