Oh Meu Deus Lisboa Extreme (y 2)

martes, 3 de abril de 2012

Lo habíamos dejado en el Atlántico, mar en calma, escenario precioso... pero muy tarde, 75km por delante, "7h". Supongo que la gente que nos viese no pensaría que éramos Tito y el Piraña de Verano azul por la roña que llevábamos encima, pero por ritmo no irían demasiado desencaminados.

Los pequeños problemas se seguían acumulando. Dije que llevábamos tres GPS, pero sólo uno con el track original, de 7500 puntos; los Garmin antiguos o poco potentes necesitan que el track no supere los 500 puntos, lo simplificas en el ordenador y no hay más problema, lo he hecho en muchas otras carreras y no he tenido problema. Pero en esta ocasión, al ser un recorrido tan torticero y enrevesado, los 500 puntos se quedaban cortos. ¿Os imagináis qué GPS iba muy justito de batería al poco de empezar la segunda mitad de carreras? En efecto, el que llevaba el track más fino y completo. Suponía saltarse más cruces, encontrar algunos caminos tanteando y perder más tiempo.

Los paisajes eran chulos a ratos, y sobre todo variados, unas veces parecía que estábamos en la Castilla profunda y rural, otras en Asturias o Cantabria, bosque Atlántico, recomendable.


A nuestro tran tran encaramos de nuevo más subidas, y dale con el plato pequeño, y dale a salirse la cadena (no menos de una docena de veces al pasar de plato mediano a pequeño) con lo que al final dejaba el pequeño y cruzaba un poco la cadena, total, iba a tener que meter el pequeño cada 2'. Y más piedras, y más rampones. Al poco de empezar este segundo tramo llevábamos 3700m positivos, uséase, o cogíamos la vía del inexistente AVE portugués, o 4000 no tenía el recorrido ni harto de tripis. Ya me parecía a mí.

En una de esas amadas subidas de piedras, me desequilibré ligeramente hacia el lado que no debía, fui a plantar el pie, no había suelo, un segundo intento ya desesperado, el suelo se hunde, al tercero ya era caída, a 0km/h... pero sobre zarzas. Bien. Mi hermano me pudo sacar -casi vamos los dos a las zarzas otra vez- y quedé con unos bonitos tatuajes que ya quisiera Josef. Una pena que no sea verano para ir en bermudas y presumir de ellos...

Cruzamos un río, una pasarela de esas de 'uy-uy-uy-cómo-se-mueve-esto-que-me-da-la-risa-tonta' (las tablas las debió de clavar Stevie Wonder porque se movían todas), me parece recordar que subimos otras 200 subidillas de apenas un 37% y la media ya no pasaba de los 10km/h ni de coña, pero aún así estábamos en las "siete horas" que Rap13pel había predicho. Tras una ligera indisposición por la que temí paradas imprevistas (aprovechar frutos secos de una carrera de hace un año tienes estas consecuencias), llegamos a un pueblo cuando ya nos cayó la noche y paramos a poner luces. Como no habíamos previsto coger noche, o poco, tampoco es que fuéramos especialmente preparados de luces, sí con pilas, y con eso tendríamos que tirar. En ese momento de luces+comer+aversiarrancamos me quedé un poco frío y por primera vez me sentí cansado, tras unas 15h de pedaleo creo que está bastante bien, sobre todo sin entrenar ni tener la forma aeróbica de correr; conclusión: ¡el entrenamiento es un fraude!


La noche me confunde

No veo una mierda, así de claro, me voy subiendo por todos los laterales de roderas, haciendo "afiladores" cada 50m, la luz concentra demasiado su potencia, no veo perfiles laterales y me como todo. Todo esto a diez por hora, claro, muy inseguro. Tras algún ajuste de luz empiezo a ir mejor, y despacito, seguimos a nuestra ritmeta. Y empieza a chispear. Lo que faltaba. Para que luego digan que los meteorólogos fallan...

