La burbuja organizativa

viernes, 20 de agosto de 2010

En los últimos meses se están cayendo de los calendarios deportivos una importante cantidad de carreras de montaña, triatlón y mountain bike, y sólo hablo de sectores que sigo con cierta proximidad. Pruebas por etapas, triatlones de corta y larga distancia, competiciones de montaña de diversas distancias, hay de todo. La gran mayoría tienen en común grandes expectativas, bonitas webs y espantada penosa.

Igual que ha habido burbuja del ladrillo, económica, educativa, periodística y no sé cuántas más, intuyo que en la organización de eventos deportivos ha ocurrido algo parecido, cantidades ingentes de carreras, a cada cual con inscripciones más costosas, patrocinadores de prestigio detrás, empresas en muchas ocasiones desconocidas que las soportaban, logotipos y mucha foto bonita para encandilarnos… y el mes previo a la celebración, un “globo” que sale volando; y al igual que los de verdad, sólo paran quietos cuando la presión exterior e interior se igualan, es decir, cuando la presión relativa se iguala a cero. A nada.

La cuestión es por qué esos globos han salido disparados cuando se supone que estaban firmemente agarrados. ¿O es que no lo estaban? De entre las razones que son públicas, algunas no convencen; y si nos atenemos a chismes y cuchicheos, es cuando el título de este post cobra sentido. Hay que ser mal pensado, pero a veces siéndolo te acercas más a las razones verdaderas que a las publicitadas. Aunque respeto el ingente trabajo que supone organizar una prueba deportiva, lo difícil que es convencernos, y lo desagradecidos que somos, en demasiadas ocasiones el tufillo del negocio está impregnando el deporte de un hedor pútrido, y las organizaciones deportivas no son ajenas a ello, porque donde hay dinero inevitablemente hay intereses, no todos sanos; aunque a todos nos encanten los billetes y queramos coleccionarlos, como todo en esta vida, se puede hacer de muchas maneras. Y desgraciadamente parece que algunos han querido acortar lo que a otros les lleva años, se han querido comprar el Audi antes que el SEAT, y al final, como siempre, los que quedan con cara de tontos son los participantes. Si la única inversión ha sido un dominio, una web, unos cuantos kilómetros de coche y unas dietas para entrevistarse con autoridades y patrocinadores, y bastante humo (desconozco el precio de éste en el mercado), pues mejor que se queden al margen de nuestros deportes. Las inversiones en todos los negocios son un riesgo, y si el primer año o lustro hay que ganar lo justo o no ganar nada, pues así es la vida, y todo el que empieza un negocio lo sabe; como para lanzar una web y presentar un proyecto no se necesita casi nada de inversión, y si genera expectación (a 100, 200 o 400€ el “expectado”) pues a hacer caja, y si no lo hace, “página en construcción” y solucionado.

A la vez creo que quienes llevan tiempo en esto y están pasando las de Caín, haciendo lo humanamente posible por sobrevivir, debemos prestarle nuestro apoyo, ser comprensivos con los errores y decantarnos por gente que ha estado, está y estará con el deporte. Ellos sí son parte de nuestro deporte, y aunque quiero pensar que todos tenían ilusión al comenzar sus proyectos, hay que ser modesto y humilde, algo que no nos suele sobrar cuando lo primero que hacemos al encender el ordenador es mirar los últimos movimientos del banco.

Los que dicen que «han perdido un patrocinador por la crisis y se ven obligados a suspender la competición porque no se pueden garantizar los servicios y la calidad que se le iba a ofrecer al corredor»… pues adiós muy buenas, estamos encantados de que no os lucréis con nuestro dinero. Las crisis tienen también su parte buena, hay que ser positivos: espanta a las sanguijuelas.
s

© Sergio Fernández/Adventure Life

Artículo Original: Adventure Life

4 comentarios:

davidiego dijo...

hay un poco de boom de pruebas y todos quieren ganar dinero rápido, y esto es un trabajo paciente de ir haciendo bien las cosas poquito a poco y bien. No han sido pocas las carreras que ahora agotan inscripciones que empezaron con un gran capital de ilusión y perdiendo dinero, pero ahora son el modelo que quieren alcanzar los advenedizos.

Por un lado me alegro de que se espanten las sanguijuelas, pero hay gente a la que les han chupado las ilusiones, planificación de temporada y dinero y eso no tiene precio. Deberían compensar a la gente agraviada, o hacer la prueba aunque corran 20 gatos, cosa nada rara hace años. Espero que no seamos tontos y sepamos en quién confiar.

ser13gio dijo...

De eso se trata, de ganar dinero, pero también del cómo. Hacerlo rápido y fácil es lo mejor, y me parece bien si tienes la "suerte" o habilidad, pero es que más de uno y de dos se han flipado con el asunto, son agencias de marketing o montadores de eventos, y les da lo mismo un concierto o un triatlón, o promocionar Rockstar en una fiesta o en una carrera. Y como nadie les obliga a nada, pues vienen las decepciones, por todas las partes.

He evitado conscientemente dar ejemplos para no herir sensibilidades ni crear polémicas (para que luego digan que me gusta la marcha), y los agraviados se la tendrán jurada a unos cuantos, pero algunos se han olvidado que las inversiones son necesarias, y que su cliente, aunque palmes pasta, le tienes que dar lo prometido. Si has fallado en algo (previsión, precio...), pues te jodes macho, pero esa edición con los que han pagado la tienes que hacer. Pero no, la peña tiene la geta bastante dura y adiós muy buenas, no pasa nada. No sé si alguien tiene que velar por nuestros intereses, o somos nosotros con nuestras decisiones los que velamos por nuestro culo, pero desde luego se les ha visto el plumero a unos cuantos.
s

Almasy dijo...

Muchas veces nos quejamos de que haya pruebas que obligatoriamente sean organizadas por Clubes o Federaciones. Podemos estar de acuerdo o no, pero es una manera de dar continuidad al calendario.

Esta claro desde hace tiempo que muchos organizadores sólo buscan ganar pasta, cobrando mucho y ofreciendo muy poco. Personalmente me alegro de que estas empresas pinchen, no por los empleados que son otros damnificados, sino por los que buscan el negocio a toda costa. Tener en mente un objetivo y que de buenas a primeras te lo cancelen, jode muchísimo.

Yo también daría nombres, pero me los callo, aunque me parece que todos los tenemos presentes.

ser13gio dijo...

Tampoco sé si las federaciones son el mejor baluarte deportivo, todos sabemos que son órganos de poder, y como tal, a alguno le nubla la mente. Incluso en clubes, que parece algo más "mundano" hay luchas intestinas, facciones y separatismos, o alguno lo hace a su medida.

Generalizar da lugar a grandes imprecisiones, confío más en las personas que en los grupos; un organizador puede amasar dinero, a la primera y pagándoles nosotros un pastizal y que haga perfecto su trabajo y merezca de sobra que vuelva a tener éxito. Hay que dar con buenas personas, profesionales y gente que aporte a este deporte (o a cualquiera), y eso no es fácil.

Di nombres si eres valiente, je je.
s

Related Posts with Thumbnails