La Ruta de la Lana - Día 3: Trillo-Mandayona

lunes, 5 de octubre de 2009

Tercera jornada. Tras los excesos de ayer, en parte por los kilómetros en parte por el desnivel, ya intuía que iba a estar cansado, pero quizá esperaba tener alguna fuerza que saliese de no sé donde. Al menos tenía un pequeño comodín: ‘pacer’. Cualquier reto con un mínimo de caché tiene que contar con ‘pacers’ o acompañantes y hoy se había acercado a Trillo Pepe Povedano, alias ‘Ppong’, lo que ha amenizado la jornada.

Fresquita mañana, cielo despejado, etapa ya enteramente en la provincia de Guadalajara y con previsión de tomarme el día un poco más tranquilo. Según mi ‘track’ nos esperaba un montón de carretera, sin embargo, ya desde el principio podíamos evitarla en buena medida, por caminos paralelos. Por vaguerías varias no me había elaborado mi pequeño ‘road-book’, y entre esto y la señalización algo ‘minimalista’ nos hacía dudar continuamente del camino a seguir.

Gárgoles de Abajo. Gárgoles de Arriba. Cifuentes. Moranchel. Íbamos evitando como podíamos el asfalto pero ya hubo que hacer un tramo inevitablemente pero mucho menos de lo que me indicaba la guía o yo me imaginaba.

Desde la salida notaba los soleos y los cuádriceps muy cargados. Los primeros fruto de los desniveles positivos, los últimos de los negativos. Algo incómodo y con ritmo cansino pero aún pudiendo avanzar dignamente, a partir de Las Inviernas y tras un ‘falso llano’ bastante duro empecé a notar la acumulación de kilómetros en una larguísima y desoladora recta por encima de los 1.000m de altitud, y tanta cháchara como llevábamos Pepe y yo se convirtió en un silencio, cada uno con lo suyo, en mi caso con mis sóleos, mis cuadríceps y mis etapas maratonianas. No es que los sufrimientos se pasen por no pensar en ellos, pero mientras sigas avanzando te acercas a tu destino. Primero la línea del AVE, luego la A2, luego un imbécil rodeo de más de 2km por seguir las marcas del Camino (¡no lo sigáis incautos!), y carretera a Mirabueno.

Una vez más no salían los kilómetros con respecto a la guía, y como siempre, haciendo bastante más, en torno al 15-20%. Ni siquiera la bonita y cachonda bajada a Mandayona me animó mucho, y con una maratón justita ponía fin a lo que se suponía que era una etapa algo más suave.

Una maratón nunca es poco, y llego francamente cansado. Muchas incógnitas sobre el futuro porque sé que no irán a mejor mis músculos ni mis fuerzas. Esto es el día a día, no llevo ni la mitad y sé que habrá octavo día seguro si todo me respeta. Voy bastante justo, pero aún estoy vivo.
s


Día 3: Trillo-Mandayona

Kilómetros - 42,94
Tiempo en movimiento - 4h22'
Media/km - 6'11"
Desnivel positivo - 399
Desnivel negativo - 325
Kcal consumidas - 2.867
Kcal ingeridas - 250
Agua consumida (l) - 0,5

4 comentarios:

davidiego dijo...

más perdido que en la jungla, pero sigues bebiendo poco, me parece a mi.

fahersan dijo...

¿Qué me digan que hace Ppong ahí? Y por Algeciras no aparece...

Ppong dijo...

Un placer estar con Sergio.

Hemos hablado y nos hemos reído, hasta que el Apóstol Santiago, en sus dudas, nos dejó un camino un tanto absurdo.

Bueno, una grata experiencia.

Gracias, Sergio, por permitir que te acompañara.

ser13gio dijo...

davidiego, ¿no eras tú el que decías que había que beber con sed? Yo hago eso.

Ppong sabe elegir compañías...

Ppong crack.
s

Related Posts with Thumbnails