Llueve muy poco pero lo suficiente para mojar piedras; incluso cuando deja de llover, el rocío, la humedad y el estar a ratos cerca de ríos hace que las piedras estén siempre mojadas. Las piedras eran de la familia del 'hielocabrón' y, en efecto, algo patinaban. Mal mal. Bajadas, subidas, todo: era o te la jugabas bastante o ibas empujando la bici. Sólo en un tramo llano y con mucho cuidado conseguimos ir sobre la bici. Nos quedaban 50km, seguíamos haciendo el gañán, empujando, casi cayéndonos en muchas ocasiones, y nos acabó de rematar una impresionante subida, corta -yo creo que no pasaba de 250m, mi hermano dice que el GPS le decía 600, qué sabrán los GPS-, calzada romana, de no menos de 30%, y entera de piedra. Ahí sí empecé a sufrir, agonizando, cada cinco pasos me tenía que parar porque iba mal, me encontraba débil y hambriento, y encima con lo que resbalaba y se trababa la bici te caías para atrás casi más que avanzabas. Una soberana mierda. Debimos tardar no menos de quince minutos para ese tramo, pedí un 'stop and go' para comer algo. Casualmente eran las 22h00, la hora del cierre de la carrera.

Cierre de control, DNF, excusas, razones y justificaciones

Saber que ya estábamos fuera de carrera, con unos 40-45km por delante, y con el panorama de ir a 4-5km/h empujando la bici no es de lo más animado. Pensamos qué hacer. ¿Merece la pena? Cuando no estás en carrera por un fuera de control o como a veces me ocurrió cuando era joven y corría en rallye en bici y cuando te doblaba el primero te tenías que retirar no es un abandono en sí, es que te has quedado fuera/ te han dejado fuera. Sólo nos quedaba el orgullo de acabar lo que habíamos empezado, pero, honestamente, tenía y tengo el orgullo muy tranquilito él. No eran los kilómetros, ni las horas, se me hacía muy poco atractivo empujar la bici durante 5-6-8h, lo que fuese, para no hostiarme por el "hielo" de las piedras ¿y llegar  así a Lisboa casi al amanecer y luego 10h de coche? Teníamos algo de comida (y si no podíamos hacer uso de bares, estaba permitido), pilas para GPS y luces, era cuestión de horas y paciencia, pero yo no había ido a eso. A empujar no. Que lo tienes que hacer, lo haces; que en una subida la técnica no te da, la empujas; pero no 20-25km, ni 15, por mi parte no, no era el objetivo del año, ahí lo das todo; ni es correr, que vas andando y avanzas, aunque sea despacio; es cargar con un muerto de bici durante horas que personalmente no me seducía nada.

Lo hablamos, miramos el mapa a ver qué nos esperaba (nada bueno, claro), habíamos hecho justo 150km y nos faltaba solo un pequeño sector (el final lo conocíamos, habíamos pasado por él dos veces...), y decidimos que ni nuestro orgullo ni nuestro ego necesitaban penar. Y sin problema, no me arrepiento de nada. Lógicamente cuando empiezas algo quieres acabarlo, he sufrido diez veces más en muchas otras ocasiones, en bici, a pie o como fuera, pero tenía la sensación de que si lo hacíamos era solo "por cojones", y así hay que hacer unas cosas, pero no otras. Se pueden argumentar muchas más razones, como que nadie sabía de nosotros desde la salida, podría ser peligrosa una caída sin cobertura de móvil, sin nadie de la organización ni corredores cerca ni saber por donde atajar, etc., pero la principal es que no quisimos.

Llamamos, a las dos horas nos fueron a buscar, nos estaban esperando para poder ducharnos -mientras tanto nos lavaron las bicis- y nos tenían comida preparada (detalles humanos de una organización que el corredor aprecia). Camino del hotel hicimos parada en el clásico McAuto salvador, pero a duras penas pude comer o beber dado que tenía un espectacular dolor de garganta (vaya usted a saber el porqué, esas taras que te salen cuando te pegas palizas majas) que nunca me había molestado en carrera, y a eso de las 04h00, 23h después, llegó el deseado momento de dormir.

Buen fin de semana, las cosas no salieron como esperábamos (la verdad, me imaginaba un reventón increíble, no este cúmulo de circunstancias), pero experiencia interesante y que me ha gustado.

El mismo organizador, aparte de carreras de mountain bike en línea -o a una vuelta-, por etapas y 24h, tiene también de trail. Portugal es un bello país, con gente la mar de maja y educada y que siempre es buen destino para ir a hacer algo interesante, así que posiblemente vuelva, más tarde o más temprano, a apretarme alguna tuerca por allí.
s

+: Oh Meu Deus

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Tuvo que ser todo una aventura los 2 sólos y en autosuficiencia.

De todas formas, y a pesar de que te alabo por muchas cosas de las que publicas en este blog, creo que en este caso fue una imprudencia por tu parte correr esa carrera sin la preparación específica. Que se quedaran fuera de control a 45 km de meta lo que suponen al menos 3 horas de ruta, dice mucho de la dureza de la prueba.

CorriendoporelCampo dijo...

Pues a mí me parece que hiciste DPM!: la locura de hacer la carrera sin entrenar y la cordura de no penar en vano... (después de 150 km, claro!) Además, una aventura así con tu hermano no tiene precio y siempre queda en el saquito de los recuerdos con sonrisa. Algo habrá que contarle a los churumbeles en las cenas de Navidad...
Q

ser13gio dijo...

Estoy en parte de acuerdo, Anónimo, no me lo pensé demasiado -y cuando lo hice ya estaba inscrito-; a ver, no soy nuevo con la bici, ni en deportes largos, ni en técnica, ni en mecánica y más o menos me conozco, pero te doy la razón en que las cosas hay que hacerlas bien o mejor no hacerlas. A pie nunca hubiese hecho un esfuerzo parecido (ni en horas ni en kilómetros equivalentes), porque correr es muy doloroso y te puedes lesionar, pero en bici, pedaleando tranqui pues aguantas más.

Tres horas de ruta... montado en la bici, empujando podían ser 8 tranquilamente, y por ahí ese día no quise pasar.

Corriendo, sí, la experiencia fue buena, me deja buen recuerdo, eso es lo que vale. Ya digo que por acabar se acababa, pero prefiero quedarme un recuerdo majo que con un infierno y el orgullo un poco más inflado cuando seguro no entrábamos en clasificación, que al final era una competición, no una ruta a nuestro rollo.

Los churumbeles estarán hartos de batallitas y las verán lo más normal del mundo, y tirando a cansinas, es lo que van a conocer, je je.

Saludos,
s

spanjaard dijo...

Reeespect.

El DNF significa que todavía te quedan dos conexiones neuronales sanas.

SPJ

Jaume Tolosa dijo...

Se agradece el rollo que nos has pegado para decir que acabste en un Mcauto. Que poco celebro tienes en la cabeza, pero esto no es nada nuevo!!

A recuperar y a por otra!!!

ser13gio dijo...

Me quedaban dos conexiones neuronales, ahora solo una, la de aguantar los esfínteres.

No lo has pillado o has leído por encima, Jaume. Tanta verborrea es para lamentarme de lo injusto que fue tener que darle media McLusitana a mi hermano porque no era capaz de tragar. Una injusticia que me reafirma en la inexistencia de las deidades.
s

mayayo oxigeno dijo...

Desde luego, con un par como esta podeis empezar una saga tragicómica: "La aventura es la aventura" Por Fernández & Fernández. Ya me imagino a todas los poderosos canales afines abandonando a los Calleja Bros y apostando por el dúo del futuro :D

En fin, muy buena noticia la vuelta a la actividad, aunque el plan fuera a dos ruedas y se acabar a cuatro patas.
Y no puedo estar más de acuerdo en el epílogo: Algunos cosas tocar hacerlas porque sí. Otras...es un absurdo que le quitaría toda la gracia y solo dejaría mal recuerdo. Cada uno sabe donde pone la raya en cada caso.

PD: Voto por una suscripción popular para el 13Team en la Titan Desert! Si han logrado esto en una vueltina alrededor de Lisboa, no quiero pensar lo que puedan lograr allí... :)

ser13gio dijo...

Voto por la suscripción popular a la Titan, venga daos prisa en aportar vuestro diezmo que está al caer, je je. Y yo voy pasado de entrenamiento...

Espero que la mente no me juegue malas pasadas en otros eventos y coja el camino de 'sentarme en una piedra a esperar a que cierren el control', pero es de las veces más absurdas que me ha parecido sufrir, sobre todo por lo de empujar, que teníamos tela y estar fuera de carrera. Ya digo que no me arrepiento, me hubiera gustado acabarla, y ver a alguien en todo el santo día, pero fue divertido, durillo y bonito, no se puede pedir más.

Saludos,
s

davidiego dijo...

Y todo esto por el capricho de tomar media hamburguesa...

Enhorabuena

Xocas dijo...

Buena crónica. Si no te lastimaste, se dan por buenas las penurias y la experiencia. ¿Para cuando la próxima?

ser13gio dijo...

Al final fue una buena experiencia sí, ahora se cumple una semana (parece un mes) y ya lo recuerdo con cariño. Ni idea de qué será lo próximo, vivo al día en esto, lo más importante es el Aquiles, el resto, según venga.
s

Related Posts with Thumbnails